Banqueros y empresarios ven mejor trabajar con AMLO que confrontarlo

0

El escepticismo sobre las credenciales económicas del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se ha extendido en los círculos de empresarios, sin embargo, ellos han valorado positivamente trabajar de la mano con el mandatario en lugar de mantener una disputa, pues los niveles de aprobación del tabasqueño se acercan al 80 por ciento, destaca la agencia Reuters.

A lo largo de dos años la Convención Nacional Bancaria, que se realiza este jueves y viernes en el puerto de Acapulco, el sector empresarial había lanzado “advertencias veladas” sobre el riesgo que les significaba la figura de López Obrador en el poder, pero ahora que ya fue elegido Presidente, la táctica cambió: le prometieron apoyo y planes para mejorar la economía, consignaron los periodistas Dave Graham y Stefanie Eschenbacher en Reuters.

Durante sus primeras apariciones en la antesala de la Convención, los titulares de los bancos mostraron su aprobación a las políticas y acciones de gobierno de Andrés Manuel, sobre todo en los temas que refieren a la inclusión financiera, el crecimiento económico y el combate a la desigualdad.

De acuerdo con la agencia, el jefe de la Asociación de Bancos de México (ABM), Marcos Martínez, expuso en un evento anterior a la reunión de banqueros de este fin de semana su apoyo al Gobierno actual.

“El sistema financiero ha sido y continuará siendo un actor comprometido con México y su desarrollo, por lo que celebramos y acompañamos las medidas anunciadas (…) por parte del Gobierno de México”, dijo.

El tema central para los banqueros es que el Presidente cumpla con las promesas del combate a la corrupción, contra la violencia del crimen organizado y que el crecimiento de la economía mexicana se dé con base en el Estado de Derecho.

Fuentes de Reuters confirmaron que a lo largo de la Convención se espera que los bancos nacionales envíen un mensaje de apoyo al mandatario mexicano y le ofrezcan trabajo conjunto, con esto esperan desbloquear fondos suficientes que permitan la creación de empleos, la inversión en infraestructura y colaborar en el sentido de las metas de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de elevar el poder adquisitivo de quienes ganan menos con base en elevar el salario mínimo.

Desde febrero pasado, cuando fue nombrado Carlos Salazar al frente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), afirmó que en México hay “más recursos financieros que proyectos”, pero también ofreció trabajar en conjunto con el Presidente para erradicar la pobreza extrema.

AUMENTAR LA CLASE MEDIA

Un posible motor de crecimiento podría ser que se fomente acrecentar el colchón entre quienes menos tienen y quienes más, lo que de acuerdo con un industrial consultado por Reuters podría “ayudar a frenar los peores instintos del Presidente”.

Por su parte, la ABM afirmó que busca conseguir que 30 millones más de personas hagan uso de los servicios bancarios, lo que podría contribuir a la demanda interna, propiciando préstamos a pequeñas empresas, así como hipotecas.

Arturo Herrera, Subsecretario de Hacienda, informó a Reuters que el Gobierno mexicano busca impulsar la inclusión financiera, tema que previó tocará el Presidente López Obrador durante su participación frente a los banqueros el viernes.

PRIMERAS ACCIONES: ESPANTAN MERCADOS

Desde antes de su toma de posesión, la decisión del Presidente López Obrador de cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) logró ahuyentar miles de millones de activos financieros. A esta acción del Gobierno mexicano se sumaron las propuestas del partido de AMLO, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) de reducir las comisiones bancarias.

Esta última propuesta generó pérdidas a la banca y entre los más afectados resultaron Santander, Banorte, Inbursa, Bajío y Banregio, por lo que el sector manifestó su rechazo y dijo que no eran “agiotistas ni usureros”, pese a que México es uno de los países con las comisiones más altas.

A las decisiones que espantaron a los mercados se suman la creación de programas asistencialistas sustentados en una disminución al presupuesto a las dependencias gubernamentales -la austeridad republicana- que busca sostener la calificación crediticia del país y con ello evitar una mayor huida de capitales, que permita a México crecer a un ritmo anual promedio de 4 por ciento.

De acuerdo con el presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, la “buena voluntad empresarial” significaría un área de oportunidad para Gobierno de México, con lo que podría mitigar el “daño causado por malas decisiones como la cancelación del aeropuerto”, en donde las empresas buscaban invertir, pero que al no poder hacerlo desembocó en una confianza de los inversiones que apenas se acerca al 50 por ciento.

“Si el presidente y su equipo saben aprovechar esas fortalezas (…) creo que puede avanzarse muchísimo a lo largo de este sexenio”, concluyó.

PIDIÓ UN VOTO DE CONFIANZA

El año anterior el hoy Presidente de México llegó frente a la Convención y le solicitó al sector que le dieran un voto de confianza. El tema permeó durante las reuniones de marzo de 2018.

Sin embargo, desde esa fecha el Presidente ha enfrentado diferentes conflictos con el sector, como la propuesta de disminución a las comisiones bancarias, que se apagó con la postura del Presidente de no hacer cambios al sector financiero, al menos los primeros tres años de Gobierno.

López Obrador anunció que regresará a Acapulco, desde donde será testigo de la toma de posesión del vicepresidente del Consejo Directivo de Banco Azteca, Luis Niño de Rivera, como líder de la ABM.

La de 2019 “es una convención muy importante porque es la primera de este gobierno, estamos en un momento interesante del país y la banca tiene que manifestarse en este momento con planes que vayan acorde a lo que queremos que suceda en los próximos años”, afirmó Luis Niño de Rivera a Laura Quintero de Economía Hoy.

En esta ocasión, la banca, encabezada por Banco Azteca fue determinado como actor central para los programas de AMLO, pues este último distribuirá los recursos de sus programas sociales estrella, más de 170 mil  millones de pesos, sin licitación y sin contrato de por medio.

AMLO ha solicitado a los banqueros incrementar la bancarización con base en la inversión en tecnología e infraestructura y durante esta convención la ABM presentará la plataforma CoDi (Cobro Digital), a través de la cual los usuarios podrán realizar cobros y pagos por medio de un teléfono inteligente o directamente desde internet, el cual, una vez integrado completamente, será parte de las funciones del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), de la que es responsable el Banco de México (Banxico).

Fuente: SinEmbargo/ EconomíaHoy

Comentarios