Resistencia latina, en marcha: cumbre de líderes y activistas en EU

0

Líderes, activistas y estrategas latinos de todo Estados Unidos han comenzado a organizarse y llevarán a cabo una cumbre este martes a unas horas de que Donald Trump ofrezca su primer discurso en el Congreso. El objetivo de esta reunión es “desarrollar una estrategia política para luchar en contra de la agenda anti-inmigrante y anti-latina de Trump”. El evento se llevará a cabo en unos momentos de gran temor e incertidumbre en la comunidad inmigrante, sobre todo por los mensajes contradictorios de la administración Trump en torno a la aplicación de su nueva política migratoria.

Por María Peña/ La Opinión

Los Ángeles. Horas antes de que el Presidente Donald Trump ofrezca su primer discurso ante una sesión conjunta del Congreso este martes, líderes latinos de todo el país realizarán una “cumbre” para evaluar estrategias de resistencia a sus políticas, afirmaron sus organizadores.

A pocas cuadras del Capitolio, líderes, activistas y estrategas latinos de todo el país llevarán a cabo la primera “cumbre” de su tipo como el objetivo de “desarrollar una estrategia política para luchar en contra de la agenda anti-inmigrante y anti-latina de Trump y cómo incrementar el poder político de los latinos”, explicó en un comunicado Cristóbal J. Alex, presidente del “Latino Victory Fund”.

El ex Congresista demócrata y ahora fiscal general de California, Xavier Becerra, afirmó que los líderes latinos lucharán por la comunidad bajo asedio y que el encuentro en Washington será el momento perfecto “para desarrollar estrategias para no sólo defender los derechos de los inmigrantes sino también para proteger el acceso al seguro de salud asequible, la educación y mucho más”.

Por su parte, la Senadora demócrata de Nevada, Catherine Cortez Masto, la primera latina en el Senado, dijo que las elecciones del pasado 8 de noviembre, que dieron el triunfo a Trump, dejaron una lección muy clara:“debemos escuchar, aprender y organizarnos para el futuro”.

“Ya es hora de que nuestras comunidades se empiecen a movilizar para las batallas que tenemos por delante. Es hora de inspirar a una generación de líderes que representen la diversidad de nuestro estado y nuestro país” y luchen por un trato digno para las familias, afirmó.

En ese sentido, el Congresista demócrata de California, Tony Cárdenas, criticó los esfuerzos republicanos por eliminar “Obamacare”, y destacó la urgencia de luchar “contra los esfuerzos de Trump de atacar a nuestros vecinos y empresarios”.

“Nos uniremos para asegurarnos de que todos los estadounidenses tengan acceso a educación, asistencia médica asequible y que se sientan seguros en sus casas, escuelas y lugares de trabajo”, dijo.

La cumbre contará con la participación de otros líderes demócratas del Congreso, como la legisladora californiana, Nanette Barragán, y líderes locales y estatales, así como varios de los principales estrategas políticos de la nación.

El encuentro tiene la doble misión de echar a andar una estrategia local y nacional coordinada que promueva a candidatos latinos progresistas y avanzar una agenda netamente “pro-latina”, según el Latino Victory Fund.

Según el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, el discurso de Trump ofrecerá una visión “positiva” y una “hoja de ruta” para el futuro rumbo de EEUU, y abarcará temas como la creación de empleos y la seguridad nacional.

Trump suele criticar todas las políticas de su antecesor, Barack Obama, y de hecho ha emitido órdenes ejecutivas para desmantelar su legado.

El mandatario insiste en Twitter y en diversos foros públicos que ganó con enormes resultados en el Colegio Electoral -306 votos-, y que heredó un “desastre”, aunque los hechos sobre el terreno y los datos económicos indiquen lo contrario.

Este discurso, al igual que el que ofreció el entonces Presidente Obama un mes después de su toma de posesión en 2009, es por invitación del Congreso pero no es el acostumbrado discurso sobre el “Estado de la Unión”.

La cumbre latina se llevará a cabo en unos momentos de gran temor e incertidumbre en la comunidad inmigrante, sobre todo por los mensajes contradictorios de la Administración Trump en torno a la aplicación de su nueva política migratoria.

El secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, dijo ayer en México que “no habrá deportaciones masivas”, y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) asegura que, salvo unas modificaciones, sólo está haciendo cumplir las leyes de inmigración.

Sin embargo, sobre el terreno, abundan denuncias de redadas y arrestos arbitrarios que han afectado a “Dreamers” y demás inmigrantes con permisos temporales.

En busca de un inmigrante con órdenes de deportación, agentes de la Oficina de Aduanas y Control de Fronteras (CBP) abordaron esta semana un vuelo doméstico en Nueva York, procedente de San Francisco, y exigieron a todos los pasajeros la presentación de documentos. El individuo no estaba en el vuelo y, en todo caso, la CBP normalmente solo tiene autoridad en los vuelos internacionales.

El incidente generó mala prensa y protestas de la comunidad inmigrante, ante la percepción de excesos por parte del DHS.

Fuente: SinEmbargo

Comments are closed.