El senador Miguel Ángel Chico renuncia al PRI y se pasa con AMLO

0

Después de 40 años de militancia en el PRI, el senador Miguel Ángel Chico Herrera dejó ese partido para incorporarse a Morena y al proyecto de Andrés Manuel López Obrador, entre críticas al dirigente nacional del tricolor, Enrique Ochoa Reza, a quien acusó de privilegiar la simulación y los intereses personales.

El legislador había manifestado desde hace varias semanas su inconformidad por la forma en que se llevó a cabo el proceso interno en el PRI para elegir al candidato de ese partido al gobierno de Guanajauato y ayer concretó su salida.

En la carta de renuncia que dirigió a Ochoa Reza, le hace notar que su salida se debe a que él ha despreciado los ideales de Luis Donaldo Colosio, “dejando a un lado el diálogo y negociación que la política partidista demanda”.

En igual tono, reclama a Ochoa Reza: “usted ha privilegiado la simulación y los intereses personales”.

El senador Chico Herrera hace notar que con 17 años de edad ingresó al PRI y ha tenido trato por lo menos con siete dirigentes nacionales de ese partido, “mujeres y hombres avezados en las tareas de partido y conocedores de la vida interna del mismo. Con usted, el maltrato y la indiferencia”.

El senador guanajuatense, quien contendió por la candidatura de ese partido al gobierno de Guanajuato, agregó que un experimentado político guanajuatense le preguntó, “¿valdrá la pena seguir en PRI que no es nuestro PRI? Y tiene razón, por eso mi salida”.

Agregó que durante el actual proceso electoral “luché con tenacidad por servir a Guanajuato desde el PRI y no se pudo. Hoy se me abren las puertas para poder continuar mi carrera política y la decisión que tomo es con responsabilidad y respeto hacia quienes depositaron y depositarán su confianza en mi persona”.

El senador Chico Herrera se había ya quejado del maltrato y del desaseo con el que se llevó a cabo el proceso interno al PRI para elegir el candidato al gobierno de Guanajuato, que finalmente la dirigencia nacional del tricolor dio al también senador priísta Gerardo Sánchez.

Fuente: La Jornada

Comentarios