Llama AMLO a aplicar la revocación de mandato a Peña Nieto

0

El líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, llamó este día a considerar la revocación de mandato del Presidente de la República ante el “actual intervalo de incertidumbre”.

La declaración de Obrador sobre esta figura se da el mismo día en que el periódico Reforma da a conocer que la aprobación del Presidente Enrique Peña Nieto se encuentra en su punto más bajo, pese a que ya había marcado un récord de baja popularidad en un anterior estudio.

En un mensaje colocado en sus redes sociales escribió: “El actual intervalo de incertidumbre en espera a que lleguen días mejores, se debe resolver en definitiva con el método de la revocación del mandato”.

El político tabasqueño agregó en el mensaje que escribió en su cuenta oficial de Facebook que esta propuesta estaba contemplada cuando fue Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal (2000-2005) “y lo estamos proponiendo para el 2018”.

Ahí mismo compartió un video de uno de sus actos del pasado noviembre del año pasado en el que explicaba su propuesta:

“El Presidente de la República se someterla al principio de la revocación de mandato. Al cumplirse dos años se hará una consulta para que la gente decida si continua o no en su cargo. El pueblo es soberano; así como otorga un mandato puede retirarlo, el pueblo pone o el pueblo quita”, se escucha decir a López Obrador.

La declaración de Obrador se da el mismo día en que el periódico Reforma da a conocer que la aprobación del Presidente Enrique Peña Nieto se encuentra en su punto más bajo, pese a que ya había marcado un record de baja popularidad en un anterior estudio.

El diario de circulación nacional señaló que el aumento al precio de la gasolina provocó que la aprobación del Presidente Enrique Peña Nieto cayera a un nuevo mínimo, golpeó a su partido, el Revolucionario Institucional (PRI) y benefició a Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

La encuesta de Reforma exhibió una fuerte caída en la aprobación presidencial, que ahora se colocó en una nueva baja calificación: sólo el 12 por ciento de los encuestados aprobó su gestión, frente al 24 por ciento que registraba en diciembre pasado. Así, la desaprobación del Ejecutivo federal alcanzó el 86 por ciento, frente al 73 por ciento que tenía.

El sondeo divulgado este miércoles indicó que el PRI desciende al tercer lugar en la intención de voto rumbo a la Presidencia en 2018, con el 17 por ciento de las preferencias, superado por Morena, que por primera vez emergió como puntero alcanzando el 27 por ciento, mientras que el Partido Acción Nacional (PAN) se ubicó en segundo lugar con el 24 por ciento.

A la pregunta de si hoy hubiera elecciones para Presidente de la República, ¿por cuál partido votaría?, la respuesta de los encuestados arrojó los siguientes resultados:

Morena 27 por ciento frente al 22 que tenía en diciembre; el PAN tiene 24 por ciento, tres puntos menos que en el anterior sondeo; el PRI cayó al tercer lugar con 17 por ciento frente al 22 obtenido en la anterior encuesta.

El PRD se colocó en la cuarta posición con 10 por ciento, seguido de los candidatos independientes con el mismo porcentaje, mientras que Movimiento Ciudadano y el Partido Verde Ecologista obtuvieron cuatro y dos por ciento, respectivamente.

En el tema del aumento a los combustibles, la encuesta de Reforma registra que el 85 por ciento de los ciudadanos la consideró injustificado y la misma proporción duda que los recursos obtenidos por esta medida tengan un buen uso por parte del Gobierno federal.

También arrojó que el 59 por ciento de los consultados considera que la reciente alza en el precio de la gasolina constituye un golpe fuerte para su bolsillo.

El Presidente Peña exhibe niveles de aprobación de un dígito por primera vez en los rubros de empleo, combate a la corrupción y manejo de la economía.

LA GESTIÓN DE PEÑA, EN PICADA

El 2017 empezó para el presidente con las calles tomadas por miles de ciudadanos que protestaban por el alza de entre 15 y 20 por ciento en los precios de las gasolinas. Pero el Presidente apareció cuatro días después de iniciadas las protestas para explicar los motivos y hacer la polémica pregunta ¿Ustedes que hubieran hecho?, sin embargo, el enojo por el gasolinazo fue la gota que derramó el vaso después de una serie de eventos en detrimento de la calidad de vida de los mexicanos.

Peña Nieto recibió en 2012 el peso con una cotización de 12.87 pesos por dólar, este miércoles cerró en 22.30 pesos por unidad, nuevo máximo histórico para la divisa norteamericana.

El aumento del salario mínimo, que ahora es de 80 pesos diarios, quedó pulverizado el primer día del año con el aumento a los combustibles.

La deuda pública se encuentra en niveles alarmantes, según analistas, hace cuatro años equivalía al 36.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) para el segundo trimestre de 2016 ya representaba el 50.5 por ciento.

El crecimiento tampoco ha estado del lado del gobierno: en 2012 el PIB tuvo un aumento de 4.02 por ciento, para 2013, el primer año completo del mexiquense bajó hasta 1.26 por ciento; en 2014 tuvo un repunte de 2.27 por ciento. En 2014 tuvo un ligero incremento al registrar 2.63 por ciento, pero hasta ahora no se han logrado recuperar los niveles de hace cuatro años.

La perspectiva de la Organización de la Naciones Unidas (ONU) para la economía de México tampoco es alentadora, considera que este año habrá un aumento del 1.9 por ciento del PIB.

Otro factor que detonó el enojo de los ciudadanos con su Presidente fue la corrupción sin castigo por parte de gobernadores y ex gobernadores de su partido, como Javier Duarte, de Veracruz, quien se encuentra en medio de otro escándalo por haber desviados millones del erario y haber avalado la compra de quimioterapias falsas para niños con cáncer, así como pruebas para la detección del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH).

Fuente: SinEmbargo

Comments are closed.