Juez otorga suspensión definitiva al exgobernador Mario Marín

0

El exgobernador Mario Marín Torres consiguió una suspensión definitiva en contra del auto de formal prisión en su contra por el delito de tortura en agravio de la periodista Lydia Cacho, pero no será liberado por el momento.

El Juzgado Tercero de Distrito en el Estado de Quintana Roo otorgó la suspensión definitiva al exmandatario priista el pasado 11 de marzo, quien solicitó un amparo contra actos privativos de la libertad y violación a los derechos constitucionales. Marín actualmente se encuentra preso en el Centro de Reinserción Social (Cereso) Benito Juárez en Cancún.

Según explicó la abogada Araceli Andrade Tolama, la suspensión aún no implica que se ordene la libertad de Mario Marín y podrán pasar de dos a tres meses para que la justicia federal defina la situación del exgobernador.

A su vez, la organización Artículo 19 señaló que la suspensión definitiva no restituirá la libertad del político poblano debido a que la tortura es un delito grave.

“Conminamos al Poder Judicial de la Federación para que se conduzca garantizando plena imparcialidad e independencia en la resolución de este amparo”, escribió la organización en un mensaje en Twitter.

Mario Marín fue detenido el pasado 3 de febrero y fue vinculado a proceso el pasado 10 de febrero por su supuesta responsabilidad en el delito de tortura contra la autora del libro Los Demonios del Edén.

El pasado 12 de marzo, Lydia Cacho Ribeiro alertó que Ana Maria Nava Ortega, Jueza Tercera de Distrito en Quintana Ro y quien es “conocida por su alianza de corrupción con Roberto Borge”, exgobernador de esa entidad, favorecía a Mario Marín en la búsqueda de un amparo para salir libre.

Cacho Ribeiro se refirió a la Jueza Nava Ortega con un nota donde fue exhibida en el Diario Respuesta, que se publica en Quintana Roo, por lograr darle impunidad a su hijo, quien salió en libertad de la cárcel luego de propinarle una golpiza a una joven de 20 años de edad.

Además, desde su cuenta de Twitter la periodista mexicana denunció que el Poder Judicial “sigue en guerra entre las viejas practicas y la búsqueda de construcción del estado de derecho. Tarea casi imposible frente a la abrumadora cantidad de jueces entregados a mafias de tratantes y delincuencia organizada”.

La detención de Mario Marín derivó de una orden de aprehensión que el Primer Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Distrito con sede en Cancún giró en su contra el 11 de abril de 2019 por el delito de tortura.

Ya frente al Juez, la defensa del priista solicitó arraigo domiciliario para evitar que dentro de prisión se contagiara de coronavirus debido a que, por su edad, lo consideraron población en riesgo; sin embargo, dicha solicitud les fue negada.

Aracely Andrade, la abogada de Cacho, declaró en ese entonces que tanto ella como la periodista esperan, por lo menos, 12 años de prisión para el exgobernador, cuando el proceso llegue a esta etapa.

Fuente: SinEmbargo

Comments are closed.