Acuerdo nuclear con Irán supera bloqueo del Senado

0

Los demócratas en el Senado votaron el jueves a favor de conservar el difícilmente alcanzado acuerdo nuclear con Irán, superando a una intensa oposición republicana y dándole al presidente Barack Obama una victoria en su principal prioridad de política exterior.

A una resolución que desaprobaba el acuerdo le faltaron dos votos de los 60 necesarios para prosperar, luego de que senadores demócratas e independientes se unieron con el fin de detenerla. Aunque los republicanos en la Cámara de Representantes siguieron buscando estrategias de último momento para echar por tierra el acuerdo internacional y los del Senado prometieron que habrá otra votación, el desenlace en la cámara alta garantizó que la legislación que desaprobaba el trato no llegue al escritorio de Obama.

Como resultado, el acuerdo nuclear seguirá adelante sin que el Congreso pueda detenerlo, una victoria que parecía poco probable para Obama ante la oposición unánime de los republicanos que controlan el Capitolio, los aspirantes a la candidatura presidencial republicana que buscan reemplazarlo en la Oficina Oval, y el estado de Israel y sus cabilderos aliados en Estados Unidos.

A partir de la próxima semana, Obama tendrá libertad para comenzar a reducir las sanciones aplicadas por Washington, lo cual permitirá implementar el acuerdo negociado entre Irán, Estados Unidos y otras cinco potencias mundiales. El trato busca limitar las ambiciones nucleares de Teherán a cambio de cientos de miles de millones de dólares en alivio a sanciones internacionales.

“Este voto es una victoria para la diplomacia, para la seguridad nacional estadounidense y para la seguridad y protección del mundo”, afirmó el presidente en un comunicado. “De aquí en adelante, nos encaminaremos al trabajo crucial de implementar y verificar este acuerdo para que Irán no pueda buscar construir un arma nuclear”.

Republicanos frustrados se quejaron de que los demócratas utilizaron un voto de procedimiento para bloquear la autorización final de la resolución que desaprobaba el acuerdo, y emitieron advertencias sombrías respecto a un trato que, aseveran, podría servir únicamente para enriquecer a Teherán y acercarlo más a la construcción de una bomba cuando las restricciones comiencen a disminuir en 10 ó 15 años. Prometieron que la votación del jueves no será la última palabra del Senado y, momentos después de que terminó, el líder de la mayoría en la cámara alta, Mitch McConnell, estableció el escenario para otra la próxima semana.

“Por más que se diga que este asunto se terminó no ha terminado”, enfatizó McConnell, y añadió que, si los republicanos ganan la presidencia el próximo año, “yo les digo a los observadores iraníes del debate, (el acuerdo) será analizado nuevamente”.

Pero demócratas encabezados por el líder de la minoría Harry Reid prometieron que cualquier votación adicional tendría el mismo resultado y será “simplemente una pérdida de tiempo”.

“Le gente en todo el mundo debe saber que el resultado de hoy fue claro, decisivo y final”, subrayó Reid.

En la Cámara de Representantes, los republicanos no se habían rendido en tratar de bloquear el acuerdo a pesar de tener las probabilidades en contra. Después de dar marcha atrás en los planes de votar sobre la resolución para desaprobar el tratado cuando comenzó a verse que en el Senado le faltaría apoyo, los republicanos de la cámara baja se alinearon para votar sobre varias medidas relacionadas.

Más tarde el jueves llevaron a cabo una votación que finalizó 245-186, en la que los legisladores sufragaron de acuerdo a las líneas de sus partidos, en torno a una medida que especifica que Obama no presentó de manera adecuada todos los documentos relacionados al acuerdo para su revisión en el Congreso, y por lo tanto realmente no había comenzado el plazo de 60 días en el que sería evaluado.

A ello seguirá una votación el viernes sobre una iniciativa de ley para aprobar el acuerdo y en torno a una medida con el fin de evitar que Obama retire las sanciones a Irán ordenadas por el Congreso.

“Este debate está lejos de haber concluido y, francamente, acaba de comenzar”, dijo el republicano John Boehner de Ohio, el presidente de la Cámara de Representantes. “Este es un mal acuerdo con consecuencias de décadas para la seguridad del pueblo estadounidense y nuestros aliados. Y utilizaremos todas las herramientas a nuestra disposición para detener y demorar este acuerdo”.

Fuente: AP

Comentarios

Skip to toolbar