Advierten reconcentración espectral “a niveles históricos” con acuerdo América Móvil-MVS

0

Luego de que América Móvil, del empresario Carlos Slim, anunció un acuerdo por el que se haría acreedor de 60 MHz de la banda de 2.5 GHz, actualmente concesionado al Grupo MVS, el Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (IDET) advirtió que si se aprueba esa adquisición indirecta de espectro radioeléctrico, el preponderante sería el único operador acreedor de frecuencias en la banda de 2.5 GHz.

También estaría imponiendo una barrera para el establecimiento de condiciones de oferta de banda ancha móvil similares para los operadores competidores, al postergar para el próximo año la adjudicación por la vía de licitación de 130 MHz de la banda referida, puntualizó en un comunicado.

En un comunicado, el IDET destacó que si se materializa la transferencia, sujeta a la aprobación del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), el denominado operador preponderante pasaría a ser el único operador de telecomunicaciones con tenencia de espectro radioeléctrico en la banda referida.

Este acuerdo abre un nuevo capítulo de revisión de acciones del preponderante para el IFT, precisamente en el periodo de análisis del cumplimiento y evaluación de la eficacia de las medidas asimétricas de preponderancia, sostuvo.

Pero sobre todo, añadió, a más de un año de haber identificado una concentración ilícita entre una de sus empresas filiales (Telmex) y MVS-Dish, y una consecuente violación expresa a la regla de gratuidad en la retransmisión de señales radiodifundidas. Todas ellas puestas en suspenso hasta ahora y causantes de ningún efecto a la fecha para el agente económico en cuestión, subrayó.

Con el fin de coadyuvar en la labor de análisis del órgano regulador, el IDET señaló que si se aprueba la adquisición indirecta de espectro radioeléctrico, se daría paso a una mayor concentración por parte del operador preponderante.

“Con esta transacción, el operador preponderante pasaría a contar con más de la mitad (51%) de las frecuencias adjudicadas para la oferta de servicios de telecomunicaciones móviles. En otras palabras, además de superar los criterios de la determinación de agente económico preponderante al detentar más del 50% del sector telecomunicaciones, el IFT también le permitiría rebasar la barrera de 50% en la acumulación de la totalidad del espectro disponible para toda la industria”, puntualizó.

El organismo manifestó la necesidad de tener presente que una condición para lograr competencia efectiva en el mercado de servicios finales radica en una distribución equitativa en los recursos esenciales, como lo es el espectro.

Por ello, después de la Licitación 21 que se llevó a cabo en 2010, se logró que el posteriormente determinado operador preponderante pasara a poseer aproximadamente un tercio de la asignación total en el mercado, resaltó.

Y recordó que en la más reciente licitación de la banda AWS en la que el IFT no aplicó un tope espectral a ese operador, se le permitió con ello alcanzar 41% del espectro asignado para telecomunicaciones móviles, mientras que Movistar bajó de 25% a 20%; Iusacell y Nextel, que contaban con 22% cada uno, pasaron a 38% tras su consolidación como AT&T.

“Un claro efecto de reconcentración a niveles históricos, por parte de América Móvil”, añadió.

A partir de ello, si el preponderante se apropia de esos 60 MHz de la banda de 2.5 GHz, se daría paso a una mayor reconcentración espectral, en la que éste tomaría distancia en 20 puntos porcentuales del segundo principal poseedor de espectro radioeléctrico, insistió.

A todas luces, soltó, eso es “desproporcionado y contrario a la búsqueda de renivelación de condiciones del mercado en favor de la competencia efectiva, que constituyen el espíritu de la reforma de telecomunicaciones”.

El IDET pidió al IFT que considere esos señalamientos “al tenor de su labor y búsqueda de gestación de una verdadera competencia efectiva y especialmente a la luz de la implementación de mecanismos de regulación para el rebalanceo del mercado a favor de los competidores”.

Con ello cumplirá su mandato de promoción de la competencia, al evitar que esta adquisición de espectro radioeléctrico por parte del preponderante se convierta en un episodio más de reconcentración y acciones en contra de los referidos objetivos de la reforma constitucional y de los intereses del consumidor mexicano, concluyó.

Fuente: Proceso

Comentarios

Skip to toolbar