El TEPJF anula elección a la alcaldía de Monterrey

0

El 18 de octubre, autoridades electorales acordaron que Felipe de Jesús Cantú, del Partido Acción Nacional (PAN), se quedará con la alcaldía de Monterrey, Nuevo León, y no el priista Adrián de la Garza. Pero hoy la decisión es diferente. Entre tanto, el Tribunal ha confirmado el triunfo del PRI en el municipio conurbado de Guadalupe.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) anuló esta noche las elecciones del municipio de Monterrey.

Tres de los cinco magistrados de la Sala Superior del Tribunal votaron a favor de la anulación, por lo que se deberán realizar comicios extraordinarios.

Mientras tanto el Congreso del estado, deberá elegir un alcalde interino y se espera la asignación de fecha para los nuevos comicios.

El 18 de octubre, autoridades electorales acordaron que Felipe de Jesús Cantú, del Partido Acción Nacional (PAN), se quedará con la Alcaldía de Monterrey, Nuevo León, y no el priista Adrián de la Garza. Pero hoy la decisión es diferente.

El 19 de agosto, el Tribunal Electoral de Nuevo León revocó las alcaldías de Monterrey y Guadalupe al Partido Acción Nacional (PAN) y se las dio a los priístas Adrián de la Garza y Cristina Díaz.

Los primeros resultados de las elecciones locales daban el triunfo a los panistas Felipe de Jesús Catú, en Monterrey, y a Pedro Garza, en Guadalupe.

El PRI se queda con Guadalupe

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) confirmó el triunfo de la priista Cristina Díaz Salazar en el municipio de Guadalupe.

De esa manera, la Sala dio respuesta a la impugnación interpuesta por el panista Pedro Garza Treviño, quien en un principio había ganado los comicios del 1 de julio.

En una decisión tomada después de la media noche –ya cuando la candidata del PRI había rendido protesta como alcaldesa electa–, los magistrados determinaron que no existía una argumentación constitucionalmente sustentada para que se tomara una decisión diferente a la que había adoptado la Sala Regional de Monterrey, que se había pronunciado el 18 de octubre a favor de la ahora electa.

La de Guadalupe, segundo municipio más poblado en la entidad, fue una elección controversial, pues el panista Garza Treviño resultó triunfador en las urnas. Sin embargo, el PRI impugnó el resultado en el Tribunal Estatal Electoral (TEE) y consiguió que se anularan casillas en un número que, en el nuevo recuento de votos, le dio la vuelta a la elección.

El panista recurrió a la Sala Regional, que ratificó el triunfo de la exdiputada federal, por lo que la protesta se llevó a la Sala Regional, última instancia para exponer inconformidades, donde se determinó esta madrugada con votación dividida favorecer a la candidata priista, que ya había sido alcaldesa en esta localidad vecina al oriente de Monterrey.

Garza, quien también ya había sido munícipe en esta ciudad, consideró un despojo el dictamen final de la Sala Superior, y alegó que los encargados de impartir justicia no fueron imparciales.

“Lástima que ellos tengan el Palacio y nosotros el pueblo. Es un robo lo que hicieron porque lo ven en base a los colores. No hay más que respetar las instituciones y me quedo satisfecho, porque la gente está consciente de que votó con libertad, por Acción Nacional y un servidor. Cuatro gentes de la Sala Superior, tres de la Sala Regional de Monterrey y dos del Tribunal estatal tomaron la decisión a favor del que los puso”, se quejó.

Fuente: SinEmbargo/ Apro

Comentarios