Plantea AMLO administración militar en Tren Maya y aeropuertos

0

El presidente realiza este fin de semana una gira para supervisar los avances del Tren Maya, que tendrá una inversión estimada de 5 mil millones de dólares para cerca de 1 mil 500 kilómetros de extensión en los cinco estados del sureste: Tabasco, Campeche, Yucatán, Chiapas y Quintana Roo.

El gobierno federal buscará que las Fuerzas Armadas queden a cargo de la administración de tres tramos del Tren Maya y de tres aeropuertos de la Península de Yucatán, además del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, que se construye en Santa Lucía, anunció este domingo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

De gira en la zona arqueológica de Tulum, el mandatario dijo que uno de los objetivos de la creación de una empresa del Estado con esa finalidad es que los recursos se destinen al financiamiento de pensiones del Ejército y de la Marina.

Los aeropuertos de futura administración militar en el sureste serán los de Chetumal, Palenque y el de Tulum, que iniciará su construcción en breve.

López Obrador detalló que todas las obras representan una inversión en conjunto de 200 mil millones de pesos, lo cual contempla el Tren Maya, acciones de infraestructura para energía eléctrica y gas, así como para desarrollo social en los cinco estados del sureste.

El mandatario firmó esta mañana en Tulum el Programa Regional de Ordenamiento Territorial con los gobernadores de la región sureste del país por donde pasará el Tren Maya. Asistieron autoridades federales y los secretarios de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval González, y de Marina, José Rafael Ojeda Durán.

“La administración, la operación del Tren la tenemos que definir con tiempo, estamos pensando que de Tulum hasta Palenque, que son tres tramos del Tren, más el aeropuerto de Tulum, el aeropuerto de Chetumal, de Palenque, y el aeropuerto Felipe Ángeles de la Ciudad de México, se manejen en una empresa que dependa de las Fuerzas Armadas, con el propósito que sea buena la administración del Tren, que sea autosuficiente y que las utilidades de esta empresa se destinen a fortalecer las finanzas para pensionados y jubilados de las Fuerzas Armadas”, indicó.

Otro objetivo de esta medida, agregó, es “proteger esta obra para que no haya la tentación de privatizarla, y qué mejor que dejársela a las Fuerzas Armadas”.

A la vez, se busca con ello “garantizar la seguridad en la región. Aquí tenemos que cuidar que no tengamos ningún problema de inseguridad para que se garantice a todos los que visiten esta región poder estar seguros”.

Con el Programa Ordenamiento Territorial se busca una coordinación para poner orden al uso de suelo en la región, en el marco del desarrollo de estas obras.

El plan fue signado por los gobernadores Carlos Manuel Joaquín González, de Quintana Roo; Mauricio Vila Dosal, de Yucatán; Rutilio Escandón Cadenas, de Chiapas; Adán Augusto López Hernández, de Tabasco, y Carlos Miguel Aysa González, de Campeche, así como por Eduardo López Moreno, representante de ONU-Hábitat México, como testigo de honor.

Ante las críticas por la creciente participación de las Fuerzas Armadas en proyectos prioritarios del Gobierno, el general Gustavo Vallejo defendió la intervención del Ejército para “observar cabalmente los preceptos de eficacia, eficiencia y honradez”.

“En el cumplimiento de estas tareas, el Ejército y Fuerza Aérea ratifican su compromiso institucional de seguir contribuyendo al progreso del país mediante la realización de obras sociales como las que hoy son motivo de este evento”, manifestó el general en representación de Sedena.

López Obrador llamó que el convenio sea un marco para trabajar de manera coordinada y con honestidad, para cuidar el medio ambiente, el patrimonio cultural y arqueológico, y respetar a las comunidades.

“No hay más belleza que lo que se tiene en esta región del sureste. Y ese es el propósito del Tren Maya: integrar toda la región y que no sólo el turista llegue a gozar de las playas, del sol y la naturaleza, sino también de la importante cultura que se estableció”, agregó.

Recordó que en breve iniciará la construcción del tramo del Tren Maya de Tulum a Chetumal y a Escárcega, con el objetivo de que en 2023 esté en funcionamiento, y de 2023 al 2024 se concrete su operación. Agregó que el 21 de marzo de 2022 estará concluido el Aeropuerto Felipe Ángeles, para lo cual restan 15 meses de trabajo.

Todas las obras de infraestructura tienen la misión de reivindicar los estados del sureste rezagados, dijo, por 30 años, en contraste con el impulso que se le dio al centro y norte del país.

Fuente: La Jornada/ SinEmbargo

Comments are closed.