Los odiadores

0

Por Álvaro Delgado Gómez

Krauze no sólo es el inventor del López Obrador que ambiciona la reelección, sin más información que sus prejuicios, sino el ideólogo, junto con Héctor Aguilar Camin, de la coalición Va por México

La saña no fue ahora contra el Presidente Andrés Manuel López Obrador, un servidor público que está sujeto al más implacable escrutinio y que puede responder a toda crítica, sino contra un niño de 15 años de edad, su hijo Jesús Ernesto, pero los perpetradores de la campaña son los mismos: Los profesionales del odio.

Los profesionales del odio, los odiadores, son los que se ufanan de una supuesta superioridad por no tener piel oscura, o teniéndola desprecian a los pobres, y los que gozan viendo sufrir cuando ejercen o ven ejercer violencia amparados en la libertad de expresión.

Los odiadores ignoran o no les importa que la violencia contra niñas, niños y adolescentes es, como la define la ONU, “toda forma de perjuicio o abuso físico o mental, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación, incluido el abuso sexual”.

Los odiadores, aun los que se dicen doctos en el derecho, ignoran que en México existe una Ley para la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes que, en su artículo 16, dispone que contra ellos no deberá hacerse ningún tipo de discriminación en razón de raza, color, sexo, idioma o lengua, religión, opinión política, origen étnico, nacional o social, posición económica, discapacidad física, circunstancias de nacimiento o cualquier otra condición.

Los odiadores son los que guardan un cómplice silencio y justifican la violencia contra un adolescente sólo porque su padre como autoridad, según ellos, no atiende a otros niños y adolescentes.

Los odiadores son los que, desde la cobardía del anonimato, planifican y financian las campañas de odio que vician el debate público y degradan las prácticas democráticas, a menudo en nombre de la democracia.

Son los que, hace menos de cinco años, se reunían en la casa de Berlín 245, en Coyoacán, a fabricar mentiras contra López Obrador con financiamiento de magnates claramente identificados y los que, con fondos de la corrupta trasnacional española OHL, produjeron “Populismo en América Latina”, una serie bajo investigación de la Fiscalía General de la República.

Los odiadores son los que, en 2006, fabricaron con recursos ilimitados la campaña de “un peligro para México” contra un político al que transitoriamente descarrilaron y quien, al paso de los años, los venció y hasta unió en un solo polo partidario a toda la coalición de intereses que, en 1988, creó Carlos Salinas de Gortari.

No es fortuito que en medio de la vil campaña de violencia contra un niño de 15 años de edad se cumpla, este lunes 27, el 16 aniversario de “El mesías tropical”, de Enrique Krauze, un ensayo que proveyó a la actual oposición de un discurso contra el padre de Jesús Ernesto.

Krauze no sólo es el inventor del López Obrador que ambiciona la reelección, sin más información que sus prejuicios, sino el ideólogo, junto con Héctor Aguilar Camin, de la coalición Va por México creada de la mano de Claudio X. González, una triada nostálgica de los dineros del Estado.

Esos son parte de los odiadores, vividores del erario convertidos en ideólogos de los partidos tradicionales. Y sí: El odio cohesiona a esa masa cada vez más pútrida, pero también cada vez más repudiada por la sociedad y que seguirá consumiéndose en su amargura…

Fuente: SinEmbargo

Comments are closed.