Paran el Congreso durante 6 semanas

0

El Congreso de la Unión se va de vacaciones durante 6 semanas, y deja al garete los trabajos de la comisiones especiales de Ayotzinapa, Línea 12, Ayotzinapa y más…

Por David Martínez Huerta

A pocos días de que concluya 2014, diversas comisiones especiales del Congreso de la Unión corren el peligro de recibir “carpetazo”. Entre los temas que quedarían pendientes están la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, Guerrero; la masacre en Tlatlaya, en el Estado de México; el desfalco de Oceanografía a Pemex; la falla estructural de la Línea 12 del Metro en el Distrito Federal; la controvertida licitación del tren bala México-Querétaro; la contaminación con químicos del Río Sonora y la construcción del nuevo aeropuerto de la capital del país, entre otras.

A partir del 15 de diciembre de forma oficial, pero en la práctica desde el 11 de diciembre, diputados y senadores harán maletas para disfrutar del periodo de receso de seis semanas que les otorga la Ley, hasta que inicie el nuevo periodo ordinario de sesiones el 1 de febrero de 2015.

Varios legisladores consideraron que están en riesgo de morir de inanición por quedar en el abandono las diversas comisiones especiales y grupos de trabajo que se crearon poco tiempo después de que ocurrieran actos reprobables de la autoridad que indignaron a la opinión pública,

“Puede haber la tentación de hacer morir de inanición a estas comisiones especiales, por falta de actividad o por falta de voluntad. En la Comisión Especial de Ayotzinapa hay muchos diputados pateando el bote, esperando que la petición ciudadana de que se desvanezcan estos asuntos, pero la verdad es que no se van a desvanecer”, afirmó la Diputada Lilia Aguilar Gil, del Partido del Trabajo (PT) para SinEmbargo.

Aunque fueron presentadas ante la sociedad como respuesta del Poder Legislativo ante legítimas demandas ciudadanas, hoy, el periodo vacacional del diciembre y enero en ambas cámaras del Congreso de la Unión y el inminente inicio del periodo electoral pone en riesgo la vida de estas comisiones investigadoras y de seguimiento.

Tal es el caso de comisiones tan importantes para la ciudadanía como la que coadyuva en la investigación de la masacre de ciudadanos a manos de elementos del ejército en Tlatlaya, Estado de México, o la que colabora en la indagatoria de la desaparición de 43 estudiantes en Iguala, Guerrero.

“Pues desafortunadamente ahorita con el periodo vacacional, el receso de diciembre a enero, dudo mucho que se pueda resolver algo”, explicó en entrevista la Diputada Zuleyma Huidobro, de Movimiento Ciudadano (MC), quien es integrante del grupo de trabajo para dar seguimiento al caso Tlatlaya.

Durante mes y medio se cruzarán las festividades de Navidad, fin de año, la rosca de reyes, entre otras, que distraerán a los legisladores de cualquier actividad, incluso a aquellos que integren la Comisión Permanente durante el periodo de receso en comento.

“Eso naturalmente va a parar el trabajo de las comisiones, a excepción de los que nos vamos a quedar en la Comisión Permanente que es la comisión de guardia, yo no veo que muchos legisladores –sobre todo ahora que empieza el periodo electoral– vayan a quedarse en la Cámara de Diputados, y mucho menos a darle seguimiento a estos temas en los que la mayoría no tiene un interés”, explicó la legisladora Lilia Aguilar.

Por otro lado, la Comisión Especial para Revisar el Proceso de Licitación, Emisión del Fallo y su Cancelación, para la Construcción del Tren México-Querétaro, que preside el Diputado Fernando Alfredo Maldonado Hernández, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), apenas se instalará este martes, y prácticamente no tendrá oportunidad de sostener nuevas reuniones ante la inminente época navideña.

Otras comisiones en el olvido son la que da seguimiento a la problemática generada por el derrame de diversas sustancias contaminantes en el Río Sonora, creada el pasado 17 septiembre 2014, y que es presidida por el priista Willy Ochoa. En tanto, la Comisión Especial para la atención y seguimiento a la construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, ni siquiera se ha integrado.

Fuente: Sin Embargo

Comments are closed.