Bancos de EU tras lío de Las Malvinas

0

 

La actividad de las petroleras británicas en las islas de Las Malvinas obtiene un fuerte respaldo de las grandes entidades financieras, bancos americanos que a su vez enfrentan litigios

Varias petroleras británicas persisten en la exploración de crudo en las Islas Malvinas, violando así las resoluciones de la ONU e ignorando las advertencias de Argentina. Se considera que su actividad recibe un fuerte apoyo de las entidades financieras más grandes del mundo.

Los trabajos en las islas se financian por medio de una estructura compleja, en particular a través de redes con bancos internacionales y fondos especulativos que disponen de una injerencia considerable en medios de comunicación, grandes empresas mineras y energéticas de todo el mundo, algunas de las cuales fueron denunciadas por violación de los Derechos Humanos.

De acuerdo con el corresponsal de RT  Ignacio Jubilla, entre los mayores accionistas de los trabajos de explotación en las islas Malvinas figuran los bancos estadounidenses Bear Stearns y JP Morgan, símbolo de la crisis de especulación en EE.UU., así como el banco suizo Credit Suisse y el banco británico Barclays.

“Hay ocho empresas y lo que se ve es que detrás de estas decisiones en buena parte se encuentran las entidades más importantes del sistema financiero, entre ellas Barclays, principal banco inglés que hace poco, durante el primer trimestre, fue sancionado con una multa millonaria por manipular las tasas Libor”, dijo a RT el periodista argentino Ignacio Chausis.

Actualmente, con autorización unilateral del Reino Unido, en las Malvinas operan ilegalmente tales empresas como Rockhopper, Borders and Southern Petroleum, Desire Petroleum, Falkland Oil & Gas, Argos Resources, Premier Oil y, en asociación con Rockhopper, la estadounidense Noble Energy.

La exploración realizada por estas petroleras viola abiertamente las resoluciones de la Organización de Naciones Unidas en la materia, sancionadas incluso con anterioridad al conflicto bélico entre Argentina y el Reino Unido. Los expertos destacan que Reino Unido persigue no solo intereses económicos en las islas Malvinas, sino también militares, ya que la región sirve como base de la OTAN.

A su vez, Buenos Aires ha mostrado en repetidas ocasiones su disposición a dialogar de forma constructiva para alcanzar una solución pacífica. En particular, el pasado 14 de junio la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, reclamó ante la ONU que se ponga fin “a los 180 años de usurpación británica” de las islas Malvinas.

Fuente: Actualidad RT

 

Comentarios

Skip to toolbar