En la mira: Kimberly, Palacio de Hierro, Telmex, Ford y más

0

La iniciativa de Reforma Eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador propone desaparecer el autoabastecimiento, una figura del que se beneficiaron empresas como Telmex, Bimbo, Iberdrola y Kimberly-Clark para generar su propia energía.

Por Guadalupe Fuentes López/ SinEmbargo

Telmex, Palacio de Hierro, Kimberly-Clark, Bimbo, Iberdrola y Ford forman parte de las más de 400 empresas que cuentan con permisos para autoabastecimiento, una figura que les permite generar su propia energía y que desaparece en la iniciativa de Reforma Eléctrica del Presidente Andrés Manuel López Obrador por considerar que muchas de ellas simulaban tener múltiples socios que en realidad eran sus clientes.

“Las sociedades de autoabastecimiento es un generador que simula tener múltiples socios que en realidad son clientes, Ilegalmente se atribuye a dichos clientes los privilegios que les concedía la Ley derogada a los socios genuinos, privilegios de despacho con prioridad con un programa fijo de generación. Cometen fraude a la Ley porque no son los verdaderos socios”, dice la iniciativa de reforma enviada por el Presidente a la Cámara de Diputados el pasado 1 de octubre.

Actualmente se tienen 239 centrales eléctricas de autoabastecimiento en donde 77 mil 767 grandes consumidores compran electricidad, pues la Ley del Servicio Eléctrico vigente permite a empresas asociarse en consorcios de autoabastecimientos y compartir la propiedad de una generadora.

CFE-REFORMA-ELÉCTRICA
La iniciativa de Reforma Eléctrica del Presidente López Obrador propone eliminar la figura del autoabasto. Foto: Cuartoscuro.

“Aprovechando estas ventajas ilegales se han acomodado 77 mil 767 grandes consumidores ‘socios-clientes’, creando monopolios privados a los cuales no tiene acceso la CFE y que no fueron resultado de la competencia económica, sino de la sustracción ilegal de los grandes clientes de la CFE”, destaca la iniciativa.

De 1994 al año 2015, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) registra más de 400 permisos vigentes de esta figura en su mayoría del sector energético como Iberdrola, aunque también destacan compañías de magnates como Telmex (Carlos Slim Helú), Palacio de Hierro (Alberto Bailléres González), Altos Hornos de México (Alonso Ancira, en proceso judicial) y Kimberly-Clark de México (Claudio X. González). También son permisionarias Cervecería Cuauhtémoc, Tiendas Soriana, Nestlé México, Bridgestone de México, Cargill de México, Kraft Foods, Laboratorios PISA, Bimbo, Ford Motor, Médica Sur, Panasonic México, Sabritas, Grupo Posadas, Kellog’s, Mabe, BioPappel, Grupo Gamesa, Sony México, Coppel, entre otras, como se muestra en la siguiente tabla.

Es decir, esta figura de sociedades de autoabastecimiento no surgió con la Reforma Energética del expresidente Enrique Peña Nieto, sino en 1992 durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari en el marco del otrora Tratado de Libre Comercio.

“El autoabasto es una figura que nace en la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica de 1992 porque en ese año México estaba entrando al TLC, se estaba industrializando, pero la CFE no tenía la capacidad para expandir la generación de energía con las tecnologías modernas de aquella época, que era el ciclo combinado, y empezaba la parte renovable”, explicó en entrevista Óscar Ocampo, coordinador de Energía del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

En 1992, agregó, se inventaron dos figuras: la de los productores independientes de energía, que son los ciclos combinados de privados que venden toda su energía eléctrica a la CFE y la CFE las administra a través de una subsidiaria que es CFE Generación Cinco; y el autoabasto, que les permite a las empresas que se instalen en sociedades y se abastezcan de una central.

Esta figura del autoabasto, de la que muchas empresas simulaban sociedades para vender electricidad, no se eliminó con la Reforma Energética del expresidente Peña Nieto. Sin embargo, con esta nueva iniciativa desaparece el autoabasto y además se revisará la legalidad de estas sociedades.

“La instrumentación del sistema eléctrico que se plantea en esta iniciativa requiere la cancelación de todos los permisos de generación eléctrica otorgados en contravención a lo establecido en la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica, lo que constituye una ilegalidad y no será reconocida ni adquirida por la CFE. Igualmente, la generación excedente de los productores independientes de energía, derivada de permisos sobrepuestos al permiso original de la central, tampoco será reconocida. El Estado no puede reconocer mecanismos flagrantemente ilegales”, señala un fragmento de la iniciativa de Reforma Eléctrica.

Es decir, esta propuesta de reforma lo que hace es cancelar todas estas figuras –autoabasto, productores independientes de energía, permisos de subasta de largo plazo– y no deja claro qué modelo contractual lo sustituiría para este universo del 46 por ciento que pretende dejar la CFE en manos de privados.

“Puede ser que la CFE compre energía a quien quiera en el momento que quiera porque la CFE tendría un poder de discriminar a los generadores y eso le da poder de modificar precios. Ahorita el suministro funciona como básico o calificado, que son los grandes usuarios industriales, y el autoabasto sería un poco suigeneris porque está dentro de estas dos categorías”, detalló Óscar Ocampo, del IMCO.

Para Arturo Carranza, analista energético, la iniciativa de Reforma Eléctrica tiene pros y contras. “El tema del litio y la necesidad de establecer un esquema tarifario para todas las empresas que generan electricidad y utilicen las redes es una parte buena de la iniciativa. Creo que es importante construir un régimen de tarifas, que todas las empresas paguen de manera equitativa. Que se dejen de utilizar las tarifas actuales y que funcionan bajo el amparo de la Ley de la Industria Eléctrica”.

LAS GRANDES EMPRESAS CON PERMISOS DE AUTOABASTECIMIENTO

Entre las empresas que cuentan con permisos de autoabastecimiento están la española Iberdrola, que llegó a México en la década de los noventa, pero despegó durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa al convertirse en la principal generadora de energía eléctrica privada en México mediante contratos con la CFE mientras el mandatario panista extinguió la Compañía de Luz y Fuerza del Centro.

En julio de 2016, incorporó al Consejo de Administración de su filial en Estados Unidos, Avangrid, al expresidente Felipe Calderón; y Georgina Yamilet Kessel Martínez, exsecretaria de Energía, expresidenta del Consejo de Administración de Pemex y de la Junta de Gobierno de la CFE, se integró como vocal en el Consejo de Administración de Iberdrola España en 2013.

En esta imagen de 2010 se observa al expresidente Felipe Calderón Hinojosa durante la reunión bilateral con José Ignacio S. Galán, presidente y consejero de Iberdrola. Foto: Cuartoscuro.

De acuerdo con datos de la CRE, Iberdrola cuenta con nueve permisos de autoabastecimiento:

–Iberdrola Energía Tamazunchale (otorgado el 30 de agosto de 2012, indefinido).
–Iberdrola Energía Monterrey (otorgado el 24 de octubre de 2013, indefinido).
–Iberdrola Renovables Norte (otorgado el 22 de abril de 2015, indefinido).
–Iberdrola Renovables del Bajío (otorgado el 23 de abril de 2015, indefinido).
–Iberdrola Energía Altamira (otorgado el 2 de julio de 2015, indefinido).
–Iberdrola Energía del Golfo (otorgado el 2 de julio de 2015, indefinido).
–Iberdrola Energía Monterrey (otorgado el 10 de enero de 2002, indefinido).
–Iberdrola Energía La Laguna (otorgado el 26 de septiembre de 2002, indefinido).
–Iberdrola Energía La Laguna (otorgado el 16 de junio de 2011, indefinido).

Teléfonos de México (Telmex), de Carlos Slim Helú, el hombre más rico de México y quien se ha hecho de contratos en esta nueva administración federal, cuenta con 53 permisos, todos indefinidos, otorgados entre 2005 y 2006.

Telmex, de Carlos Slim, también cuenta con permisos de autoabastecimiento. Foto: Cuartoscuro.

Kimberly-Clark, el gigante papelero de México cuyo Consejo de Administración es presidido por el empresario Claudio X. González Laporte, también goza de un permiso de autoabastecimiento de electricidad, el cual fue otorgado el 16 de octubre del año 2000 con vigencia indefinida.

Claudio X. González Laporte (1934, Sonora) es uno de los empresarios más importantes del país y se opuso durante mucho tiempo a la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador.

Fue asesor económico en el sexenio de Carlos Salinas y también es miembro del Consejo Mexicano de Negocios, una cúpula empresarial que en la elección de 2018 estuvo enfrentada con el tabasqueño, pero que en la recta final de la contienda lograron limar asperezas mediante una reunión.

Kimberly-Clark de México se convirtió en una de las principales proveedoras del Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto con un total de 2 mil 360 contratos por adjudicación directa, cuyo monto es de 296 millones 115 mil 818 pesos, de acuerdo con una revisión en el Portal de Obligaciones y Transparencia y la página Compranet.

La empresa también se benefició con 10 concesiones recibidas entre los años 1994, 1995, 1996 y 2001 para extracción de aguas nacionales y bienes públicos inherentes para uso industrial. El plazo de 6 de ellas ya concluyó, tres son por 50 años y una no lo especifica.

Kimberly-Clark, el gigante papelero de México cuyo Consejo de Administración es presidido por el empresario Claudio X. González Laporte, también goza de un permiso de autoabastecimiento de electricidad. Foto: Cuartoscuro.

El Palacio de Hierro, cuyo presidente honorario y vitalicio es Alberto Baillères González, es otra de las empresas que cuentan con permiso de autoabastecimiento eléctrico. El 14 de septiembre de 2011 se le otorgó este beneficio con fecha de vigencia indefinida.

Baillères González, el cuarto hombre más rico de México con una fortuna de alrededor de 10 mil 489 millones de dólares, según la revista Forbes, es uno de los empresarios mexicanos más polémicos.

Su fortuna se disparó entre 2000 y 2012, cuando el poder lo ocuparon equipos provenientes del Partido Acción Nacional (PAN). En ese periodo, la Secretaría de Economía (SE) de los gobiernos panistas de Vicente Fox Quesada (2000-2006) y Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) le otorgó 28 millones 792 mil hectáreas con vigencia hasta 2056 y 2062, de acuerdo con la Dirección General de Minas (DGM).

El Palacio de Hierro, cuyo presidente honorario y vitalicio es Alberto Baillères González, es otra de las empresas que cuentan con permiso de autoabastecimiento eléctrico. Foto: Cuartoscuro.

En 2015 recibió la Medalla Belisario Domínguez, el mayor honor que otorga el Senado de la República, en medio de cuestionamientos. Para el otorgamiento de la presea fue reconocido su emprendimiento empresarial por la generación de riqueza y empleos.

Ese mismo 2015, la organización PODER reveló que su conglomerado, Grupo Bal, aumentó diez veces su valor en cinco décadas, gracias a los beneficios que el empresario recibió del Gobierno federal vía concesiones mineras.

El Grupo Bal abarca empresas como Palacio de Hierro, las minas Peñoles, los seguros Grupo Nacional Provincial (GNP) y la afore Profuturo.

Bimbo, la multinacional de la familia Servitje, es otra de las empresas que han hecho uso de los permisos de autoabastecimiento de electricidad. De acuerdo con datos de la CRE, tiene dos permisos otorgados desde 2007 con vigencia indefinida.

Sistema de Autoabastecimiento “Bimbo Solar” en el edificio del corporativo de Grupo Bimbo ubicado en Santa Fe. Foto: Cuartoscuro.

En la elección de 2018 Marinela Servitje, una de las ocho herederas de Bimbo, formó parte de un grupo de empresarios que expresaron su respaldo al proyecto de gobierno del entonces candidato presidencial José Antonio Meade Kuribreña, de la coalición “Todos por México”.

La organización El Poder del Consumidor ha denunciado en distintas ocasiones a Grupo Bimbo por ser una de las empresas que han contribuido a la obesidad infantil debido a sus productos con altos niveles calóricos.

Comments are closed.