En la mira Carlos Hermosillo, hombre clave en el saqueo de César Duarte

0

Carlos Gerardo Hermosillo Arteaga aparece como uno de los hombres claves en la denuncia que el abogado y activista Jaime García Chávez interpuso en contra del ex Gobernador de Chihuahua, el priista César Duarte Jáquez. Como el ex mandatario, Hermosillo Arteaga es de Parral y su carrera en el servicio público, su fortuna y sus movimientos financieros coinciden con el arribo al poder del priista y con los negocios que Duarte Jáquez fue montando a lo largo de su sexenio.

Foto: Especial.Por Sandra Rodríguez Nieto/SinEmbargo

No había pasado ni un año desde que la Procuraduría General de la República había iniciado la averiguación previa AP/PGR/UEAF/001/2014-09 por el probable enriquecimiento ilícito del entonces Gobernador César Duarte Jáquez, cuando uno de sus coacusados y funcionarios más cercanos, Carlos Gerardo Hermosillo Arteaga, acudió a la Notaría Pública Número Cuatro ubicada en Parral y registró una compra de 524.8 hectáreas de pastizal en el Municipio de Valle de Zaragoza, al sur del Estado de Chihuahua.

Era 12 de agosto de 2015 y, pese a la denuncia penal en su contra, Carlos Hermosillo Arteaga, parralense y ex colaborador de César Duarte en el Gobierno, acababa de ser además electo Diputado federal por el principio de mayoría relativa en el distrito Nueve de su ciudad natal, por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

La compra del rancho, denominado “Chorreras”, quedó anotada en la inscripción 119 del libro 920 de la Primera Sección del Registro Público de la Propiedad de aquella entidad; documento que asienta que el parralense había hecho la compra desde el 25 de julio de 2014, cuando era presidente de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento del Gobierno de Duarte.

Carlos Gerardo Hermosillo, de acuerdo con la información de la averiguación previa derivada de la denuncia del activista Jaime García Chávez, es una “pieza clave” de las actividades financieras del ex Gobernador priista y, explicó el abogado, fue a quien César Duarte mencionó en su declaración ante PGR como depositario de una donación de 40 millones de pesos que luego le regresó y, en 2012, terminaron en el Fideicomiso que lo hizo accionista del banco Unión Progreso.

En el Registro Público se observa que la relación financiera entre el ex mandatario priista y el hoy Diputado federal data al menos desde febrero de 2009, cuando el primero era legislador federal e hipotecó un inmueble de 11.9 hectáreas –heredado de su padre– y, sobre éste, acreditó 750 mil pesos a favor de la Financiera de la División del Norte, S.A. de C.V, representada por Hermosillo Arteaga.

En octubre de 2010, Carlos Hermosillo sucedió al ya Gobernador electo César Duarte en la dirección de la Unión Ganadera Regional General División del Norte –también creada por el mandatario– y, en mayo 2011, entró en la administración pública estatal con el cargo de director del Fideicomiso Estatal para el Fomento de las Actividades Productivas en el Estado de Chihuahua (Fideapech).

De acuerdo con los datos del Registro Público, Hermosillo tenía hasta ese momento sólo una propiedad de 76 metros cuadrados en una colonia periférica del norte de Chihuahua, y que había comprado por 193 mil pesos en 2003.

Pero seis meses después de entrar al Gobierno de Duarte, indica la misma documentación oficial, el nuevo funcionario adquirió, el 22 de noviembre, una casa de 315.5 metros cuadrados y un precio de 2.8 millones de pesos en la calle Paseo de las Misiones, del fraccionamiento Misión del Bosque, en una de las zonas de mayor plusvalía de esa capital norteña.

Al mes siguiente compró otra finca urbana, de 199.6 metros cuadrados y un valor de millón 80 mil pesos, en la parte noreste de la ciudad, donde en octubre anterior había comprado también dos locales comerciales por 888 mil pesos.

En total, muestran los datos del Registro Público, cuatro compras inmobiliarias en menos de dos meses, por 4.8 millones de pesos, más una de 368 mil 908 pesos por el rancho que adquirió en 2014.

“PIEZA CLAVE DEL TINGLADO DE CORRUPCIÓN”

En 2012, Hermosillo fue nombrado director general de Administración de la Secretaría de Hacienda de Chihuahua, donde fungió como subordinado del entonces Secretario de Hacienda, Jaime Herrera Corral, socio del Banco Unión Progreso y también coacusado de Duarte en la demanda por enriquecimiento ilícito.

Todo, de acuerdo con documentos oficiales, sin dejar de encabezar la Unión Ganadera Regional División del Norte, que durante años ha aparecido en los padrones de beneficiarios de apoyos de la instancia de crédito del gobierno federal denominada Financiera Rural.

“Los productores chihuahuenses están dispuestos a capitalizar la máxima oportunidad histórica que se les presenta; después de años de abandono e indiferencia, hoy los gobiernos estatal y Federal están apoyando decididamente al campo”, dijo Carlos Hermosillo en agosto de 2013, al inaugurar el nuevo complejo de la Unión Ganadera Regional División del Norte y luego de que la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) reportara una inversión de más de mil 600 millones de pesos en el sector agroalimentario de Chihuahua.

“Para la Financiera Rural es estratégico apoyar proyectos integrados, como éste, que considera toda la cadena productiva, desde la engorda hasta el producto finalizado”, dijo en el mismo evento el director de Financiera Rural, Carlos Alberto Treviño, de acuerdo con lo que reportó Sagarpa en un comunicado oficial.

El mismo Treviño, que había sido Subsecretario de Egresos en el calderonismo y ahora es director corporativo de Administración y Servicios de Petróleos Mexicanos (PEMEX), dijo en Chihuahua enviar un mensaje a nombre del entonces Secretario de Hacienda, Luis Videgaray: resalto “la utilidad de financiar este tipo de proyectos, como el que recientemente lanzaron en conjunto con el Gobierno del Estado, para repoblar el hato ganadero”.

En la campaña intermedia federal pasada, la participación de Hermosillo en la Unión Ganadera Regional División del Norte fue motivo de cuestionamientos por la fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional en el Congreso del Estado, la cual mencionó un “enriquecimiento inexplicable” del entonces candidato a diputado y exigió que el Estado informara si había dado recursos a la citada asociación ganadera.

“Es de dominio público en varias partes del estado y sobre todo en los habitantes de la región sur, que el actual candidato por el Partido Revolucionario Institucional a Diputado federal por el Noveno Distrito, con cabecera en la ciudad de Parral, ha amasado una riqueza en un lapso corto de tiempo, a decir de la población, su enriquecimiento es inexplicable”, dijo en la propuesta el entonces Diputado local blanquiazul, César Gustavo Jáuregui Moreno.

“Nos dan a conocer que en el año del 2012, a la Unión Ganadera Regional División del Norte (…) se le otorgó por parte del FIDEAPECH un crédito por la cantidad de 20 millones de pesos que a la fecha no ha liquidado, y peor aún, se desconoce la aplicación del destino de los recursos. Cabe mencionar que en el año donde se otorga el crédito a Unión Ganadera, el encargado de Fideapech, es nada más y nada menos que el candidato del PRI, Carlos Hermosillo; y más aún, en aquel entonces (2012) el Fideicomiso, contaba con un presupuesto de aproximadamente 40 millones de pesos”, agregó el posicionamiento, del 28 de mayo de 2015.

Desde los días posteriores a la formación de Unión Ciudadana y de la denuncia de hechos que interpusieron ante la PGR en 2014, los integrantes incluyeron a la Unión Ganadera Regional División del Norte como parte de los negocios que citan un domicilio fiscal en la Avenida Periférico de la Juventud 8725 de aquella capital, dirección que también aparece en el trámite que Duarte hizo para registrar una frase –“Que el cielo bendiga a Chihuahua”– ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial.

Otra empresa registrada en esa dirección, de acuerdo con el padrón de proveedores de la Secretaría de Hacienda de aquella entidad, es “Servicios y Atenciones Médicas K”, que también ganó contratos millonarios para surtir al gobierno del mismo mandatario Duarte. En julio de 2015, cuando SinEmbargomarcó al teléfono de esta empresa que aparecen la documentación oficial, una recepcionista informó que la oficina era de “Almacenes Ymmarsa”, también proveedora del Sector Salud de Chihuahua.

“Es una pieza clave en el tinglado de corrupción de Duarte”, dice García Chávez hoy a SinEmbargo.

“Se benefició con los programas de mejoramiento genético de la ganadería; tenían un gran tráfico de semovientes a Estados Unidos, apoyado en el influyentismo”, agregó.

En la elección intermedia de junio de 2015, la última en la que arrasó el PRI, Hermosillo se convirtió en diputado federal por el principio de mayoría relativa, ganando así, interpreta el activista denunciante, impunidad durante los dos años posteriores al término del Gobierno de Duarte Jáquez.

“Carlos Hermosillo pasó de vivir a una modesta casa a la mansión que tiene ahora”, dice García Chávez.

“Era de quienes depositaba dinero al Banco Unión Progreso y forma parte como accionista en calidad directa, pero también como testaferro, por eso es que Duarte lo protege haciéndolo diputado federal por Chihuahua, para brindarle un fuero que trascendiera dos años a la terminación de su Gobierno”, agrega.

De acuerdo con sus datos en el Sistema de Información Legislativa, Hermosillo Arteaga es actualmente secretario de la comisión de Fomento Cooperativo y Economía Social de la Cámara Baja, e integrante de las comisiones de Comunicaciones y Ganadería.

No hubo respuesta en los teléfonos reportados en el mismo Sistema ni a la solicitud de información enviada a la cuenta oficial de correo electrónico del legislador chihuahuense.

Fuente: SinEmbargo

Comentarios

Skip to toolbar