Catalunya grita sí a Europa, no a Spain

0

Se preveía histórica y ya lo es. Una marea humana como nunca se había visto en Barcelona -se calcula que hay un río de 3 kilómetros de gente ocupa todo el Passeig de Gràcia y la Via Laietana- colapsa este Onze de Setembre las céntricas calles de la capital catalana con distintas reclamaciones catalanistas, aunque con una mayoría aplastante favorable a la independencia de Catalunya. No en vano, la manifestación de la Diada estaba convocada con este fin y la pancarta de la cabecera no engañaba a nadie: “Catalunya, nuevo estado de Europa”. Guardia Urbana e Interior han cifrado la asistencia en un millón y medio de personas.

Dos horas antes del inicio oficial de la marcha, convocada para las seis de la tarde, cientos de miles de personas iban ocupando las calles de la ciudad. La cabecera se ha establecido en el cruce de las calles Pau Claris y la plaza Urquinaona, conscientes de que ya no podían avanzar hasta el punto inicial de convocatoria, el cruce entre Passeig de Gràcia y la Gran Via. Las primeras cifras que se han recogido por parte de los organizadores hablan de hasta dos millones de personas concentradas.

Al arranque de la movilización, miles de personas iban subiendo por la Via Laitena y el departamento de Interior ha pedido a los ciudadanos que accedieran a la marcha a través de la cola de la misma, por los accesos de la calle Aragón y la Avenida Diagonal. Sin embargo, las peticiones han caído en saco roto y la multitud que ha llenado la Via Laietana ha impedido que la cabecera haya podido avanzar con fluidez. De hecho, la marcha apenas se ha movido. Por ello, los miembros de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), los convocantes de la manifestación, han decidido que la manifestación se convierta en concentración y una pequeña comitiva ha tomado un atajo para poder llegar hasta el Parlament de Catalunya, donde se leerá el manifiesto y serán recibidos por la presidenta Núria de Gispert. La presidenta de la ANC, Carme Forcadell, ha dicho a los periodistas que la plataforma está “totalmente desbordada por la situación”, ya que la manifestación “ha superado todas las previsiones”.

En la cabecera de la marcha, han acudido los expresidentes del Parlament, Joan Rigol y Ernest Benach, el expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol; y varios alcaldes de municipios catalanes, como el de Vic, Josep Maria Vila d’Abadal, o el de Girona, Carles Puigdemont, ambos de CiU y líderes de la Associació Municipis de per la Independència.

Pujol ha interpretado que la manifestación es una declaración de “rechazo al trato” que España está dispensando en los últimos años a Catalunya. “Necesitamos los medios económicos, administrativos y políticos que creíamos que íbamos a tener y que tras la sentencia del TC contra el Estatut se nos niega”, ha declarado. Pujol ha afirmado que el conjunto de España “tiene que tener respuesta a esto y no puede dar la sensación de que en Catalunya no pasa nada”.

Imposible contar el número de senyeres y estelades (bandera independentista catalana) que han llenado de color una marcha que se ha desarrollado con absoluta normalidad y de forma pacífica. De hecho, la manifestación ha destacado por su carácter familiar. Ciudadanos de todos los pueblos y ciudades de Catalunya se han desplazado hasta la capital -Se han movilizado más de 1.000 autocares en todo el país- para congregarse a favor de la independencia y los gritos y cánticos a favor de la misma han sido los auténticos protagonistas.

Fuente: La Vanguardia de Barcelona

Leer la historia completa en: http://www.lavanguardia.com/politica/20120911/54349943522/diada-manifestacion-independencia-catalunya.html

Comentarios

Skip to toolbar