García Luna, pieza clave de la guerra de Calderón, detenido en Texas

0

Secretario de Seguridad Pública en el sexenio de Felipe Calderón, García Luna enfrenta tres cargos en una corte de Brooklyn, Nueva York, por tráfico de cocaína, recibir millones de dólares de sobornos por el cártel de Sinaloa y hacer falsas declaraciones, según el comunicado oficial liberado esta mañana por el procurador del distrito este de Nueva York, Richard P. Donughue.

El Gobierno de Estados Unidos acusó y detuvo en Texas a Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública, por presuntamente servir al Cártel de Sinaloa y recibir sobornos millonarios en el periodo de 2006 a 2012.

El Departamento de Justicia presentó el pasado 4 de diciembre cuatro cargos de narcotráfico y conspiración contra García Luna ante la Corte Federal para el Distrito Este de Nueva York, en Brooklyn.

“El acusado abusó su puesto como servidor público para ayudar al Cártel de Sinaloa a traficar cocaína hacia los Estados Unidos. A cambio de sobornos multimillonarios, permitió a ese Cártel, una de las organizaciones criminales más grandes y violentas del mundo, operar con impunidad en México”, afirmó el fiscal federal Richard P. Donaghue.

“Hasta la fecha, García Luna se beneficia de sus crímenes, y ha mentido sobre ellos en su intento por asegurar la ciudadanía estadounidense”.

El mismo 4 de diciembre, un juez de Dallas, Texas, ordenó la aprehensión de García Luna, quien fue detenido ayer en un suburbio de esa ciudad.

La primera aparición del ex funcionario mexicano en la corte en Dallas está agendada para hoy, pero eventualmente será trasladado a Nueva York.

El indictment o acusación aprobada por un gran jurado refiere que García Luna habría colaborado con el narco desde 2001 y hasta la fecha, pero Donaghue, en una carta adicional dirigida a la Corte, centró sus señalamientos en el periodo de 2006 a 2012, el sexenio de Felipe Calderón.

https://pbs.twimg.com/media/ELcNIiiW4AUr1yE?format=jpg&name=small

Los primeros reportes

Genaro García Luna, quien ocupó la Secretaría de Seguridad Pública de 2006 a 2012 y fue pieza clave del lanzamiento de la guerra de Felipe Calderón. fue detenido este día en Texas, de acuerdo con distintos reportes periodísticos. Ginger Thomson, quien fue corresponsal de The New York Times en México y ahora es parte del equipo periodístico de ProPublica, lo ha confirmado en su cuenta de Twitter.

García Luna desapareció de la escena pública apenas salió del gobierno, en medio de fuertes cuestionamientos por su participación en la guerra que continúa en México. Reapareció en abril de 2018 cuando presentó su libro Seguridad y Bienestar.

Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública del Gobierno Federal durante la administración de Felipe Calderón, fue arrestado este 10 de diciembre en la ciudad de Grapevine, Texas (sur de Estados Unidos) acusado de corrupción.

La periodista estadounidense Ginger Thompson, de la agencia de noticias sin fines de lucro ProPublica, afirmó en su cuenta de Twitter que el exfuncionario mexicano deberá responder por varias acusaciones de corrupción ante una corte del estado de Nueva York (noreste).

Fiscales del Distrito Este de Nueva York confirmaron a la periodista la aprehensión y los cargos contra García Luna. Además, revelaron que el detenido tenía “todo tipo de fotografías con autoridades de Estados Unidos” en el modesto departamento de una recámara donde se llevó a cabo la captura, ubicado en el suburbio de la ciudad de Dallas arriba mencionado.

La periodista agrega que la detención forma parte de una amplia investigación contra exfuncionarios mexicanos relacionada al juicio contra Joaquín ‘Chapo’ Guzmán, conocido popularmente como ‘el juicio del siglo’ y que terminó a finales de este año con una sentencia de cadena perpetua contra el líder histórico del Cártel de Sinaloa.

En noviembre del año pasado, durante el juicio en Estados Unidos contra el capo Joaquín “El Chapo” Guzmán, el nombre de García Luna salió a relucir como uno de los funcionarios sobornados por el Cártel de Sinaloa.

Jesús Zambada, hermano de Ismael “El Mayo” Zambada, dijo, durante su testimonio en Nueva York, que el Cártel de Sinaloa reunió un fondo de 50 millones de dólares para sobornar al entonces súper Secretario de Seguridad Pública. Incluso aseguró que él mismo le entregó al ex funcionario 3 millones de dólares en un maletín. Con ello, precisó, el cártel quería asegurarse de que un comandante que simpatizaba con su hermano, ‘El Mayo’ Zambada, estuviera a cargo de la policía en Culiacán. García Luna negó de inmediato las acusaciones: “Es mentira, difamación y perjurio a mi persona”.

En marzo pasado, una investigación de la cadena Univisión, reveló que el domingo 15 de noviembre de 2015, Genaro García fue multado por pasarse una señal de alto en una calle de Miami cuando conducía una camioneta plateada Mazda tipo SUV. En el formulario de la multa, el oficial de la policía registró como dirección de García Luna una mansión de cuatro baños, cuatro cuartos y embarcadero propio en Golden Beach, Florida, valuada en 3.3 millones de dólares.

La multa contiene una prueba clave de una relación de la que García Luna no ha querido hablar por años: su nexo con un corporativo de inteligencia que gozó de cuestionados privilegios en México cuando él estaba cargo de la Secretaría de Seguridad. La corporación fue además favorecida con un contrato de adquisición de un programa para rastrear información e interceptar comunicaciones.

Los registros de residencia consultados prueban que García Luna se mudó allí en febrero de 2013, tres meses después de haber dejado su puesto como funcionario. Otros registros muestran a García Luna y su esposa como residentes de otro pent-house de lujo valuado en 2.3 millones de dólares, en Aventura, Florida, entre 2016 y 2018.

Ambas propiedades pertenecían en ese momento a un grupo empresarial propiedad de la familia Weinberg. El grupo, con presencia en Israel, Panamá, México y Estados Unidos, es uno de los principales proveedores de equipos y tecnología de seguridad israelí en Latinoamérica.

Los Weinberg son propietarios de una compañía llamada Icit, que tiene presencia en Panamá, México y Estados Unidos. La filial mexicana utilizó el trabajo de funcionarios e información privilegiada de la Secretaría de Seguridad Pública al mando de García Luna para distribuir reportes de seguridad o ganar clientes para otras áreas de su compañía, según lo hallado por Univisión.

Fuente: SinEmbargo/ Reforma

Comments are closed.