Los aspirantes de la oposición, manchados por la corrupción

0

Ricardo Anaya, Francisco García Cabeza de Vaca, Alejandro Moreno Cárdenas y Silvano Aureoles Conejo. Los cuatro han sido destapados para la elección presidencial de 2024 y los cuatro enfrentan señalamientos de corrupción que pueden impactar sus aspiraciones para llegar a Palacio Nacional.

Por Obed Rosas/ SinEmbargo

Son cuatro aspirantes presidenciales. Todos pertenecen a los partidos que integran la alianza opositora Va por México: PAN, PRI y PRD. Y sobre los cuatro pesan señalamientos de corrupción que son investigados por las autoridades federales. Se trata de Ricardo Anaya, Francisco García Cabeza de Vaca, Alejandro Moreno Cárdenas y Silvano Aureoles Conejo.

Anaya y Cabeza han sido destapados por el dirigente del Partido Acción Nacional (PAN) Marko Cortés. Sobre el primero ha dicho en reiteradas ocasiones que es “un perseguido político”, en referencia a la investigación que ha realizado la Fiscalía General de la República (FGR) por su posible vinculación al caso Odebrecht. Sobre el segundo que es uno de sus “perfiles fuertes”, pese a que el Gobernador de Tamaulipas enfrenta una orden de aprehensión por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Por parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Moreno Cárdenas, su actual dirigente, se auto destapó en diciembre pasado para la contienda presidencial de 2024, una situación que le ha valido cuestionamientos dentro del tricolor, aunque esto representa, por mucho, el menor de los problemas del líder priista, quien es además investigado por la FGR y por la Fiscalía de Campeche por supuesto enriquecimiento ilícito, lo cual lo ha llevado a decirse también un perseguido político y salir del país para emprender una gira internacional para denunciar esto.

En el caso del Partido de la Revolución Democrática (PRD), su presidente nacional, Jesús Zambrano Grijalva, ha dicho en distintos momentos que el Sol Azteca también tiene aspirantes para la elección presidencial y sobre todo ha hecho hincapié en las posibilidad del exgobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, quien además de enfrentar señalamientos de la actual administración estatal, que encabeza el morenista Alfredo Ramírez Bedolla, por presuntas irregularidades, es objeto de una investigación por ​​una presunta red de corrupción que tejió desde que era Diputado federal y luego Gobernador para desviar recursos públicos a través de empresas fachadas y lavadores de dinero, como reveló SinEmbargo.

De estos cuatro candidatos opositores, el mejor colocado en las encuestas —la de Reforma, Massive Caller y Enkoll— que han dado seguimiento a la sucesión en Palacio Nacional es Ricardo Anaya, quien desde hace un año dejó el país en medio de la investigación por su presunta relación en la trama de corrupción de Odebrecht para instalarse en Estados Unidos, desde donde ha negado haber recibido 6.8 millones de pesos a cambio de su voto a favor de la Reforma Energética del expresidente Enrique Peña Nieto.

Jesús Zambrano, Alejandro Moreno y Marko Cortés durante la conferencia de prensa de la coalición Va Por México. Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro.

ANAYA Y CABEZA DE VACA, DOS CARTAS FUERTES DEL PAN

“Tenemos muchos perfiles fuertes; entre los perfiles fuertes que tenemos, por supuesto que es Cabeza de Vaca”, sostuvo en marzo pasado Marko Cortés al asistir al ​​sexto y último Informe de Gobierno del mandatario panista.

Cortés ha insistido en incluir en su lista de aspirantes presidenciales de la coalición al Gobernador saliente de Tamaulipas, quien fue acusado de meter las manos en la elección del pasado 5 de junio, un proceso en el que resultó victorioso el morenista Américo Villarreal Anaya.

Francisco García Cabeza de Vaca fue desaforado el pasado 30 de abril por la Cámara de Diputados federal, que aprobó la solicitud de la FGR, que lo acusa de delincuencia organizada, operación de recursos con procedencia ilícita y fraude fiscal.

Francisco García Cabeza de Vaca, Gobernador de Tamaulipas. Foto: Facebook, Francisco Cabeza de Vaca.

No obstante, el Congreso de Tamaulipas rechazó la declaratoria de procedencia de homologación. Desde entonces el caso se encuentra en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en donde ha permanecido sin ser discutido durante un año. No obstante, la protección que le da a Cabeza de Vaca su cargo como Gobernador terminará el próximo 30 de septiembre, fecha en la que culmina su gestión.

SinEmbargo dio a conocer el pasado 11 de mayo que hay al menos 12 personas físicas y 25 personas morales involucradas en un presunto esquema de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero que involucra a Cabeza de Vaca.

Departamentos de lujo, casas y ranchos ligados al mandatario son investigados, pues no coinciden con su patrimonio, ni con el de su familia, de acuerdo con las denuncias de la UIF, en manos de la FGR.

Al igual que él, Anaya también comparte las aspiraciones por la candidatura de la alianza Va por México y los señalamientos de haber cometido actos ilícitos. Actualmente tiene una investigación de la FGR en su contra por presuntamente haber recibido un soborno, proveniente de la trama de corrupción de Odebrecht, para aprobar la Reforma Energética.

El señalamiento lo hizo Emilio Lozoya Austin, exdirector general de Pemex en el Gobierno de Peña Nieto, quien está en prisión preventiva por este mismo caso de corrupción y otras irregularidades cometidas en su gestión. Anaya ha explicado que las fechas contenidas en la denuncia de Lozoya no cuadran con la realidad y se ha dicho un perseguido político del Gobierno de López Obrador.

El pasado 14 de febrero, el panista no se presentó a su audiencia a la que había sido citado por la FGR, lo cual abrió la posibilidad de que la Fiscalía en manos de Alejandro Gertz Manero solicitara una orden de aprehensión en su contra, algo que no ocurrió sin que a la fecha la dependencia haya precisado los motivos.

Ricardo Anaya, excandidato presidencial por el Partido Acción Nacional. Foto: Captura de pantalla.

“ALITO”: DEL AUTO DESTAPE A LAS ACUSACIONES

“Claro que estamos listos, yo tengo 46 años de edad, pero he sido más de tres veces Diputado federal, Senador, Gobernador, presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional. Al final del camino lo que se necesita es un buen cuadro, un buen liderazgo para enderezar el camino del país”.

Así fue el destape de Alejandro Moreno Cárdenas, o “Alito”, del pasado 12 de diciembre en la 23 Asamblea Nacional del PRI. Desde entonces el panorama ha cambiado para el líder tricolor que enfrenta señalamientos dentro del partido, por parte de quienes lo acusan de anteponer sus intereses a los del priismo, pero también fuera de él, en este caso de las autoridades que indagan un presunto enriquecimiento ilícito.

En su última declaración patrimonial, la de 2021 presentada a la Cámara de Diputados, la cual se puede consultar en la Plataforma Nacional de Transparencia, Moreno Cárdenas reportó tener 11 terrenos, todos adquiridos al contado entre 2012 y 2021, por un monto de 2 millones 938 mil 848 pesos y dos casas, compradas en 2014 y 2016 también al contado, con un valor de 9 millones 714 mil 610 pesos.

Alejandro Moreno Cárdenas. Foto: Twitter @alitomorenoc

El diario Reforma dio a conocer la semana pasada que “Alito” declaró un valor de 5.3 millones por 15 propiedades que adquirió entre 2012 y 2015, las cuales tenían un valor real de casi 103 millones de pesos.

El medio citó dos diferentes investigaciones de la FGR y de la Fiscalía de Campeche. La primera, la mencionada en 2019, donde el exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, lo denunció por mentir en su declaración patrimonial 3 de 3 sobre los costos de 15 propiedades en Campeche. Y la otra, de este año, que contempla una lista de inmuebles que han sido sujetos de peritajes y que ya suman 23. Una de estas propiedades fue cateada esta semana en Campeche, una mansión cuyos lujos han sido exhibidos en la prensa.

A la par de esto, se suman las grabaciones que cada semana ha difundido la Gobernadora morenista de Campeche, Layda Sansores, en las que Moreno Cárdenas es exhibido en presuntos actos de corrupción como lavado de dinero durante su gestión en esta entidad.

“Soy una gente de compromiso, de voluntad, amo mi país. Ni me van a asustar, ni me voy a echar para atrás. Yo voy a defender la democracia mexicana, porque creo en las instituciones, en los derechos y las libertades”, es una de las últimas respuestas que ha dado Moreno Cárdenas ante todos estos señalamientos.

AUREOLES, LA OPCIÓN DEL PRD

“Para la Presidencia. Como candidato posible (está Silvano Aureoles), para ponerlo sobre la mesa. No perdimos la elección en Michoacán, nos la arrebató el narco, que es otra cosa. Y por lo tanto Silvano no sale derrotado en términos políticos. Por eso tuvo la valentía de plantársele a López Obrador en Palacio Nacional, hacer viajes internacionales”, comentó Jesús Zambrano a los periodistas Alejandro Páez y Álvaro Delgado como parte del proyecto La Disputa por México, una serie documental y un libro editado por Harper Collins.

El lugar del PRD en la coalición ha sido objeto de debate, sobre todo porque el heredero del registro del Partido Comunista se ha aliado con la derecha que representa el PAN y con el PRI, contra el cual nació, y porque a la fecha está reducido a un nivel en el que nunca había estado: sin gubernaturas y con apenas un puñado de legisladores.

Pese a todo ello, su dirigente Jesús Zambrano ha insistido que el Sol Azteca tiene mucho que aportar a la coalición, y uno de sus activos es precisamente Silvano Aureoles Conejo, el último gobernador que ha tenido el partido y contra quien pesan acusaciones de corrupción.

SinEmbargo dio a conocer el pasado 27 de abril la existencia de una denuncia presentada por la Secretaría de Hacienda ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción en contra de Silvano Aureoles Conejo, la cual detalla que el perredista tejió una presunta red de corrupción en Michoacán, en la que están involucrados familiares y políticos que hoy ocupan cargos como diputados y senadores.

Silvano Aureoles se encuentra en la mira de las autoridades de Michoacán. Foto: Cuartoscuro.

En la denuncia se vinculan nombres como Carlos Herrera Tello, exsecretario de Gobierno de Michoacán y excandidato a la gubernatura por la alianza del PRD-PRI-PAN; Edna Gisel Díaz Acevedo, Diputada del PRD por Uruapan quien fue fotografiada en San Lázaro junto al asesor italiano Paolo Salerno en el marco de la discusión de la Reforma Eléctrica; su exesposa Soledad María Geymonat Rompani; sus hijas Elizabeth y Sofía; y sus medios hermanos María Isabel, Juan Luis, Antonio y Carlos García Conejo.

Días después de la publicación Aureoles Conejo reapareció en un video, en el marco del 33 aniversario del PRD, donde llamó al partido a renovar “ ese orgullo perredista de cara al futuro, consolidemos nuestra militancia y nuestra simpatía con miras al 2024”.

Cuestionado recientemente sobre su lugar de residencia, Zambrano dijo en una conferencia de prensa en Michoacán que desconoce en dónde está el exgobernador, pero sostuvo que se mantienen en comunicación. “No sé donde esté (Silvano) ni cómo vive, la verdad lo desconozco, no le doy más vueltas, […] hemos tenido conversaciones, sí pero no me dice ‘oye estoy hablando desde tal lugar y fíjate que estoy viviendo en éstas condiciones’, obviamente hemos tenido conversaciones que él las propicia sobre los problemas que está teniendo el país”.

Fuente: SinEmbargo

Comments are closed.