Conato de incendio antes de explosión

0

La Presidencia de la República reveló que el edificio B2 del Centro Administrativo de Petróleos Mexicanos (Pemex) en la ciudad de México, donde el 31 de enero se registró una explosión que provocó la muerte a 37 personas, ya había sufrido un conato de incendio. Detalló que ese edificio no se volverá a ocupar y que el B1 temporalmente no tendrá labores.

A través de su sitio en Internet, Los Pinos detalló que Petróleos Mexicanos ya inició el pago de indemnizaciones para las familias de 33 de las 37 las personas fallecidas, que en algunos casos ya se cubrió el pago. Asentó que en todos los casos se cubrirá al 100% estas indemnizaciones.

Indicó que se han realizado la revisión de diferentes centros de trabajo y se ha fortalecido el programa de mantenimiento para instalaciones de Pemex. Destacó que Pemex eroga anualmente alrededor de 100 millones de pesos en servicios de mantenimiento.

“Los peritajes tras el incidente concluyen que no existe daño estructural. No hay desalineamiento y las soldaduras no muestran indicios de fatiga ni grietas. Sin embargo, por su propia antigüedad, se ha decidido no volver a ocuparlo”, se detalló.

La Presidencia de la República publicó anoche un apartado que denominó “Preguntas sobre Pemex”, donde presenta diez preguntas en torno al siniestro del 31 de enero con sus respectivas respuestas.

Detalló que el edificio B2 se construyó en 1968, que tiene 12 pisos y una altura de 53 metros sobre una superficie de mil 183 metros.

Agregó que ahí se albergan sobre todo oficinas administrativas de Pemex Gas y Pemex Refinación, un área administrativa de Tecnologías de Información y oficinas del jurídico, así como archivos y una planta potabilizadora de agua. Trabajaban ahí 1700 personas.

Indica que principalmente había archivos del área de administración patrimonial y de la Subdirección de Recursos Humanos y Relaciones Laborales. “Dichas áreas están reclasificando la documentación recolectada; se ha recuperado ya la mayoría de estos archivos”.

La Presidencia indicó que el edificio estaba clasificado como nivel de riesgo ordinario, conforme a la norma oficial mexicana NOM-002-STPS-2010, ya que es meramente de oficinas administrativas.

“Cumple con los lineamientos de construcción del DF y cuenta con constancias de seguridad estructural emitidas en 2012”, apuntó.

Afirmó que el edificio había recibido mantenimientos oportunos, como consta en las bitácoras entregadas a la PGR. Sostiene que hay condiciones de seguridad para el reinicio de labores en el centro administrativo.

“Se han revisado exhaustivamente todos los sótanos y los lugares donde pudiera haber acumulación de gases y en todos los casos se ha registrado un nivel de explosividad cero. Se han tomado todas las precauciones; los peritos nacionales e internacionales ya revisaron todas las instalaciones y permitieron su ocupación”, indicó.

Fuente: El Universal

Enhanced by Zemanta

Comentarios

Skip to toolbar