PAN impone moral religiosa al Senado

0

El Partido Acción Nacional logró imponer su moral religiosa al Senada, con ley que discrimina y avergüenza, denuncias líderes civiles y especialistas en cuestiones de igualdad de género

Por Laura Cordero

José María Martínez Martínez, Senador del Partido Acción Nacional (PAN) y presidente de la Comisión de la Familia y Desarrollo Humano, desató una polémica tras su discurso del viernes pasado, cuando se conformó dicha Comisión, en la que aseguró que intentarán revertir “la tendencia” que se pretende imponer a la mayoría de los mexicanos “para adoptar un modelo de familia basado en modas y tendencias”.

El también vicecoordinador de la bancada panista en la Cámara Alta, dijo que se trabajará a favor de la vida. “No queremos el aborto, queremos volver de nueva cuenta a esos lazos naturales que han integrado ese concepto de familia, esa comunidad de amor y de solidaridad; y trabajaremos en función de la vida”, expuso.

Luego de sus declaraciones, diversas organizaciones defensoras de derechos humanos, y a favor de la interrupción del embarazo, se manifestaron en contra de la creación de la Comisión y sobre todo de las declaraciones del Senador panista, las cuales fueron calificadas como retrógradas y poco informadas.

Aidé García Hernández, Coordinadora de Relaciones Interinstitucionales de Católicas por el Derecho a Decidir (CDD), dijo que el legislador intenta “imponer una agenda moral conservadora que va en decrecimiento de los derechos humanos ya garantizados”.

García Hernández aseguró para SinEmbargo que esta Comisión “va encaminada sólo a una agenda y a una generación de políticas públicas con tintes religiosos”.

“Creemos que es una situación que va en decremento de los derechos, que viola el artículo 1º Constitucional, el artículo 40º, cuando ellos deberían ser garantes a la protección de los Derechos Humanos y sobre todo al Estado laico”.

También aseguró que la decisión de la creación de la Comisión es una incongruencia por parte del resto de los legisladores, pues lo más preocupante es que haya sido avalada por el Senado.

La comisión fue creada desde el 25 de febrero de 2014 por acuerdo de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado de la República y está presidida por el Senador José María Martínez Martínez (PAN) y los secretarios son la Senadora Lisbeth Hernández Lecona (Partido Revolucionario Institucional), el Senador Alfonso Romero Lainas (Partido de la Revolución Democrática), y la integran las legisladoras Ninfa Salinas Sada (Partido Verde Ecologista de México) y Martha Palafox Gutiérrez (Partido del Trabajo).

“Hay varios senadores que creemos son progresistas o que desde sus principios de partido, tienen la garantía de los derechos humanos y de las mujeres, nos parece que es incongruente lo que se está generando en el Senado de la República, avalado por el Pleno”, dijo Aidé García.

PAN impone moral religiosa al Senado1

Las declaraciones del Senador Martínez fueron calificadas como discriminatorias al no reconocer los matrimonios homoparentales como una familia. Foto: Cuartoscuro.

El viernes pasado, en entrevista con medios de comunicación, el legislador aseguró que en México se han adoptado políticas internacionales que han llevado a crear institutos de atención a las mujeres, a la niñez, a los jóvenes y a los adultos mayores, “pero lamentablemente lo hemos hecho sin pensar en el concepto integral de la familia, desde ese concepto de lazos naturales que ha predominado a lo largo de la historia y que ha resistido embates de modas y tendencias”.

Al respecto, Sandra Salcedo González, investigadora del Programa de Derechos Humanos de la Universidad Iberoamericana, consideró que desde el discurso durante la conformación de la Comisión, se promovió una “discriminación de las personas en cuanto a sus derechos”.

La académica aseguró que se debe analizar si la Comisión piensa trabajar bajo la perspectiva “de ir en contra de la interrupción del embarazo o sea del derecho a decidir de las mujeres y del reconocimiento de los derechos de las familias homoparentales” y de ser ésta la visión “definitivamente tendría que disolverse”.

La investigadora también dijo que se debe hacer un análisis de “las responsabilidades que han incurrido a través de esas declaraciones hacia prácticas discriminatorias”.

Calificó como “retrógrada” la postura del Senador Martínez Martínez, pues puso en juego “la dignidad de las personas y las obligaciones internacionales que hay, porque no solamente estamos en nuestra Constitución, que la misma reconoce tratados internacionales, sino que son claros todos los tratados tanto dentro de la Carta Universal de Derechos Humanos, como de las cartas interamericanas que contemplan la obligación de los estados y de todas las autoridades el garantizar el derecho a la igualdad, la no discriminación”, explicó para SinEmbargo.

Durante la conformación, también estuvo presente Jorge Luis Preciado Rodríguez, coordinador de la bancada blanquiazul, quien aseguró que la creación de la Comisión de la Familia y Desarrollo Humano ayudará a los legisladores y a la sociedad mexicana a resolver de manera integral el concepto de familia que se está perdiendo.

“Pareciera que hasta nos diera vergüenza a veces salir a defender el concepto de familia, o que estamos fuera de onda o fuera de moda, cuando somos mayoría”, expresó.

Salcedo dijo que actualmente “el Poder Legislativo está para legislar para todas las personas y no a grupos que podríamos considerar como no mayorías, los grupos de población indígenas, pueblos originarios, las personas con discapacidad, las personas que viven con VIH SIDA, varios grupos; entonces, ¿esas personas qué?, ¿esas no las puede contemplar?”.

En el mismo tono, la presidenta de la organización Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), Regina Tames, aseguró que la conformación de la Comisión no está mal, siempre y cuando “se hubiera pensado de la totalidad del respeto a los derechos humanos”.

“Lo que está terrible son las declaraciones de quien la preside”, dijo. Tames aseguró que hay un juego complejo como para saber “si la Comisión fue creada para garantizar los intereses morales, religiosos o fundamentalistas del PAN o si realmente habría posibilidad de reformular lo que hace la Comisión para realmente formar una política pública en México que tenga que ver con la familia”, dijo para SinEmbargo.

Aseguró que el Senador tiene un cobijo y, por lo tanto, “es momento de la ciudadanía diga hasta aquí con la impunidad. Hay principios democráticos que no permiten la discriminación y ponerlo con todas sus letras, este señor está diciendo es que hay personas que no tienen los mismo derechos y es totalmente discriminatorio”.

También destacó la falta de información con la que cuenta el presidente de la Comisión.

“Yo creo que este señor no tiene idea de los derechos humanos. Ni siquiera por estar en el Senado reconoce estas reformas que hubo en materia de Derechos Humanos a la Constitución. Se hicieron hace sólo tres años. Estaría faltando a su deber como servidor público, de ver las medidas para que esta reforma se lleve a cabo y que no solamente se quede en el discurso”.

El 11 de julio de 2011 se publicaron en el Diario Oficial de la Federación las modificaciones a 11 artículos de la Constitución para garantizar los Derechos Humanos de todos los mexicanos y se elevaron a rango constitucional los tratados internacionales signados por el país.

Sobre ello, la académica Salcedo también dijo que las declaraciones del Senador, “son una muestra de una falta de conocimiento de lo que son los derechos. Es urgente que dentro de nuestro Poder Legislativo y dentro de los tres poderes de la unión, se tenga mucho más compromiso con todos los estudios de los derechos humanos de la perspectiva de no discriminación e igualdad de género”.

“Es lamentable que nosotros tengamos que estar deteniendo discusiones para garantizar más derechos y garantizar una perspectiva progresista de los derechos ya reconocidos y tener que regresarnos a decirle a una persona que eso no se puede”.

Fuente: Sin Embargo

Comments are closed.