AMLO desconoce a Peña; anuncia mitin

0

Andrés Manuel López Obrador dijo esta mañana que no reconocerá a un presidente ilegítimo y convocó a una concentración en el Zócalo del DF el próximo 9 de septiembre, a las 11:00 horas, “para definir lo que sigue”.

“No puedo aceptar el fallo del Tribunal Electoral que ha declarado valida la elección presidencial, las elecciones no fueron limpias, ni libres, ni auténticas”, dijo en una conferencia de prensa en el DF.

“No voy a reconocer un poder ilegítimo surgido de la compra del voto y de otras violaciones graves a la Constitución y a las leyes, actuar de otra manera implicaría traicionar a millones de mexicanos que luchan contra la simulación, la farsa, a favor de un cambio verdadero”, afirmó.

De esa forma, López Obrador rechazó este viernes un fallo del máximo tribunal electoral que legitimó las elecciones que ganó Enrique Peña Nieto, pero si bien habló de “desobediencia civil” aún se desconoce si llamará a protestas masivas como hizo en 2006.

AMLO había presentado un pedido para anular el comicios por fraude. Pero los siete miembros del tribunal consideraron que no hubo pruebas contundentes en el pedido del izquierdista, que denunció compra de votos, desvío de fondos públicos y hasta uso de encuestas a favor de Peña.

“Las elecciones no fueron ni limpias, ni libres, ni auténticas, en consecuencia no voy a reconocer un poder ilegítimo surgido de la compra del voto y de otras violaciones graves a la Constitución y a las leyes”, dijo López Obrador en un mensaje a la prensa el viernes temprano.

El izquierdista pidió a sus seguidores concentrarse el 9 septiembre en el Zócalo, la principal plaza del país en el corazón del centro histórico de la capital, para definir las acciones a seguir.

No dio detalles de sus planes y dejó en suspenso si convocará a protestas como en el 2006.

Hace seis años, López Obrador también desconoció el resultado de las elecciones, que perdió por pocos votos ante el actual mandatario Felipe Calderón, pero además encabezó protestas que complicaron por semanas la vida de la Ciudad de México con campamentos en avenidas clave.

“La desobediencia civil es un honroso deber cuando se aplica contra los ladrones de la esperanza y de la felicidad del pueblo”, dijo el viernes el político.

El tribunal electoral tiene previsto declarar el viernes a Peña Nieto como el presidente electo del país. El político asumirá el 1 de diciembre.

Fuente: Reuters

He aquí el mensaje complete de López Obrador:

AL PUEBLO DE MÉXICO

Informo que no puedo aceptar el fallo del Tribunal Electoral que ha declarado válida la elección presidencial.

Las elecciones no fueron, ni limpias ni libres ni auténticas.

En consecuencia, no voy a reconocer un poder ilegítimo surgido de la compra del voto y de otras violaciones graves a la Constitución y a las Leyes.

Actuar de otra manera implicaría traicionar a millones de mexicanos que luchan contra la simulación, la farsa, y a favor de un cambio verdadero.

Es cierto que debemos respetar a las instituciones, pero en buena medida, el problema de México radica en que las instituciones están secuestradas por la delincuencia de cuello blanco.  Y un Estado que no procura la justicia ni la democracia, no es más que un instrumento de poder al servicio de un grupo de intereses creados.

Ya sabemos que a los sostenedores de este Estado mafioso (traficantes de influencia, políticos corruptos, dueños y voceros de los llamados medios de comunicación y a otros integrantes del régimen) no les parecerá nuestra postura.

Ellos quisieran que aceptáramos el fraude electoral y que rápido entráramos en el juego de las negociaciones políticas que, en las actuales circunstancias, solo pueden significar arreglos cupulares o componendas en contra del bienestar del pueblo y de la nación.

Ojalá se entienda que así como ellos defienden por todos los medios al régimen de corrupción, nosotros estamos sinceramente empeñados en abolirlo. Y, como es lógico, en este propósito no daremos ninguna tregua ni concederemos la más mínima ventaja.

Por eso, aunque nos sigan atacando, acusándonos de malos perdedores, de locos, mesiánicos, necios, enfermos de poder y otras lindezas, preferimos esos insultos a convalidar o formar parte de un régimen injusto, corrupto y de complicidades que está destruyendo a México.

La desobediencia civil es un honroso deber cuando se aplica contra los ladrones de la esperanza y de la felicidad del pueblo.

Convoco a todos los partidarios de la democracia y de nuestro movimiento a que nos congreguemos en el Zócalo de la ciudad de México, el domingo 9 de septiembre, a las 11 de la mañana.

Ahí definiremos lo que sigue.

Adelanto que continuaremos defendiendo los derechos individuales y sociales de todos los ciudadanos, usando, para ello, nuestra autoridad política y moral.

Asimismo, informo que seguiremos actuando con responsabilidad y por la vía pacífica, sin dar motivo para que los violentos nos acusen de violentos.

No claudicaremos.

El destino de México no tiene precio.

Ciudad de México, 31 de agosto, 2012

 

 

Comentarios

Skip to toolbar