Mariguana sin Weed Pass

0

El alcalde de Ámsterdam dice que permitirá que los turistas sigan comprando cannabis en los coffeeshops de la ciudad a pesar de que los clientes no sean residentes en Holanda. Busca evitar el tráfico y la delincuencia en las calles.

En una entrevista con el periódico holandés De Volkskrant, Eberhard van der Laan, dijo que esto sería posible en el marco de las políticas que se implementarán conforme al acuerdo logrado por la coalición.

El anterior gobierno había introducido una legislación que limitaba la venta de cannabis a residentes holandeses que se hubieran registrado en su coffeeshop local y obtenido un “weed pass” (carnet de consumidor).

Este sistema fue introducido en algunas de las provincias del sur durante este año y se suponía que debería entrar en vigor en el resto de los Países Bajos a primeros del año 2013. Van der Laan y los alcaldes de las principales ciudades han manifestado su oposición desde el principio, alegando que daría lugar a un aumento del tráfico en la calle.

Se estima que unos 7 millones de turistas visitan Ámsterdam cada año y que un millón y medio de ellos acuden a un coffeeshop durante su estancia.

Según el alcalde de la capital: “Ese millón y medio de personas no van a aceptar fácilmente el hecho de no poder acceder al cannabis. Pulularán por la ciudad en busca de drogas, lo que dará lugar a más criminalidad en las calles, peleas sobre drogas adulteradas y a que no haya ningún control sobre la calidad de lo que se vende”.

El nuevo Gabinete quiere continuar con la prohibición de entrar en los coffeeshops a los no residentes, pero añade que esto sólo será implementado con la colaboración de las autoridades locales, y que se tendrán en cuenta las políticas de los ayuntamientos al respecto. Esto significa que Ámsterdam puede actuar siguiendo su propio criterio, según Van der Laan.

La norma de “sólo residentes” está pensada para combatir el turismo de drogas que constituye un problema en las provincias fronterizas del sur, en las que una gran cantidad de alemanes, franceses y belgas entran en Holanda simplemente para comprar cannabis.

Pero la situación es otra en Ámsterdam, comenta el alcalde, ya que una visita a un coffeeshop para fumarse un porro es solamente una opción más que tienen los turistas.

Al mismo tiempo, Van der Laan le ha prometido al Ministro de Justicia, Ivo Opstelten, que el Ayuntamiento se encargará de los coffeeshops que no cumplan las normas.

“La venta a menores, la venta de cannabis demasiado potente, la publicidad, el alterar el orden público… Estaremos vigilando muy atentamente y seremos muy duros”.

Fuente: Radio Nederland

Comentarios

Skip to toolbar