Ordena juez revisar caso que relaciona a Lozoya y Odebrecht

0

Emilio Lozoya Austin, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) ganó este martes la apelación contra la medida prisión preventiva impuesta por el caso de Odebrecht. Con esta resolución, el exfuncionario federal del Gobierno de Enrique Peña Nieto, Emilio Lozoya podría salir libre, pues el Juez tendrá que reponer la audiencia en su contra y es justo en esa cita donde se definirá si Lozoya Austin queda o no en libertad, confirmaron autoridades del Consejo de la Judicatura Federal.

Un tribunal unitario en materia penal con sede en esta capital, determinó que el juez de control de Centro de Justicia Federal con sede en el Reclusorio Norte, revise si el ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin debe permanecer en prisión preventiva en el juicio que enfrenta por los sobornos de Odebrecht.

Mañana se realizará la audiencia donde el impartidor de justicia decidirá si le cambia la medida cautelar.

El tribunal federal ordenó que se analice la apelación que realizó el ex funcionario a efecto de que se resuelva si es procedente dejarlo en prisión preventiva o recupera la libertad.

En noviembre del año pasado, José Artemio Zúñiga Mendoza, juez de Control del Centro de Justicia Penal Federal dictó prisión preventiva a Emilio Lozoya Austin, por el caso Odebrecht y delitos de lavado de dinero, cohecho y asociación delictuosa.

Tras más de 15 meses de gozar de libertad condicional, quedó preso ayer en el Reclusorio Norte por decisión judicial y a solicitud de la Fiscalía General de la República (FGR), de Pemex y de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

Es el primer alto funcionario del gobierno de Enrique Peña Nieto en ser encarcelado por actos de corrupción vinculados con la constructora brasileña Odebrecht, la cual le entregó 10.5 millones de dólares que, según dijo Lozoya a la FGR, se destinaron a algunos compromisos de la campaña del ex mandatario priísta y a sobornos a legisladores para que avalaran la reforma energética en 2013.

Fuente: La Jornada/ SinEmbargo

Comments are closed.