Van 11 detenidos en operativo para capturar a “El Chueco”

0

El subsecretario federal de Seguridad detalló que las personas estarían relacionadas con José “N”, alias “El Chueco”, y tres de ellas son familiares directos.

Reporte de SinEmbargo

El subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Ricardo Mejía Berdeja, dio a conocer esta mañana que se han detenido a 11 personas vinculadas a la célula criminal de José Noriel Portillo Gil, alías “El Chueco”, presunto asesino de los dos sacerdotes jesuitas, Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar, en el municipio de Urique, Chihuahua.

En la conferencia de prensa del Presidente Andrés Manuel López Obrador, el funcionario detalló que tres de las personas detenidas son familiares directos de “El Chueco”. Asimismo, mencionó que estas acciones son parte del operativo para dar con el paradero del principal sospechoso del homicidio de los sacerdotes jesuitas.

“A partir de estas operaciones, del día 25 al 28 de junio, se ha logrado detener a 11 personas vinculadas con la célula criminal de José ‘N’, alias ‘El Chueco. Tres de ellos son familiares directos. Se continúa la búsqueda y la detención de José ‘N’ para esclarecer este caso y que no haya impunidad”, aseguró.

Además de los detenidos, el Subsecretario de Seguridad informó que se han asegurado armamento de alto calibre, vehículos, explosivos, chalecos tácticos, entre otros objetos en toda la región de Urique en Chihuahua y el área cercana a Sonora.

Ricardo Mejía dijo que continúa vigente la ficha de búsqueda y localización para lograr la detención de “El Chueco”, quien es señalado como el autor material. Y destacó que para ello existe una recompensa de cinco millones de dólares por parte de la Fiscalía de Chihuahua.

Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar, así como el guía de turistas Pedro Palma, fueron asesinados a balazos presuntamente por “El Chueco”, líder de una célula del narcotráfico vinculada al poderoso grupo criminal de Los Salazar que está asociado a su vez al Cártel de Sinaloa en Chihuahua.

“Era conocido por la comunidad y por las autoridades, esto no es ningún secreto”, dijo el sacerdote jesuita Javier Ávila Aguirre, al asegurar que entre los pobladores de Cerocahui había mucho miedo de denunciar a Portillo Gil por temor a represalias.

En conferencia de prensa, el Fiscal General de Chihuahua, Roberto Fierro Duarte, informó que Portillo Gil era el patrocinante de un equipo de béisbol de Cerocahui, y que la derrota de su conjunto lo llevó a atacar a los jesuitas.

Los homicidios en México han dejado de crecer al ritmo vertiginoso de los años previos pero no se han logrado contener. Los casi 124 mil asesinatos que van en esta administración superan ya los registrados en todo el sexenio de Felipe Calderón (2006-2012).

Fuente: SinEmbargo/ AP

Comments are closed.