Usaron en Iguala armas alemanas

0

La policía de Guerrero tiene armas alemanas ilegales y con ellas se atacó a los normalistas normalistas de Ayotzinapa, revela un diario alemán

El diario alemán Tages Zeitung TAZ dio a conocer hoy en Berlín que al menos 36 armas decomisadas a la policía de Iguala, que presuntamente se usaron en el ataque del pasado 26 de septiembre contra normalistas (donde seis personas murieron, 17 fueron heridas y 43 desaparecidas). Se trata de fusiles de asalto alemanes modelo G-36 producidos por la empresa Heckler & Koch.

El diario tuvo acceso al expediente del caso Iguala iniciado por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE). Allí se especifica que había además fusiles de asalto italianos Beretta tipo SCP (sic) 70/90 y fusiles AR-15 producidos por la empresa estadounidense Colt.

Se desconoce cómo llegaron esas armas a una fuerza policial oficial, cuando su exportación está estrictamente prohibida en Alemania.

Además, estas mismas armas fueron usadas en un anterior ataque a los normalistas. Y en esa ocasión, no estaban en manos de agentes locales, sino estatales.

Un reportaje publicado en SinEmbargo, realizado por Martha Duran, periodista de Radio Nederland, puso en evidencia apenas el 18 de febrero pasado que el 12 de diciembre de 2011, cuando estudiantes bloquearon la autopista a Acapulco en demanda de mejores instalaciones y mayor presupuesto para  de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, aparecieron armas alemanas.

armas alemanas 2

“La policía del estado abrió fuego contra los estudiantes durante el desalojo. Dos jóvenes murieron: Jorge Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverría de Jesús. En las fotos aparecen policías portando rifles de asalto alemanes G36, de la fábrica Heckler & Koch. En Chihuahua, al norte de México, la televisión alemana acompañó a la policía estatal en un recorrido. En las imágenes se ve en primer cuadro que los uniformados portan un rifle G36. Y en Oaxaca, los G36 fueron usados en los desalojo de maestros durante las protestas de la APPO”.

Pero las leyes alemanas prohíben la exportación de armas a países con conflictos bélicos o donde se violen los derechos humanos. Sobre todo los rifles de asalto. Sin embargo, es precisamente ahí donde la industria armamentista germana hace “su agosto”.

La guerra es un gran negocio para los exportadores de armas. Alemania legalmente le vende armas a México. Sin embargo hay una muy clara y expresa prohibición de que los rifles de asalto sean usados en Guerrero, Chiapas, Chihuahua y Jalisco.

El veto que rige en esas regiones es ilógico porque las mismas condiciones de violencia se dan en todo el país. Además, con la corrupción y la simbiosis existente entre el crimen organizado y los funcionarios públicos, las armas cambian de manos y de regiones con gran facilidad y rapidez.

Vemos cotidianamente en las redes sociales y en las portadas de discos de narcocorridos, que los traficantes, los narcos, los sicarios, se fotografían con esas armas.

México compra a muchos países equipos bélicos a muchos países que, no solo están diseñado para uso militar sino también para emplearse en contra de los ciudadanos, como puede ser para disolver manifestaciones.

Fuente: Sin Embargo

Comments are closed.