Divulgan en España imágenes de Lozoya esposado (VIDEO)

0

Custodiado por dos policías españoles, con las manos esposadas atrás de la espalda; y vestido con playera, pantalón y chaleco de color oscuro, así luce Emilio Lozoya Austin, ex director general de Petróleos Mexicanos (Pemex) en las primeras imágenes difundidas sobre el momento de su detención en Málaga, España.

En un video de la Policía Nacional del Ministerio del Interior de España, se observa a la patrulla en la que era trasladado el ex funcionario mexicano. Al fondo, suenan las sirenas. Una vez que el vehículo ingresa a las instalaciones de las autoridades locales, se estaciona y de él desciende el hombre de 45 años.

Ahí lo esperan dos uniformados, quienes lo toman de los brazos y lo acompañan al interior del lugar, por donde camina unos segundos. En otro corte, Lozoya Austin aparece ya sin esposas. Sus brazos permanecen a los costados de su cuerpo y siguen sostenidos por los oficiales. Caminan, continúan su recorrido y cruzan varias puertas hasta que llegan a unas escaleras. Los tres comienzan a bajar al final de la grabación.

Fuentes jurídicas informaron a EFE que el detenido comparecerá ante el Juez Ismael Moreno, de la Audiencia Nacional, quien le tomará declaración por la reclamación pendiente de su país.

Lozoya, sobre el que existe una orden de busca y captura desde mayo de 2019 por su presunta implicación en la trama de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, se escondía en una urbanización de Málaga (sur), donde fue localizado por la policía española.

En julio del pasado año se detuvo a su madre en Alemania acusada de lavado de dinero.

La Policía Nacional española informó en un comunicado de que el fraude lo habría cometido entre 2012 y 2013 como presunto responsable de un “entramado de corrupción”.

Emilio Lozoya comparecerá mañana ante un Juez por la reclamación de las autoridades mexicanas, que lo buscan por un fraude calculado en 280 millones de dólares.

A partir de la orden de busca y captura dictada en mayo del pasado año, los investigadores españoles obtuvieron indicios de su presencia en distintas localidades españolas, pero, según la misma fuente, su “alto poder adquisitivo y sus lazos internacionales complicaban su localización”.

Finalmente, tras nueve meses de investigaciones, las pesquisas llevaron a la Policía hasta Málaga, donde fue detenido en los alrededores de una urbanización por agentes del Grupo de Localización de Fugitivos Internacionales y agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO).

Fuente: SinEmbargo

Comments are closed.