La última “carta” de García Luna: delatar a sus cómplices

0

La delación de personajes de los ámbitos de gobierno, político o policial, podría atenuar la situación legal del ex secretario de Seguridad Pública, preso en el Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn, Nueva York. El ex funcionario y la Fiscalía del Distrito Este de NY firmaron una petición de posible colaboración, en vísperas a la audiencia fijada para el 21 de enero. Genaro García Luna podría obtener como beneficio evitar el juicio, reducir los cargos en su contra o una disminución de condena

El viraje en la estrategia jurídica de García Luna, en vísperas a la audiencia señalada para el 21 de enero, contemplaría la colaboración con el Gobierno norteamericano para revelar información relevante que pudiese ser de gran utilidad en el combate al tráfico ilícito de drogas proveniente de México.

Por Luis Carlos Sáinz/ Zeta

Baja California, 14 de enero (Zeta).– La delación de personajes de los ámbitos de Gobierno, político o policial, podría atenuar la situación legal del ex Secretario de Seguridad Pública, preso en el Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn, Nueva York. El ex funcionario y la Fiscalía del Distrito Este de NY firmaron una petición de posible colaboración, en vísperas a la audiencia fijada para el 21 de enero. Genaro García Luna podría obtener como beneficio evitar el juicio, reducir los cargos en su contra o una disminución de condena.

Ante un escenario totalmente adverso, el ex Secretario de Seguridad Pública de México, Genaro García Luna, pretende negociar con el Gobierno de Estados Unidos, pese a declararse no culpable de los cargos imputados durante la audiencia realizada en la Corte Este de Nueva York el 3 de enero de 2020.

Llegar a un acuerdo con la Fiscalía para no ser enjuiciado por narcotráfico u obtener beneficios parece ser la última “carta” de su defensa.

El lunes 6 de enero trascendió por una publicación de The New York Times, que el equipo legal del ex funcionario mexicano firmó una petición a la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York, en la que se vislumbra la posibilidad de declararse culpable por los cargos de conspiración para introducir cocaína y falseo de declaraciones ante autoridades migratorias.

El viraje en la estrategia jurídica de García Luna, en vísperas a la audiencia señalada para el 21 de enero, contemplaría la colaboración con el Gobierno norteamericano para revelar información relevante que pudiese ser de gran utilidad en el combate al tráfico ilícito de drogas proveniente de México.

Un acuerdo pondría al ex jefe policiaco en alguno de los siguientes escenarios:

* Evitar el juicio.

* Reducción en los cargos.

* Reducción de condena.

La solicitud ventilada públicamente en medios de comunicación prevé un posible retraso en el tiempo para el juicio y “concentrar esfuerzos en las negociaciones”. El documento lo firman Genaro García Luna y la Fiscalía del Distrito Este de Brooklyn, Nueva York.

El dato contrasta con lo ocurrido en la audiencia del 3 de enero, que duró apenas 15 minutos, sin que el ex policía fuese representado por su abogado Juan Pablo Murillo, ya que en su lugar le asistió un abogado designado por la Corte del lugar.

Genaro García Luna y Felipe Calderón Hinojosa. Foto: Ivan Stephens, Cuartoscuro

El mexicano de 51 años de edad, quien permanece retenido en el Centro de Detención Metropolitano en Brooklyn tras su detención en diciembre pasado, por presuntamente recibir millones de dólares como soborno del Cártel de Sinaloa, podría revelar los posibles nexos de políticos, gobernantes y policías con grupos de la delincuencia organizada, con tal de atenuar las consecuencias jurídicas de su probable actividad criminal cuando García Luna fue Secretario de Estado en materia de seguridad.

El tema es esperado en México, pues si bien el Gobierno de EU emprendería una persecución contra los “peces gordos” o personajes que sean denunciados, la administración de Andrés Manuel López Obrador ha señalado que estaría dispuesta a hacer otro tanto para sancionar los delitos que se hubiesen cometido en territorio nacional.

El poder que ostentó Genaro García Luna durante los sexenios de Vicente Fox Quesada y Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, en los puestos como titular de la Agencia Federal de Investigación y Secretario de Seguridad Pública, respectivamente, le permitieron acceder a importantes investigaciones y documentos de inteligencia suministrados por autoridades norteamericanas, al formar parte del grupo bilateral conformado para la detención de narcotraficantes de alto nivel.

En nuestro país, donde no cuenta aún con orden de aprehensión en su contra, García Luna es señalado en varias investigaciones. En la más importante, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) indaga presuntas triangulaciones de la Secretaría de Gobernación a empresas del ex servidor público y familiares por más de 2 mil millones de pesos a finales del sexenio de Calderón e inicios de la administración de Enrique Peña Nieto.

Otra pesquisa es sustentada por la Auditoría Superior de Ciudad de México, que detectó irregularidades en la contratación, en 2016, de la compañía propiedad del ex funcionario, por parte de la Procuraduría General de Justicia local, que le solicitó realizar un diagnóstico de la Fiscalía Antisecuestros, a fin de conocer sus alcances.

En tanto, en Nuevo León, autoridades también ordenaron el inicio de una investigación sobre el uso de recursos públicos pagados a la firma Nunvav, ligada al ex Secretario de Seguridad.

Pero no sólo García Luna ha cambiado su estrategia. El Gobierno de México ha modificado su postura oficial sobre el caso, pues si bien en un principio se aseguró no contar con información nítida de delitos cometidos en territorio nacional por los superiores jerárquicos del ex jefe policial, ahora se esperan los resultados de la investigación a fondo que realice EU para aclarar la posible responsabilidad de otros funcionarios implicados en la protección del narcotráfico.

Genaro García Luna, ex Secretario Federal en el sexenio del ex Presidente Felipe Calderón, impartió el Seminario sobre Seguridad Pública, Ciudadanía y Violencia en América Latina, ante un grupo de estudiantes y académicos del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) en 2017. Foto: Tercero Díaz, Cuartoscuro

Después de la sorpresa e impacto de la noticia de la captura de Genaro García Luna en diciembre, el Presidente López Obrador ha subido el tono en sus discursos más recientes y aclara que su Gobierno mantiene activo el combate a la corrupción y a la violencia, por lo que no habrá lugar para el contubernio o que los criminales gobiernen. Reiteró que tiempo atrás denunció contubernio entre algunos ex presidentes y facciones criminales.

“Nada más esa prueba, o sea, el que estaba a cargo de la seguridad, la mano derecha, pues sí, o de Fox o de Calderón sí, a Calderón, porque sí estuvo con Fox y con Salinas, y sí, viene de tiempo atrás, pues está acusado de proteger a una organización delictiva. Esa es la prueba, falta que se lo demuestren, pero ahí está ese indicio. Luego de lo que es evidente, como suele pasar en estos casos, todos estos personajes de la noche a la mañana se enriquecen, ahora sí que como decía mi finado paisano Chico Ché: ¿Quién pompó?”, expresó el mandatario nacional.

Por su parte, el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, aseguró que en el actual Gobierno no se dará un caso como el de García Luna. “Como dice el Presidente, el combate a la corrupción es como se barren las escaleras, de arriba hacia abajo, y podemos darle una certeza a ustedes y al país, de que entre el equipo de primera línea del Presidente de la República no se va a encontrar jamás a un García Luna”, reiteró el funcionario federal.

Fuente: Zeta

Comments are closed.