Sin fuero, el nuevo presidente quedaría a merced de la PGR, alertan

0

Académicos y politólogos alertaron que la iniciativa aprobada por los diputados para eliminar el fuero a los servidores públicos, incluido el presidente de la República, es una medida electorera y podría ser usada por los partidos de mayoría para llevar ante los jueces a los funcionarios de oposición que considere “sospechosos”.

La ley aprobada daría paso a que se utilizara a la PGR como un instrumento político, por ello, académicos demandaron fiscalías autónomas. Recordaron casos como “El michoacanazo”, donde 11 presidentes municipales fueron detenidos en 2009 por presuntos vínculos con el crimen organizado, cargo que no se les comprobó y fueron liberados un año después. O el desafuero de Andrés Manuel López Obrador en el 2005, donde el entonces Presidente Vicente Fox junto con los partidos PAN y PRI intentaron truncar la candidatura del ex jefe de gobierno de la Ciudad de México.

Ayer, los candidatos presidenciales José Antonio Meade y Ricardo Anaya Cortés celebraron y se adjudicaron el triunfo de la iniciativa aprobada, hoy cuestionada por académicos.

Reporte especial de SinEmbargo

La iniciativa aprobada por los diputados para eliminar el fuero a los servidores públicos, incluido el Presidente de la República, es una medida electorera y podría ser usada por los partidos de mayoría para llevar ante los jueces a los funcionarios de oposición que considere “sospechosos”, alertaron académicos y politólogos.

Diversas personalidades como la politóloga Denise Dresser y los académicos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), José Roldán Xopa y Catalina Pérez Correa, informaron a través de Twitter que la legislación, aprobada ayer por unanimidad en la Cámara de Diputados, no sólo llevaría a jueces “cuatistas” a actuar discrecionalmente contra la oposición, sino que los imputados no serían removidos del cargo.

Ayer, los candidatos presidenciales José Antonio Meade Kuribreña (de la coalición “Todos por México”) y Ricardo Anaya Cortés (alianza “Por México al Frente”) celebraron la iniciativa aprobada que permitiría que los servidores públicos sean juzgaos en las mismas condiciones que cualquier otro ciudadano.

Los equipos de cada candidato aseguraron que la iniciativa, hoy cuestionada por académicos, fue impulsada por sus partidos políticos, el Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN).

“Después de varias legislaturas, en las que fueron más las resistencias que los apoyos para que se eliminara el fuero, hoy, por fin, es una realidad”, celebró Damián Zepeda Vidales, del partido blanquiazul.

“Día histórico para México. Felicito a los diputados por haber aprobado la reforma para eliminar el fuero de los servidores públicos. Como lo anticipé cuando impulsé esta iniciativa: seré el primer Presidente sin fuero”, escribió Meade Kuribreña, el que no es priista pero busca la Presidencia para el PRI.

La iniciativa parlamentaria modifica ocho artículos de la Constitución para eliminar la inmunidad procesal del presidente, secretarios de Estado, gobernadores, diputados, senadores, magistrados y cargos locales.

Las personas que ostenten estos cargos estarán sujetas a las mismas condiciones procesales que tiene cualquier ciudadano de México por la comisión de un delito, excepto la prisión preventiva. A los funcionarios tampoco se les podrá aplicar la suspensión del cargo hasta que la sentencia sea firme.

La investigadora Catalina Pérez Correa alertó de la irresponsabilidad de los diputados al aprobar una ley para quitar el fuero cuando en México no existen fiscalías autónomas, lo que daría paso a que se utilizara a la Procuraduría General de la República (PGR) como un instrumento político.

“No solo es cosmética, sin fiscalías autónomas es un riesgo. Las medidas cautelares se pueden usar contra un Senador o Gobernador incómodo (además de que al ser acusados se les puede impedir competir en una elección)”, escribió en su cuenta de Twitter.

Los académicos recordaron casos como “El michoacanazo”, donde 11 presidentes municipales, 16 altos funcionarios y un juez del estado de Michoacán fueron detenidos en 2009 por presuntos vínculos con el crimen organizado, cargos que no se les comprobaron y fueron liberados un año después.

También recordaron casos como el desafuero de Andrés Manuel López Obrador (año 2005), donde el entonces Presidente Vicente Fox junto con los partidos Acción Nacional y PRI intentaron truncar la candidatura del ex Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

“La reforma constitucional #SinFuero no es buena noticia. Se debió precisar desde hace mucho el significado y alcances del #FueroConstitucional para evitar lo que ha pasado: su uso indebido. Espero que el Senado, como Cámara Revisora, la modifique o no la apruebe”, escribió Francisco Burgoa, profesor en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Uno de los artículos que ha generado controversia es el 155, en el apartado de “Tipos de Medidas cautelares”, donde se menciona una serie de medidas cautelares que un juez podría imponerle a un servidor público considerado sospechoso:

-El sometimiento al cuidado o vigilancia de una persona o institución determinada o internamiento a institución determinada.

– La prohibición de concurrir a determinadas reuniones o acercarse a ciertos lugares.

– La colocación de localizadores electrónicos.

– La suspensión temporal en el ejercicio de una determinada actividad profesional o laboral.

De acuerdo con la Constitución mexicana, hasta la fecha el Presidente del país “solo puede ser acusado por traición a la patria y delitos graves del orden común” mientras esté en ejercicio.

La iniciativa aprobada por los diputados deberá ser ratificada por el Senado y por al menos 17 de los 32 congresos estatales del país.

Fuente: SinEmbargo

Comentarios