Contrata EPN a agencia americana

0

Enrique Peña Nieto contrata una compañía propagandística de Estados Unidos para posicionar una imagen positiva durante el periodo de transición hacia su toma de posesión de la presidencia de la República, el próximo 1 de diciembre. CLSA es la misma compañía utilizada por el régimen golpista de Honduras y otras figuras públicas latinoamericanas con problemas de credibilidad.

 

Bill Conroy/ The Narco News Bulletin

El presidente de facto-electo de México, Enrique Peña Nieto ha contratado a la compañía de relaciones públicas con sede en Washington, DC Chlopak, Leonard, Schechter y Asociados (CSLA) para ayudarlo a difundir propaganda positiva durante el período de transición previo a su toma de posesión oficial como presidente de México el 1 de diciembre de este año.

Es interesante que Peña Nieto haya elegido a CLSA a la luz de las recientes denuncias de compra de votos y lavado de dinero que se han formulado en su contra y de su Partido Revolucionario Institucional (PRI) por los partidos opositores.

CLSA es la misma compañía estadounidense contratada en el otoño de 2009 por el régimen del presidente de facto de Honduras Roberto Micheletti, a raíz de su golpe de Estado en esa nación centroamericana.

El registro de agentes extranjeros de CSLA (Ley FARA, por sus siglas en inglés) en el Departamento de Justicia, describió su misión en Honduras como promotora de la dictadura del presidente usurpador Roberto Micheletti, como una democracia “a través del uso de los medios de difusión, contactos con políticos, eventos y la difusión pública de información para el personal del gobierno de los funcionarios gubernamentales, medios de comunicación y grupos no gubernamentales”, todo con el objetivo de promover “el nivel de comunicación, la sensibilización y atención sobre la situación política en Honduras.”

La misión registrada el 6 de julio por CSLA, en nombre de Peña Nieto, contiene un lenguaje muy similar que describe los objetivos de proporcionar “asesoría en comunicación y asistencia al equipo de transición [de Peña Nieto], incluyendo la difusión de noticias/anuncios del equipo de transición, seguimiento de la evolución de noticias y la política relacionada con los intereses México-Estados Unidos.”

Las entidades extranjeras, incluidos los partidos políticos, que llevan a cabo campañas de cabildeo o de propaganda en los EU están obligadas a registrarse en el Departamento de Justicia de la Unión Americana bajo la ley FARA.

De acuerdo con los conteos oficiales, el candidato del PRI, Enrique Peña Nieto, obtuvo la mayor cantidad de votos en las elecciones presidenciales mexicanas del 1 de julio, obteniendo un porcentaje de votación del 38%. Sin embargo, la elección se vio empañada por acusaciones de corrupción y manipulación de los medios por parte de Peña Nieto y el PRI —a menudo conocido como el dinosaurio de la política mexicana dado que gobernó a México por 71 años antes del 2000. Durante ese reinado, el PRI aseguró su control del poder a través de un arraigado sistema de clientelismo, propaganda y corrupción que incluía relaciones con narcotraficantes.

Pero CLSA está acostumbrada a promover las credenciales de líderes mundiales ilegítimos, particularmente en América Latina. Su cliente hondureño en 2009, el régimen de Micheletti, tomó el poder en junio de ese año después de usar al ejército para remover del poder al presidente democráticamente electo, Manuel Zelaya, bajo el pretexto de que había violado la constitución de la nación.

Conexiones Zedillo/Uribe

Además del régimen de facto de Micheletti, los últimos clientes de CLSA incluyen al ex presidente mexicano Ernesto Zedillo, quien gobernó México de 1994 al 2000 como miembro del PRI, quien ahora vive en los EU y es profesor en la Universidad de Yale. Zedillo tiene una demanda pendiente en el tribunal federal de EEUU que lo acusa de haber cometido crímenes de lesa humanidad por su supuesta complicidad en la matanza de 45 personas en Acteal, Chiapas en 1997. Los abogados de Zedillo han afirmado que en la demanda tiene derecho a la inmunidad de “jefe de estado” y sostienen que el gobierno mexicano apoya dicha inmunidad.

El juez del caso ha pedido al gobierno de EEUU presentar una “declaración de interés” en el caso, con respecto a su posición en la supuesta inmunidad de Zedillo.

Otro de los últimos clientes de CLSA es Álvaro Uribe, quien fue presidente de Colombia entre 2002-2010. Hasta el momento, seis socios de CLSA se han registrado bajo la ley FARA indicando que proporcionarán servicios de propaganda para Peña Nieto y su equipo de transición. Entre ellos está Shannon Hunt, socia de CLSA, quien en una biografía publicada en la página web de la compañía, acredita su papel como orquestadora de la “aplastante victoria presidencial” de Uribe en 2002, cuando fungía como su asesora.

Coincidentemente, Peña Nieto ha utilizado al ahora retirado jefe de la policía nacional de Uribe, el general Oscar Naranjo, para servir como su asesor de seguridad en la guerra contra las drogas en México. Aunque a Naranjo se le considera un “superpolicía” en la política estadounidense por sus pasados éxitos en la lucha contra el narcotráfico, en Colombia no deja de tener sus críticos.

El ex agente de la CIA, Baruch Vega, quien por años ha trabajado para varias agencias policiales estadounidenses en importantes operaciones encubiertas contra narcotraficantes en Colombia, sostiene que Naranjo es parte del problema.

“[Él] es parte de la corrupción”, dijo Vega a Narco News en una entrevista anterior. “Todos los traficantes que se estaban entregando y hablaban con el gobierno de los EEUU [en ese momento Vega trabajaba en activo en el gobierno de los EEUU]hablaban de la corrupción de la PNC [Policía Nacional de Colombia] – especialmente de los coroneles Danilo González [que en 2004 fue asesinado en Colombia después de ser acusado en los EEUU por cargos de narcotráfico], y Óscar Naranjo [entonces jefe de inteligencia de la PNC].”

Naranjo niega las acusaciones y, de acuerdo a un cable del Departamento de Estado de EU publicado por Wikileaks, afirma que Vega es un “narcotraficante”.

Fuente: NarcoNews

http://www.narconews.com/Issue67/articulo4617.html

 

Comentarios

Skip to toolbar