Hostigan a reportero de El Sur en Chilpancingo; culpan al gobernador

0

El reportero del periódico El Sur, Ciriaco Zacarías Cervantes, denunció que fue agredido físicamente por un grupo de sujetos armados, quienes intentaron privarlo de su libertad, y de esa agresión responsabilizó directamente al gobernador priista Héctor Astudillo Flores. “Entendí su mensaje gobernador, espero que su cobardía no llegue a más”, expresó el periodista a través de su cuenta personal de Facebook.

El reportero de El Sur, Zacarías Cervantes denunció que antes de las 8 de la noche el miércoles fue interceptado por unos siete hombres, entre ellos al menos uno armado, quienes le doblaron el brazo y lo obligaron a agachar la cabeza durante unos 20 minutos mientras revisaban su automóvil en la ciudad de Chilpancingo, Guerrero.

Vía telefónica, narró que el hecho ocurrió cuando llegaba a su vehículo estacionado en la esquina de la calle Galo Soberón y Parra y el bulevar del río Huacapa en el centro de la ciudad, y observó a unas siete personas en la contraesquina.

Agregó que dos hombres se le acercaron, uno de ellos le dobló el brazo, lo obligó a agachar la cabeza mientras revisaban su automóvil, y se llevaron su teléfono celular sin amenazarlo o hacerle alguna advertencia.

Mientras estaba sometido, nuestro compañero captó cómo uno de los hombres hablaba por teléfono. “¿Nos lo llevamos?”, lo oyó preguntar. Zacarías Cervantes les dijo que no tenía dinero, pero que si querían que se llevaran el auto. “Dile que no queremos su pinche dinero”, oyó una voz a unos metros. En ese tiempo, también revisaron su carro y su cartera.

Asimismo, dijo que los agresores dejaron un ejemplar de El Sur en el asiento del copiloto de la edición del miércoles en la página donde se publicó una nota del reportero en la que se lee que la dirigencia de la Organización Indígena Campesina Vicente Guerrero denunció la falta de avances, a un mes del asesinato del fundador de la misma, ex presidente estatal del PRD y miembro del Grupo Pro AMLO, Ranferi Hernández Acevedo.

Por su parte, la Asociación de Periodistas del Estado de Guerrero (APEG), a la que pertenece el reportero, calificó el hecho como “un acto de intimidación premeditado, planeado desde el poder para silenciarlo”, y demandó un alto a las agresiones contra el gremio y respeto a la libertad de expresión.

En un comunicado para denunciar el hecho, pidió que el gobierno estatal investigue la agresión y llamó a las organizaciones defensoras de los derechos humanos y periodistas nacionales e internacionales a poner atención a lo que sucede en Guerrero porque en los últimos meses han ocurrido muchas agresiones contra colegas.

ARTÍCULO 19 ALERTA

La organización de defensora de Derechos Humanos Artículo 19 emitió una alerta por la intimidación y la agresión que vivió en una céntrica calle de la capital de Guerrero el reportero Zacarías Cervantes.

Urgió a los gobiernos estatal y federal a establecer el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, de la Secretaría de Gobernación (Segob) y brindarle protección.

En un comunicado difundido en su portal, la asociación independiente señaló que el periodista merece, “de acuerdo con la gravedad de la tentativa de desaparición a la implementación de medidas encaminadas a proteger su vida, libertad, integridad y seguridad”.

Exigió a las autoridades del gobierno estatal “que se abstengan de obstaculizar de manera directa o indirecta la labor de la prensa en el estado”.

Además instó “a la Fiscalía Especial para la Atención de los Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), de la Procuraduría General de la República (PGR), para que se investigue de manera técnica, objetiva, imparcial, diligente y exhaustiva las agresiones en cuestión para sancionar a los responsables”.

Dos de los siete sujetos que lo hostigaron se le acercaron antes que el periodista pudiera abrir la puerta de su automóvil, le doblaron el brazo y lo obligaron a agachar la cabeza para diera las llaves del vehículo. Mientras estuvo sometido pudo escuchar que uno de ellos hacía una llamada telefónica: “¿Nos lo llevamos?”.

Los agresores revisaron su carro y su cartera y antes de dejarle libre es dejaron un ejemplar de ayer de El Sur en el asiento del copiloto.

Cervantes se quedó agachado unos minutos esperando a que los agresores huyeran, después se levantó y abandonó el lugar.

Artículo 19 ha documentado agresiones contra periodistas El Sur.Entre otras, el 24 de agosto se registró el intento de homicidio contra el corresponsal de El Sur en Iguala, Alejandro Guerrero.

Fuente: SinEmbargo

Comentarios

Skip to toolbar