Quitar fuero al presidente, ofrece AMLO en proyecto alternativo de Nación

0

Andrés Manuel López Obrador, líder del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) presentó su nuevo “Proyecto Alternativo de Nación”, en donde señala que va a cambiar la estrategia de seguridad, quitará el fuero al Presidente de la República y lanzará a consulta pública la permanencia de las reformas estructurales, esto en caso de resultar ganador en las próximas elecciones del 2018.

Foto: MorenaEl presidente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer sus 50 Lineamientos Básicos del Proyecto Alternativo de Nación 2018-2024, entre los que destacan realizar una consulta a la población sobre las reformas estructurales

Además, ofreció que de ganar las elecciones de 2018 tendrá “una postura mesurada” en política exterior ante la llegada del empresario Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos.

“Se dará preferencia a los pobres, se cuidarán los recursos naturales, la riqueza de la nación y los recursos del trabajo de los mexicanos se distribuirán con justicia, y nunca más se permitirá que los privilegios de pocos se sustenten en la opresión, la inseguridad y la miseria de millones de mexicanos.

“Expongo la postura que mantendremos en cuanto a las llamadas reformas estructurales, laboral, educativa, energética, entre otras. Confieso que soy partidario de revertirlas, tengo suficientes razones para sostener que no benefician al pueblo, sino que lo perjudican. Sin embargo, no responderemos a una imposición con otra imposición. Por ello, se consultará a la gente si las reformas se mantienen o se cancelan y se respetará la decisión de la mayoría”, señaló López Obrador en su segundo Congreso Nacional Extraordinario.

En su discurso, el exjefe de Gobierno ofreció mantener una postura mesurada en política exterior, sin asumir protagonismos:

“La política exterior que proponemos se sustentará en la aplicación de una buena política interior, si hay una buena política interior nos van a respetar afuera. La política exterior que sostenemos se sustentará en la seriedad”, destacó.

Agregó que Morena tiene autoridad moral para enfrentar el principal problema de México, la corrupción política, por lo que convocó a todos los mexicanos, mujeres y hombres, pobres y ricos, pobladores del campo y de la ciudad, religiosos o libres pensadores, a construir un acuerdo nacional para hacer de la honestidad una forma de vida y de gobierno.

“Aun cuando antes de la elección de 2018 se presentara el nuevo proyecto alternativo de nación, que será elaborado con la participación de especialistas, adelanto que la propuesta se resume en gobernar con rectitud, desterrar la corrupción, abolir la impunidad, actuar con austeridad y destinar todo lo que se ahorre, a financiar el desarrollo del país”, dijo el dirigente nacional de Morena.

Enseguida enumeró sus 50 propuestas, entre las que retomó una de sus campañas presidenciales: primero los pobres.

Destacó que se debe terminar con la República simulada, donde unos cuantos políticos deciden el destino del país en los Poderes de la Unión.

“Hay poderes constitucionales, pero en los hechos están confiscados por un grupo. Por eso lo primero que debemos hacer es recuperar democráticamente al Estado y convertirlo en el promotor del desarrollo político, económico y social del país”, explicó.

El excandidato presidencial afirmó que si Morena asume el poder en el 2018 se garantizarán las libertades y cada quien podrá dedicarse a la actividad que más le satisfaga y convenga. “Pero, obviamente, todos tendremos que ceñirnos a la nueva legalidad y a reglas claras. Se podrá hacer negocios pero no habrá influyentismo, corrupción ni impunidad”, acotó.

Indicó que el presupuesto será realmente público; se dará preferencia a los pobres; se cuidarán los recursos naturales; la riqueza de la nación y los frutos del trabajo de los mexicanos se distribuirán con justicia; y nunca más se permitirá que los privilegios de pocos se sustenten en la opresión, la inseguridad y la miseria de millones de mexicanos.

López Obrador se comprometió a brindar atención especial a la frontera sur, con miras a evitar el maltrato a los migrantes centroamericanos y garantizar el respeto a sus derechos humanos.

Aseguró que habrá un auténtico Estado de Derecho. Será realidad la autonomía e independencia de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Se impulsará también un nuevo federalismo para definir con claridad las reglas de convivencia y cooperación entre el gobierno federal, los gobiernos estatales y el gobierno de la Ciudad de México.

“El nuevo gobierno garantizará el derecho a disentir a la libre manifestación de las ideas y seremos siempre respetuosos de las creencias religiosas. Estamos a favor del diálogo, de la tolerancia, de la diversidad y del respeto a los derechos humanos”, ofreció.

“Cuando triunfe nuestro movimiento no habrá impunidad. Se eliminarán los fueros al presidente y a los altos funcionarios públicos. Se propondrá una reforma al artículo 108 de la Constitución para poder juzgar por corrupción al presidente en funciones. El ejemplo de honestidad se dará desde el gobierno y habrá un sistema eficaz anticorrupción con participación ciudadana. Asimismo, los delitos de esta índole serán considerados graves y sancionados por el Poder Judicial”, destacó.

El político tabasqueño prometió que el presidente de la República se someterá al principio de la revocación del mandato. Al cumplirse dos años, añadió, se hará una consulta para que la gente decida si continúa o no en su cargo. El pueblo es soberano: así como otorga un mandato, puede retirarlo. El pueblo pone y el pueblo quita. “Junto al combate a la corrupción aplicaremos una política de austeridad republicana; al pueblo le costará menos mantener al gobierno, es decir, se reducirá el gasto corriente. Bajarán los sueldos de los altos funcionarios públicos. Se cancelarán las pensiones millonarias a los expresidentes, no habrá servicio médico privado ni cajas de ahorro especial, se venderá toda la flotilla gubernamental de aviones y helicópteros del gobierno. En pocas palabras, se terminarán los privilegios”, expuso.

Entre otras cosas, aseguró que se mejorará el salario por principio de justicia y para fomentar el consumo y el mercado interno. Consideró que es económica, social y moralmente imprescindible aumentar el devaluado salario mínimo y se dijo seguro que logrará el consenso entre la representación obrera y empresarial del país.

“Pero, convencimiento y negociación aparte, sostengo que es posible, desde ahora, hacer el compromiso de que a principios del 2019 mejorarán los sueldos de los trabajadores al servicio del Estado. Estos aumentos incluirán a maestros, enfermeras, médicos, policías, soldados y otros servidores públicos. Adicionalmente es factible agregar al salario de los trabajadores del gobierno federal cuando menos otros tres puntos, prestaciones como vales de fin de año, de alimentación, vestuario y otras se entregan en dinero y no en especie”, afirmó.

Destacó que los jóvenes tendrán garantizado el derecho al estudio y al trabajo. “Desde la elección pasada insistí mucho sobre la necesidad de evitar el abandono de los jóvenes. Un distintivo del periodo neoliberal o neoporfirista ha sido, precisamente, la marginación y el ninguneo a la juventud. La falta de derechos efectivos para las nuevas generaciones ha producido frustración, odios y resentimientos que atizan la violencia que padecemos”, mencionó.

Precisó que son tres los objetivos generales de este programa: integrar a los jóvenes en las actividades laborales o académicas para dotarlos de herramientas en la búsqueda de una vida mejor; alejarlos del desempleo y del camino de las conductas antisociales y acelerar la preparación de una gran reserva de jóvenes para las actividades productivas en previsión de un mayor crecimiento económico en el futuro próximo.

“Del total de jóvenes que podrán participar en el programa se propone la formación de dos grupos: por un lado, se contempla a los cerca de 300 mil jóvenes, que han sido rechazados de las universidades públicas y que aún pueden estudiar si se pone en práctica un proyecto educativo emergente; el otro grupo corresponde a dos millones 300 mil jóvenes que han buscado empleo sin encontrarlo y que serán ocupados en actividades, al mismo tiempo, formativas y productivas”, añadió.

En el primer grupo hablamos de 300 mil estudiantes, con un apoyo o beca de 2 mil 290 pesos mensuales o 27 mil 500 pesos anuales por alumno. El presupuesto sería de 8 mil 250 millones de pesos, con aplicación en toda la República. Al segundo grupo se le ofrecerá puestos de trabajo, esos 2 millones 300 mil jóvenes de todo el país, serán empadronados con el objeto de determinar su ubicación en el programa de empleo como aprendices en empresas pequeñas, medianas o grandes, tanto del sector público como del privado. El ingreso para el joven será equivalente a 1.5 salarios mínimos. La erogación por este concepto será de 94 mil 695 millones anuales. En general, garantizar el estudio y el trabajo a todos los jóvenes, significaría una inversión, que no gasto, de 103 mil millones de pesos.

“Ya estamos preparándonos con apego a las leyes electorales, sin realizar actos anticipados de campaña, pero conscientes de que en estas elecciones se escribirá el prólogo del gran viraje que lograremos para el bien de la patria y la felicidad del pueblo en el 2018”, apuntó López Obrador.

El Congreso Nacional Extraordinario fue encabezado por la diputada federal de Morena, Delfina Gómez, quien se perfila para ser la candidata a la gubernatura del Estado de México en 2017.

Ayer, Delfina Gómez dio a conocer las bases del nuevo Proyecto Alternativo de Nación.

En el primer día del Congreso el presidente de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia, Héctor Díaz Polanco, dio a conocer que se suspendieron derechos partidistas a 17 militantes, y 15 más fueron sancionados del partido por corrupción y actos contrarios a sus estatutos.

En total se abrieron 300 expedientes, de los cuales 72 se completaron con resoluciones, precisó.

“Además la Comisión emitió 124 oficios o documentos, incluyendo respuestas a consultas de órganos y protagonistas, así como criterios y diversas recomendaciones”, indicó, sin mencionar nombres, pero sí dijo que entre los señalados están dos legisladoras por homofobia y se expulsó a militantes por violencia de género.

Fuente: Proceso

Comentarios

Skip to toolbar