Ciudad Juárez en antesala de otra crisis migratoria

0

ECon un promedio de más de 100 expulsados por día desde Estados Unidos y la creciente llegada de migrantes que esperan cruzar la frontera tiene a los albergues saturados y en la incertidumbre a las miles de personas que se han quedado varadas en esta frontera.

Por Verónica Martínez / La Verdad Juárez

La decisión de un Juez federal que obliga a Estados Unidos a continuar la expulsión inmediata de migrantes bajo el Título 42 colocó a Ciudad Juárez en la antesala de nueva crisis humanitaria, debido al aumento diario de la población migrante en esta frontera.

El flujo de más de 100 expulsados por día desde territorio estadounidense bajo el Título 42 y la creciente llegada de migrantes que esperan cruzar la frontera tiene a los albergues cerca de saturarse. Esta situación se registra pese a que cientos de migrantes más se encuentran en espacios que rentan por su cuenta en hoteles o viviendas, mientras otros habitan casas en condiciones de abandono.

“Creo que ahora si va a ser necesario que el Gobierno y las instancias gubernamentales den una respuesta [pronto]porque por el momento si estamos algo rebasados”, dijo Rosa Mani, coordinadora de la red de albergues Somos Uno por Juárez, conformada por 15 de los 23 espacios de refugio humanitario que operan en la ciudad, principalmente por organizaciones civiles y religiosas.

La situación alertó a las autoridades quienes la mañana de este viernes abordaron el tema durante la reunión de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz que se integra por representantes de los gobiernos federal, estatal y local. Ahí se analizaron estrategias para implementar ante un nuevo repunte en la migración por la posible suspensión del Título 42, la cual fue bloqueada horas más tarde por un Juez federal estadounidense de Luisiana.

Migrantes haitianos
varados en Ciudad Juárez se concentraron frente a la Catedral. Foto: Blanca Carmona, La Verdad.

Aunque el panorama es distinto al esperado por las autoridades con esa revocación, la preocupación se mantiene porque la concentración masiva de migrantes en esta comunidad seguirá incrementándose por la expulsión de personas desde el norte y los que continúan arribando desde el sur.

Los migrantes varados en la ciudad comienzan a desesperarse y buscan cruzar la frontera. Esto motivó a que cerca 300 personas provenientes de Haití se concentraran este viernes frente a la Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe en la zona centro, para acudir a la Oficina de Movilidad Humana de la Diócesis de Ciudad Juárez en busca de información sobre Título 42.

“Tienen miedo de que mucha gente está permaneciendo aquí sin ser escuchados. Catedral ha sido de muchas maneras su casa y ellos vienen a pedir auxilio y ayuda para ver si nosotros los podemos registrar (para cruzar) pero nuestra capacidad no es esa”, dijo Cristina Coronado la coordinadora de la oficina que da atención humanitaria como repartición de despensas, ropa y orientación para personas que recién llegan.

“Nosotros vinimos aquí porque sabemos que hay una organización que nos puede ayudar a cruzar a los Estados Unidos. Nosotros no queremos cruzar a Estados Unidos de ilegal”, dijo Félix un migrante de Haití que esperaba ser atendido por la oficina de Movilidad Humana.

Gerta, una mujer haitiana mencionó que era la primera vez acudía a la oficina de atención a migrantes a pesar de llevar ya varias semanas en Ciudad Juárez.

“Vine buscando ayuda para ver si hay personas para ayudar a entrar [a los Estados Unidos]porque no quiero deportación. Tengo mucho tiempo haciendo esto para que nos echen para atrás”, dijo.

Muchas de las personas que se presentaron en la Catedral llevan ya varias semanas, y unos hasta meses, en Ciudad Juárez, explicó Coronado. Estos acudieron a la oficina impulsados por rumores de posibles excepciones al Título 42 que se han estado otorgando y a través de las cuales han podido cruzar a los Estados Unidos una cantidad indefinida de personas migrantes.

Título 42 es una disposición que implementó el Gobierno de Donald Trump en marzo del 2020, con el argumento de prevenir la propagación del COVID, y prevalece aún en la actual administración de Biden. Este orden impide a las personas migrantes presentar solicitudes de asilo humanitario debido a que al cruzar la frontera son expulsadas inmediatamente por autoridades migratorias.

Migrantes concentrados frente a Catedral de Ciudad Juárez piden ayuda para cruzar a Estados Unidos. 20 de mayo de 2022. Foto: Blanca Carmona, La Verdad.

Los defensores de los migrantes han insistido en su petición de eliminar el Título 42, pero esto no va ocurrir por ahora.

CAPACIDAD Y RECURSOS LIMITADOS EN ALBERGUES

En la cocina ocupada y ruidosa del albergue Solus Christus, el pastor Rodolfo Barraza recibe una llamada por teléfono mientras conversaba con los migrantes que acabaron de llegar. La persona al otro lado de la línea le pide un espacio de acogida para sus tres hijas. Barraza le pregunta cuántas personas buscan alojarse.

“Mira, me hablas en el momento indicado. Te habría dicho que ya no hay cupo pero hoy me acaban de confirmar que mañana se van justo tres personas. Solo necesitaría saber cuándo llegarían y te pediría que fuera pronto para apartarles el lugar”, dijo el director del albergue.

El albergue lleva casi dos semanas hasta el tope de su capacidad con un flujo que “entra y sale”, dijo Barraza explicando que diariamente llegan nuevas personas buscando alojamiento. Al mismo tiempo el espacio de acogida se ha desahogado con la partida de personas que logran cruzar a través de excepciones al Título 42.

El albergue Solus Christus no había estado tan lleno desde el 2019, dijo el pastor Rodolfo Barraza. Contando con 50 literas, Barraza menciona que siempre tratan de mantener el albergue a un 90 por ciento de capacidad en caso de tener que acomodar a algún grupo de personas que llegue inesperadamente.

“No sé si esto de la revocación del Título 42 impulso a gente a venirse”, dijo Barraza. “Pero aquí en la puerta del albergue, me canso de decirle a la gente que la frontera no está abierta”.

El flujo migratorio proviene tanto del sur con gente de países de Centroamérica y de los estados de Guerrero y Michoacán, así como del norte con personas que han sido retornadas a México desde Estados Unidos bajo diversas políticas migratorias.

Este arribo de migrantes se topa con espacios limitados en los albergues y con las organizaciones rebasadas ante la actual demanda de atención humanitaria.

Dando atención a diferentes poblaciones y con diferentes capacidades la mayoría de los albergues reportan estar ya cerca de saturarse, dijo Rosa Mani, de la red de albergues Somos Uno por Juárez.

Mani comentó la red Somos Unos Por Juárez advirtió sobre la importancia de no saturar a los espacios humanitarios.

“Por nuestra parte no vamos a recibir gente más arriba de la capacidad de atención porque esto implica tener que doblegar esfuerzos y aparte recordemos que no son espacios que cuentan con un horario y salario”, afirmó.

La coordinadora explicó que aceptar personas en los albergues va más allá de tener espacio y literas para dormir, también considerar la alimentación y recursos sanitarios para dar un alojamiento y atención digna.

La Oficina de Movilidad Humana de la Diócesis Católica de Ciudad Juárez también ha visto un incremento significativo en la demanda de servicios para personas que acaba de llegar a la frontera. En promedio están recibiendo a cerca de 10 familias diarias además de la atención fija que dan a de entre 40 y 50 familias que ya llevan meses de estancia en Ciudad Juárez, dijo la coordinadora de la oficina.

Muchas de las personas que se presentaron en la Catedral llevan ya varias semanas, y unos hasta meses, en Ciudad Juárez. Foto: Blanca Carmona, La Verdad.

La atención que buscan los recién llegados es alojamiento y alimentación, mientras la atención fija se enfoca en programas de alimentación y de entrega de leche materna, pañales y ropa.

A pesar de que “mucho esta al aire” en torno a la política migratoria, Coronado menciona que la organización continuará brindando atención humanitaria, orientación y ropa y alimento a la población en movilidad, especialmente a la de Haití que continua llegando en gran cantidad.

“Antes del 23 (de mayo) estábamos todos tratando de prepararnos porque si se levanta (el Título 42), no sabíamos exactamente cuál sería la respuesta”, dijo Coronado. “Lo que sé es que hay un flujo muy alto. Hay mucha gente llegando, hay mucha gente”.

CRUZAN CON EXCEPCIONES A TÍTULO 42

Aun cuando la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza ha hecho hincapié en que la orden de salud pública sigue vigente y la continúan aplicando con adultos que viajan solos y en familias, espacios humanitarios en Ciudad Juárez han reportado la partida de migrantes que lograron ingresar a Estados Unidos con excepciones a la orden de salud pública.

Consultadas sobre esta situación reportada en Ciudad Juárez, las autoridades de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza respondieron:

De acuerdo con disposiciones de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, DHS continúa aprobando excepciones al Título 42 revisando caso por caso a individuos particularmente vulnerables de todas las nacionalidades por razones humanitarias.

La situación fue confirmada por el coordinador de Consejo Estatal de Población (COESPO), Enrique Valenzuela.

“Es la autoridad norteamericana de CBP que nos ha dado razón de la posibilidad de recibir a personas primordialmente vulnerables entre la población en movilidad. Nosotros meramente somos un canal para recibir los casos para que sean considerados por los diferentes actores involucrados”, dijo.

El funcionario detalló que en la última semana han logrado otorgar estas excepciones a hasta 30 personas diarias de diversas nacionalidades agregando que se ha dado prioridad a “casos excepcionales”.

Sin embargo, ni las autoridades estadounidense ni las mexicanas abundaron en los criterios que se toman en cuenta para otorgar las excepciones a los migrantes considerados vulnerables.

En promedio están recibiendo a cerca de 10 familias diarias además de la atención fija que dan a de entre 40 y 50 familias que ya llevan meses de estancia en Ciudad Juárez. Foto: Blanca Carmona, La Verdad.

TÍTULO 42 PERMANECE VIGENTE

En abril, la oficina de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) dio a conocer su revalorización ante el Título 42 permitiendo que a partir del 23 de mayo se levantara la orden. La permanencia de esta política migratoria continuaba siendo incierta hasta el día de hoy en que un juez federal emitió una orden judicial preliminar que bloquea la suspensión del Título 42.

La política migratoria ha sido ampliamente criticada por defensores de derechos humanos por violar la ley internacional de refugiados. Desde su implementación en marzo del 2020, La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) ha reportado cerca de 1.8 millones de encuentros con migrantes que ha resultado en expulsiones bajo el Título 42.

Es difícil precisar el total de personas expulsadas a México bajo esta orden ya que la mayoría de los aseguramientos de las personas se tratan de intentos de cruces múltiples. Autoridades de CBP estiman que el 28 por ciento del total de encuentros nacionales involucraron a personas que ya habían intentado cruzar al menos una vez.

En el sector de El Paso se reportó un total de 14 mil 875 encuentros en el mes de abril que resultaron en expulsiones bajo el Título 42 y 14 mil 963, bajo el Título 8 clasificando a las personas que intentan cruzar como “inadmisibles”.

La política migratoria continúa retornando a cientos de personas diariamente dejando a miles de personas varadas en Ciudad Juárez ante la espera de mejores condiciones migratorias. Esto trajo desafíos para la sociedad civil y los espacios humanitarios en Ciudad Juárez, explico Blanca Navarrete, directora de Derechos Humanos Integral en Acción.

Sobre el bloqueo a la suspensión del Título 42, Navarrete dijo: “Ya lo temíamos porque Luisiana y los otros estados que habían estado poniendo esta presión de que no fuera eliminado el Titulo 42. Eventualmente en la corte están los jueces que dejo Trump entonces veíamos una alta probabilidad de que esto ocurriera”

La decisión que hasta esta semana estaba pendiente, causó incertidumbre entre personas migrantes que siguen llegando a la frontera norte esperando una resolución favorable a sus casos migratorios y entre la red de albergues, organizaciones civiles local e internacionales y las instancias de gobierno que dan atención a personas en movilidad.

“Yo creo que mucha gente va a estar desesperada buscando por todos lados esperando que les den una posibilidad de entrar”, dijo a su vez Cristina Coronado sobre las consecuencias que podrían darse en la ciudad en los próximos días en materia migratoria.

Valenzuela mencionó que aún con la esperada terminación del Título 42, esto no implicaba que Estados Unidos permitiera la entrada a todo tipo de persona que pretendía solicitar asilo. Con el bloqueo de la suspensión de la orden, las expulsiones inmediatas continuaran dándose en esta frontera.

“Es necesario que cualquier persona que aún este por hacer el viaje o se encuentre ya en movimiento espere información oficial. Que no se deje engañar por los traficantes y espere el mejor momento para hacer el viaje o acercarse a la frontera”, dijo Valenzuela.

Fuente: La Verdad Juárez

Comments are closed.