CIA justifica dar información clasificada a “periodistas de confianza”

0

Los funcionarios de inteligencia pueden divulgar selectivamente información clasificada a periodistas de confianza mientras retienen la misma información a otros ciudadanos que la solicitan mediante leyes de registros abiertos, argumentaron los abogados de la CIA.

En un iniciativa presentada en el tribunal federal de Nueva York, la CIA afirmó que las divulgaciones limitadas a los periodistas “no eximen las exenciones de seguridad nacional a las solicitudes de la Ley de Libertad de Información (FOIA, en inglés)”. Las agencias de inteligencia con frecuencia niegan las solicitudes de registros para proteger la información sensible de seguridad nacional. Sin embargo, la CIA plantea que esta información sí pueda ser entregada a periodistas “de confianza”.

El caso surge a raíz una demanda contra la CIA presentada por el periodista independiente Adam Johnson, con sede en Nueva York, que utilizó FOIA para obtener correos electrónicos entre la oficina de información pública de la agencia y reporteros seleccionados del Wall Street Journal, The Washington Post y The New York Times. Los correos electrónicos que la CIA proporcionó a Johnson fueron redactados, lo que lo llevó a cuestionarse “por qué no se le permitió ver la misma información que se le había dado a los periodistas no con prerrogativas”.

Johnson impugnó en la Corte que la CIA, una vez que ha divulgado información selectivamente a reporteros no aclarados, no puede reclamar que la misma información esté protegida por una exención FOIA.

El juez en el caso pareció encontrar convincente el argumento de Johnson. En una orden judicial el mes pasado, la Juez Colleen McMahon del Distrito Sur de Nueva York dijo que las leyes de la FOIA no autorizan la divulgación limitada a los periodistas favorecidos.

“En este caso, la CIA divulgó voluntariamente a personas externas información que tenía el derecho de mantener en privado”, escribió. “No hay ninguna disposición legal que autorice la divulgación limitada de información clasificada a nadie, incluidos los informadores de confianza, para ningún propósito”

La juez también mencionó que no importaba si los periodistas en cuestión publicaban la información que recibían,  pues sólo era significativo si la CIA renunciaba a su derecho a negar la información a otros periodistas.

“El hecho de que los reporteros podrían no haber impreso lo que se les divulgó no tiene un impacto lógico o legal en el análisis de exención, porque el único hecho relevante para el análisis de exención es: ¿la CIA hizo algo que funcionaba como una renuncia de un derecho?”, escribió, pidiendo a los abogados de la CIA que presentasen una defensa más sólida en el caso.

La respuesta de la CIA el miércoles se centró en la afirmación de que la información revelada a reporteros favorecidos no había entrado realmente en el dominio público. “Como tal, la divulgación limitada no constituyó una renuncia a la exención de la FOIA”, dijeron los abogados del gobierno.

“La suposición de la Corte de que una divulgación limitada de información a tres periodistas necesariamente equivale a una revelación al público en general es legal y objetivamente errónea”, declaró  la CIA. “El registro demuestra sin lugar a dudas que la información clasificada y legalmente protegida retenida de los correos electrónicos no ha entrado en el dominio público”.

Por su parte, Johnson tiene hasta el 1 de marzo para responder a la moción del gobierno, que solicita un juicio sumario a favor de la CIA.

Fuente: Homozapping

Comentarios