Acusan golpe de estado en Paraguay

0

Redacción HD

Latinoamérica se enfrenta a una nueva crisis regional, luego de que el Congreso paraguayo destituyó al presidente Lugo en un juicio político exprés de apenas24 horas. Lugo es el décimo presidente latinoamericano removido del cargo, a partir de 1993, abarcando siete países de la región, y por distintos cargos, desde acusaciones de corrupción hasta señalamientos de incapacidad mental, abusos en el ejercicio del poder y actos de criminalidad común. Las vías típicas han sido golpes de estado o golpes parlamentarios, pero también por protestas populares. En este caso el camino ha sido por la vía del juicio político más rápido de la historia regional. A excepción de Hugo Chávez, ninguno regresó al poder.

Por lo pronto, los gobiernos de Argentina, Ecuador, Bolivia, República Dominicana y Venezuela calificaron como un “golpe de Estado” la destitución de Fernando Lugo y advirtieron que no reconocerán al nuevo jefe de Estado, Federico Franco. A su vez, el Gobierno de Costa Rica “deploró” lo se definió como un proceso con “visos de golpe de Estado” y ofreció asilo político al ex mandatario y a sus colaboradores.

El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas, Alí Rodríguez Araque, no tuvo ninguna duda al afirmar que “Se ha dado un golpe de Estado parlamentario”, por lo que en la próxima cumbre de países del Mercosur, la semana entrante en Argentina, los jefes de Estado decidirán si se le aplican medidas a Paraguay como consecuencia de la destitución de Lugo. Entre las medidas que podrían adoptar está la expulsión de Paraguay de Unasur o incluso sanciones comerciales.

“Se violentó uno de los principios más elementales de los juicios, que es el legítimo derecho a la defensa”, subrayó. “Hoy prácticamente se presentó la acusación y apenas le dieron unas horas a los defensores del presidente para que conocieran las pruebas y pudieran elaborar argumentos, con lo cual refutar las pruebas. Eso es físicamente imposible”.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, fue el primero en decir que no aceptará otro presidente que no sea Lugo. A Correa le siguieron la argentina Cristina Fernández, que dijo que no va a “convalidar el golpe”, el venezolano Hugo Chávez que manifestó que no reconoce “al írrito e ilegal” gobierno de Franco y el boliviano Evo Morales que subrayó que no acepta “un Gobierno que no surja de las urnas y el mandato del pueblo”.

Incluso, el presidente dominicano, Leonel Fernández, pidió a la Organización de Estados Americanos (OEA) convocar “inmediatamente una reunión general de cancilleres, a los fines de suspender al país sudamericano de los organismos regionales”. Fernández planteó, además, “que debe haber una acción colectiva de la comunidad internacional, a los fines de restituir al presidente Lugo en la Presidencia de Paraguay”.

Se espera que el resto de los gobiernos latinoamericanos se pronuncie en las próximas horas, aunque algunos seguramente estén a la espera de conocer cómo evoluciona en las próximas horas la situación en Paraguay, que por ahora es de tranquilidad en las calles, en contraste con lo que está ocurriendo en las redes donde hay un hervidero de protestas.

Aunque el canciller venezolano, Nicolás Maduro, anunció en Asunción que los presidentes de Unasur se van a reunir “pronto”, el secretario general del organismo, el también venezolano Alí Rodríguez Araque, que asumió este mes, no se ha pronunciado una vez producido el cambio presidencial. Quizás porque a Franco le corresponde la presidencia pro témpore de Unasur, que asumió Lugo este mes en Bogotá.

Otros presidentes latinoamericanos que cayeron antes:

* Carlos Andrés Pérez fue destituido en agosto de 1993 por el Congreso de Venezuela por supuesta malversación y peculado. Durante su mandato, que había comenzado en 1989, Venezuela vivió un período de tensión social y Pérez sufrió dos intentos de golpe de Estado.

* El presidente de Ecuador Abdalá Bucaram, apodado “El Loco”, fue destituido en febrero de 1997 por el Congreso alegando “incapacidad mental”. Había asumido el cargo solo seis meses antes. Le sustituyó interinamente la vicepresidenta Rosalía Arteaga.

* El presidente ecuatoriano Jamil Mahuad fue derrocado en enero de 2000 por un golpe de Estado de carácter cívico-militar, que entregó el poder al vicepresidente Gustavo Noboa.

* En noviembre de 2000, tras meses de protestas, el presidente peruano Alberto Fujimori, que llevaba diez años en el poder, renunció al cargo desde Japón. Durante una visita a Chile en 2005, Fujimori fue arrestado y más tarde sería declarado culpable de violación de los derechos humanos y malversación durante su presidencia. El expresidente peruano cumple una condena de 25 años.

* El presidente argentino Fernando de la Rúa dimitió en diciembre de 2001 y tuvo que huir en helicóptero del palacio presidencial, la Casa Rosada, en medio de violentas protestas a causa de la crisis financiera que llevó al “corralito”. En las semanas siguientes se sucedieron en la Presidencia de forma interina Ramón Puerta, presidente del Senado, y los peronistas Adolfo Rodríguez Saá y Eduardo Camaño, hasta que el 2 de enero tomó posesión Eduardo Duhalde, elegido por el Congreso.

* Hugo Chávez, que llegó al poder en 1999, fue derrocado brevemente por un golpe cívico-militar el 12 de abril de 2012. El entonces dirigente de la patronal Pedro Carmona se autoproclamó presidente. En la madrugada del 13 de abril, fuerzas militares repusieron a Chávez.

* En octubre de 2003, el presidente boliviano Gonzalo Sánchez de Lozada dimitió y abandonó el país en medio de protestas. Le sustituyó en el cargo el vicepresidente Carlos Mesa, que dimitió también tras protestas en marzo de 2005.

* El presidente ecuatoriano Lucio Gutiérrez fue destituido por el Congreso en abril de 2005 tras algo más de dos años en el poder. Gutiérrez había declarado el Estado de emergencia en medio de fuertes protestas antigubernamentales en Quito. En la imagen, Lucio Gutiérrez con traje militar (centro) junto al líder indígena Antonio Vargas.

* El más reciente fue el presidente hondureño Manuel Zelaya fue sacado de su dormitorio en la madrugada del 28 de junio de 2009 por militares que lo detuvieron y lo deportaron a la vecina Costa Rica. El Congreso le destituyó y eligió ese mismo día a su presidente, Roberto Micheletti, para relevarle.

Con información de agencias y BBC Mundo.

Comentarios

Skip to toolbar