Ayotzinapa y fuga del Chapo opacarán informa de Peña: CCE

1

A una semana de que el presidente Enrique Peña Nieto presente su tercer informe de gobierno, la cúpula empresarial aseguró que los casos de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, así como la fuga de Joaquín El Chapo Guzmán, confirman, “con contundencia, lo grave y lejos que el país está de resolver sus problemas de inseguridad y violencia”.

Al emitir su mensaje semanal, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) deploró:

“Desde fines de 2014 se han presentado sucesos y polémicas que han confirmado, con contundencia, la gravedad, la profundidad y lo lejos que estamos de resolver algunos de los más acuciantes problemas de la nación desde hace décadas. De la tragedia de Iguala hasta la fuga del penal de Almoloya”.

No paró ahí el organismo presidido por Gerardo Gutiérrez Candiani, pues dijo que en el fondo están la densidad delictiva que ha crecido durante décadas, con la violencia e inseguridad pública, que a su vez provocan la precariedad del estado de derecho y la recurrencia de la corrupción y la impunidad.

Y dio cifras: El número de homicidios se redujo casi en 15% el año pasado, pero sigue al doble que hace siete años, cuando se disparó con fuerza.

En algunas zonas donde la situación era muy delicada, explicó, ha regresado una relativa tranquilidad, pero en otras regiones se dan fenómenos preocupantes, hasta ahora sin soluciones completas, como el de las autodefensas y las guardias comunitarias.

El CCE también señaló que “en la evaluación de la primera mitad del sexenio necesariamente el balance es de contrastes, como es natural para un proceso tan complejo, como lo es el devenir de un país como México”, precisó.

El “estancamiento estabilizador”

Para la iniciativa privada no ha sido suficiente la aprobación e implementación de las reformas estructurales, pese a la celebración y el respaldo de dicho sector.

El tono del CCE cambió y pasó de la exaltación a la preocupación por las condiciones internas y externas que obstaculizan el crecimiento económico del país.

“Al mismo tiempo que se concretaban las reformas, el entorno económico internacional comenzó a complicarse de manera extrema, con creciente inestabilidad, debilidad en el crecimiento y fenómenos de especial impacto para México, como la caída de los precios del petróleo”.

Pero el reproche no paró ahí. El CCE enfatizó que en materia económica “no hemos logrado romper la inercia de bajo crecimiento”.

“Si este año crecemos l 2.5%, con una inflación esperada menor a 4%, estaremos cerrando el trienio con un promedio anual cercano a 2% en cuanto a crecimiento y de alrededor de 4% en la evolución de los precios: el ‘estancamiento estabilizador’ de las últimas dos décadas”, fustigó.

Gutiérrez Candiani dijo que si bien hay focos amarillos en variables como el incremento de la deuda pública, se mantiene la disciplina en las finanzas públicas y la estabilidad macroeconómica.

Y a diferencia de un gran número de países que enfrentan escenarios de recesión, concedió, México sigue creciendo.

Sin embargo, lo que realmente cambia, acotó el CCE, es la perspectiva a mediano y largo plazos, con el potencial abierto por las reformas estructurales, que deben complementarse con un gran esfuerzo en materia de productividad y de generar mejores condiciones para la inversión.

Y emplazó: “Urge impulsar con fuerza el mercado interno y el consumo, una mejora en la economía de personas y empresas sin comprometer la estabilidad. Contamos con varias opciones viables para hacerlo. Junto con la gran oportunidad que implica el proceso de presupuesto base cero, es imperativo hacer ajustes al marco fiscal vigente desde 2014, que no ha sido favorable para lograr una mayor inversión y creación de empleos formales”.

En las últimas semanas, la cúpula de la iniciativa privada ha tenido encuentros con las autoridades hacendarias con miras a modificar la reforma fiscal, la cual fue criticada por no estimular el consumo interno e incrementar gravámenes a las empresas.

Fuente: Apro

1 Comment

  1. rafael lima estrada on

    Los problemas de inseguridad no comenzaron por un mal manejo gubernamental, todo tiene un a raíz, y un comienzo primero es la parte baja del escalafón, todo comenzó en los pueblos, comunidades, ciudades, estados hasta que llego a la cabeza del país, la inseguridad y violencia en el país, fue solapado en primer termino por quienes conformamos la sociedad, dejamos que fuera creciendo el poder y que se fuera propagando este tipo de actos, tal cual fue lo mismo que paso con el narcotrafico, los ciudadanos tenemos una gran responsabilidad de o que sucede gracias a que dejamos que las cosas pasen mientras no afecten a nuestra familia, y cuando nos pasa a nosotros por temor no demandamos.

Comentarios

Skip to toolbar