Cardenal: inevitable revolución mundial

0

El poeta nicaragüense Ernesto Cardenal, XXI Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, defensor de los “oprimidos” y “los pobres”, asegura que todavía queda por hacer una gran revolución: “Será una revolución mundial, que será una, y es inevitable”, ha advertido el autor.

Cardenal, quien recibió el pasado 15 de noviembre de manos de la Reina, el citado Premio (dotado con 42.100 euros) aseguró que su único mérito para ser premiado había sido dedicar su poesía a los oprimidos, con quienes siempre se ha sentido identificado.

Considerado por Luis Antonio de Villena, portavoz del jurado, como un poeta “comprometido” y “marxista”, Cardenal, ataviado con su boina negra, dio en Madrid muestra de su compromiso al denunciar la “explotación” de niños que avalan y potencian las compañías de telefonía móvil en la búsqueda del coltán, un mineral con el que se fábrica los teléfonos.

Para ello Cardenal leyó uno de sus poemas más recientes, “El Celular”, incluido en la obra antológica Hidrógeno Enamorado  que publica la Universidad de Salamanca en colaboración con Patrimonio Nacional y en la que se recoge una selección de sus poemas, desde los más tempranos hasta los más recientes.

Cardenal aseguró que su único mérito para ser premiado había sido dedicar su poesía a los oprimidos, con quienes siempre se ha sentido identificado.

“Niños de siete a diez años extraen el  coltán por 25 centavos al día”, afirmó Cardenal, para quien Dios y la ciencia son los principales motores de su poesía. “Mi unión con Dios es lo que me hace escribir y no escribir, también, cuando el silencio es mejor que la palabra”, alega. Una visión de la religión profundamente vinculada con el cristianismo progresista y comprometido y con la llamada “teología de la liberación”.

Amor a la ciencia

Respecto a su amor por la ciencia, Cardenal señaló que lleva “cientos de libros leídos” al respecto, y aseguró que sus múltiples recovecos han inspirado sus mejores versos. “No sé de otro poeta que dedique sus versos a la ciencia”, señaló. Y añadió:  “La ciencia nos acerca más a Dios, porque la religión, a veces, divide a los pueblos”. En el acto de entrega del premio, Noemí Domínguez, vicerrectora de Relaciones Internacionales de la Universidad de Salamanca lo definió como un autor cuyos versos hablan del amor en todas sus facetas, desde la atracción que sentía por las “jovencitas” hasta su “amor cósmico”. “Vive poseído por un amor global sin límites”, añadió.

Cardenal, el poeta

Ernesto Cardenal nació el 20 de enero de 1925 en Granada, Nicaragua.  Se hizo monje trapense en los años 50.  En 1952 Su poema “Con Walker en Nicaragua” gana el premio del  Managua Centenary y ese mismo año fundó “El hilo azul”, una pequeña editorial poética. Combatió contra la dictadura del general Anastasio Somoza, siendo nombrado en 1979 ministro de Cultura por el régimen  sandinista. Abandonó el sandinismo en los años noventa.

Entre sus obras cabe destacar:  Epigramas (1961),Oración  por Marilyn Monroe y otros poemas (1965), El estrecho dudoso (1966) yHomenaje a los indios americanos (1969), donde se observa una influencia clara de la poesía de la  Beat generation.  Sus últimos libros editados han sido Telescopio en la noche  oscura (1983), Quetzatcóatl (1985), Cántico cósmico  (1989), y  Vida perdida(1999).

El premio

El premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana tiene como objetivo reconocer el conjunto de la obra de un autor vivo que por su valor literario constituye una aportación relevante al patrimonio cultural común de Iberoamérica y España. Entre los ganadores de este galardón anual se cuentan el chileno Gonzalo Rojas (1992) el madrileño José Hierro (1995) el asturiano Ángel González (1996) el uruguayo Mario Benedetti (1999) el catalán Pere Gimferrer (2000) O elargentino Juan Gelman (2005) o el valenciano Francisco Brines (2010), entre otros.

Poema El Celular

«Hablas con tu celular/y hablas y hablas/ y ríes en tu celular/ sin saber cómo se hizo / y menos cómo funciona / pero qué importa eso / lo grave es que no sabes / como yo tampoco sabía / que muchos mueren en el Congo / miles y miles / por ese celular / mueren en el Congo… En sus montañas hay cotán / (además de oro y diamantes) / usado para los condensadores de los teléfonos celulares / por el control de los minerales / coporaciones multinacionales / hacen esa guerra inacabable / 5 millones de muertos en 15 años / y no quieren que se sepa..

Fuente: Nueva Tribuna

Enhanced by Zemanta

Comentarios

Skip to toolbar