El hijastro de Fox reaparece como líder de Canirac-León

0

El hijo de Marta Sahagún fue investigado en la Cámara de Diputados por hacer negocios al amparo del Gobierno de su padrastro, el expresidente Vicente Fox, pero las denuncias no procedieron en la Procuraduría General de la República. Donde no libró a la justicia fue en Estados Unidos. 

Por Álvaro Delgado Gómez/ SinEmbargo

Manuel Bribiesca Sahagún, el hijastro del expresidente Vicente Fox, confeso gestor de contratos de Pemex y condenado por fraude en Estados Unidos, reapareció públicamente como dirigente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) de León, Guanajuato, acompañado de Marta Sahagún, su madre.

Propietario de los restaurantes “La Vaca Argentina” en el Bajío, Bribiesca Sahagún se enriqueció durante el Gobierno de Fox, pero libró investigaciones de la Cámara de Diputados por presunto tráfico de influencias de él, su hermano Jorge y su tío Guillermo Sahagún Jiménez, pese a que confesó que los tres fueron gestores para que Pemex entregara contratos a empresas de sus amigos.

El Gobierno de Felipe Calderón tampoco investigó las evidencias de tráfico de influencias de la familia Sahagún y Fox, pero donde Bribiesca Sahagún no libró a la justicia fue en Estados Unidos, donde fue sentenciado a tres años de libertad condicional y al pago de 75 mil dólares por encontrarlo culpable del delito de fraude.

Ahora el hijastro de Fox reaparece como presidente de la Canirac en León, que el martes lo ungió como tal en presencia de Marta Sahagún, y se ufanó de que nunca le fueron comprobados los delitos en México.

“Uno debe vivir el presente y ser mejor cada día. Yo vivo en un día a día mejor y trato de ser una mejor persona. Toda esa fama que se me hizo y no se pudo comprobar nada (de eso) revertirla a través de buenos hechos. Ya me conocerán”, expresó a los medios.

Entre 2005 y 2006, Manuel Bribiesca Sahagún fue investigado en la Cámara de Diputados por hacer negocios al amparo del Gobierno de su padrastro, en el que su madre tenían gran influencia como la mitad de la “pareja presidencial” —como definió el propio Fox—, pero las denuncias no procedieron en la Procuraduría General de la República (PGR).

Manuel y Jorge Alberto Bribiesca Sahagún crearon la empresa Construcciones Prácticas S.A. de C.V. y ganaron subastas de bienes del Instituto de Protección al Ahorro Bancario (IPAB), sustituto del Fobaproa, presuntamente por la influencia de la “pareja presidencial”, bajo cuyo cobijo también cometieron contrabando, también los protegieron en la PGR.

“A final de cuentas, el último día de gestión de Vicente Fox (30 de noviembre de 2006), el Presidente y su Procurador, Daniel Cabeza de Vaca, determinaron la no acción legal para estos hechos. Se actuó pensando que lo que investigaron los diputados no era suficiente para iniciar una acción legal”, declaró el diputado Jesús González Schmall, presidente de la comisión legislativa.

MANUEL-BRIBIESCA
En 2005, Manuel Bribiesca (centro) compareció ante el XXI juzgado civil. Foto: Germán Romero, Cuartoscuro.

Construcciones Prácticas, S.A. tenía relación con la empresa Oceanografía, encabezada por Amado Yáñez y Martín Díaz, sobrino de Francisco Gil Díaz, Secretario de Hacienda de Fox, una de las principales contratistas de Pemex, e investigada por fraude a Banamex-Citigroup y lavado de dinero.

En el 2000, la empresa naviera estaba al borde de la quiebra, pero con Fox comenzó su vertiginoso ascenso y también Calderón le asignó millonarios contratos, hasta que con Enrique Peña Nieto Osuna fue encarcelado acusado de defraudación.

En mayo de 2005, un año después de los videoescándalos de Carlos Ahumada orquestados por Carlos Salinas contra el entonces Jefe de Gobierno Andrés Manuel López Obrador y meses después del desafuero de éste, Manuel Bribiesca confesó al periodista Miguel Badillo, director de la revista Contralínea, que con su hermano y su tío fue gestor de empresas, como Oceanografía, para obtener contratos de Pemex:

—¿Tú y tus hermanos negociaron en Pemex que otorgara contratos a empresas privadas?

—Te debo decir que sí; mi hermano (Jorge) y mi tío (Guillermo) llamaron a Pemex para que le dieran un contrato a Oceanografía. Eso sí, siempre con apego a la legalidad, mediante concurso. Esa empresa dedicada a trabajos petroleros, mi hermano y mi tío conocen bien a los dueños. Así que no tiene nada de malo que soliciten en Pemex que se tome en cuenta a Oceanografía para ese contrato.

Marta Sahagún, acompañada por su hijo Manuel Bribiesca al término de la presentación del libro de Marta Sahagún “Caminando”, sobre su vida pública, en la feria del libro en León Guanajuato. Foto: Cuartoscuro

—Manuel, hablamos de un contrato de 160 millones de dólares que significa tráfico de influencias, porqué lo hacen a cambio de una comisión. Tu familia puede verse involucrada en acusaciones de corrupción.

—No, no, no. Nosotros no tenemos dinero y no hemos hecho ningún negocio sucio. Mi familia no tiene ni un quinto, que nos busquen.

—Pero sí solicitaron el favor en la Dirección General de Pemex…

—Sí. Ellos lo hicieron por la relación que tienen con los dueños de Oceanografía. Además, se trata de un negocio que la operación del buque significa sólo 60 millones de dólares, así que hay utilidades por 100 millones (de dólares).

—Es mucho dinero…

—Sí, y no hay nada ilícito.

—Es tráfico de influencias. Pero además te acusan de introducir mercancías de contrabando al país…

—No, no, de eso no haya nada, yo no tengo nada que ver con aduanas ni con Gil Díaz. No es mi amigo. Eso no es cierto, son difamaciones. Que nos busquen y no van a encontrar nada.

—¿Dices que no tienen dinero, que tu familia no tiene recursos?

—No tenemos nada. El hecho de que mi mamá y el Presidente vivan en Los Pinos, no ha significado para nosotros tener dinero…

Manuel Bribiesca durante su nombramiento como presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) de León. Foto: @VaniaJaramilloS/Zona Franca

—No tendría por qué…

—Bueno, como sabes, quitaron la partida secreta, ya no dan esos recursos, por eso no tenemos dinero. El Presidente Fox se ha opuesto a que nos acerquemos a Los Pinos. Tenemos prohibido hacer cualquier negocio que se relacione a la Presidencia de la República, pero tenemos que ganarnos la vida, y no porque mi mamá viva con el Presidente nosotros vamos a dejar de trabajar.

—¿Trabajar. Tú hiciste negocios en Pemex?

—No, nada tengo que ver allí, los que llamaron fueron mi hermano (Jorge) y mi tío (Guillermo). También a mí se me acusaba de tener negocios con Carlos Ahumada, pero eso no es cierto. Un día él me invitó a ver un partido de fútbol, de su equipo León, y yo asistí al palco y allí platicamos brevemente y nos tomaron fotos, pero nunca tuve una relación con él, ni hice negocios.

—¿Y las acusaciones de corrupción en tu contra…?

—Son falsas totalmente. Pero si quieres saber de corrupción, de verdadera corrupción, debes investigar a Ramón Muñoz, lo que hace en Los Pinos. A Francisco Gil, en Hacienda…

—¿Qué han hecho?

—Después hablamos de eso, por ahora te digo que no tengo nada ver con las acusaciones que me hacen. Sobre todo no tengo negocio alguno de qué avergonzarme.

—¿Y Gil Díaz?

—Sólo te digo algo, investiga los depósitos multimillonarios que ha hecho en China.

Fuente: SinEmbargo

Comments are closed.