Codicia de bancos ha durado demasiado

0

La manipulación del Libor por parte de Barclays es el enésimo escándalo que sacude el mundo de la finanza. Y quizás sea sólo la punta del iceberg de una cultura bancaria corrupta.

Otros bancos como UBS, RBS, Lloyds y HSBC están en el punto de mira. La manipulación del libor, el tipo de interés interbancario fijado en Londres, y quizá también su equivalente europeo, el euribor, es una falta muy grave y con consecuencias, según la Autoridad de Servicios Financieros.

“Hemos detectado malas prácticas muy graves relativas a cómo preparaban sus propuestas para fijar el libor”, explica su directora Tracey McDermott, “El libor es un índice de referencia muy importante para millones de contratos en todo el mundo”.

Protegido con celo por el Gobierno, el sector bancario es uno de los grandes motores de la economía británica. En las últimas décadas prosperó gracias a un ambiente económico de total permisividad. Los pluses y enormes salarios de sus dirigentes, a pesar de la crisis, sentaron muy mal a la opinión pública.

Un ejemplo es el ex director general de Barclays, Bob Diamond, con su sueldo anual de 1.3 millones de libras y la arrogancia que dejó clara al declarar en el Parlamento en 2011. “Hubo un período para los remordimientos y las disculpas de los bancos. Ese período tiene que acabar”, decía.

Hoy, los británicos declaran confiar menos en los banqueros que en ministros, políticos y otras profesiones. Según recientes encuestas, al preguntar al público británico si confíaría en que un banquero le dijese la verdad, sólo el 10% dicen que confiarían en el banquero, y casi cuatro de cada cinco, el 78%, afirman que no.

Las medidas de austeridad sumadas a los planes de rescate a los bancos británicos y la codicia de éstos provocaron la indignación del movimiento “Ocupa Saint Paul”, en la City londinense.

Pero para la fundadora de la ONG MyBnk, Lily Lapenna, hay que llegar aún más lejos: “Creo que con la recesión de 2008, todos nos dimos cuenta de que los consumidores también tenemos nuestro papel en la crisis financiera y como consumidores, debemos estar bien informados, e interactuar con el sistema bancario a su mismo nivel. Por eso, creo que una educación financiera desde pequeños es algo extraordinariamente importante”.

En definitiva, como explica el corresponsal de euronews en Londres, Ali Sheikholeslami, “La confianza de los británicos en el sector bancario está hecha trizas, y esto no se debe sólo al escándalo del líbor o las malas prácticas de ciertos individuos sino que tiene más que ver con una cultura de codicia y corrupción que ha durado demasiado”.

Fuente: EuroNews

Comentarios

Skip to toolbar