Diputados aprueban la Reforma Educativa de AMLO

0

La Cámara de Diputados aprobó esta madrugada la reforma educativa que deroga la que impulsó el expresidente Enrique Peña Nieto.

Luego de más de seis horas de debate y al grito de ¡”ya cayó”!, ¡”ya cayó”!, ¡”la reforma ya cayó”!, la mayoría de Morena y sus aliados PES y PT, más el PRI, MC, PRD, PVEM y los experredistas de la llamada bancada independiente sacaron adelante la nueva reforma educativa.

En lo general, el dictamen se aprobó con 381 votos a favor de Morena, PRI, PAN, PRD, PVEM, PES, PT, MC y los legisladores sin partido. Hubo 79 votos en contra y 2 abstenciones.

Votaron en contra el PAN, ocho legisladores de Morena, uno del PRI y otro del PT.

Aprobada en San Lázaro, ahora la iniciativa se turna al Senado.

Con ello se obtuvo el requisito de que, al ser reforma a la Constitución, se requería del voto de las dos terceras partes de los diputados presentes.

Según Morena y sus aliados, con esta nueva reforma el Estado mantiene la rectoría de la educación, “terminando con la injerencia de organismos ajenos a los intereses nacionales”.

Al argumentar su voto en contra, el PAN subrayó que mantener el artículo 16 transitorio en la reforma es abrir la puerta para la venta de plazas y manejo de la nómina por parte de grupos ajenos al Estado.

En su oportunidad, el coordinador de los diputados del PAN, Juan Carlos Romero Hicks, manifestó que la reforma a los artículos 3, 31

El citado artículo transitorio establece que se garantizan los derechos laborales de los maestros, tomando como base el artículo 123, apartado B de la Constitución, en lo concerniente a las fracciones VII y VIII.

Dichas fracciones dejan en claro que los trabajadores gozarán de derechos de “escalafón” para el otorgamiento de ascensos “en función de los conocimientos, aptitudes y antigüedad”.

Delgado reconoció a los coordinadores de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), René Juárez Cisneros; Movimiento Ciudadano (MC), Tonatiuh Bravo; de la Revolución Democrática (PRD), Verónica Juárez Piña; del Verde Ecologista de México (PVEM), Arturo Escobar; del PT, Reginaldo Sandoval, y de Encuentro Social (PES), Olga Juliana Elizondo, porque con esta reforma apuntó, abren una nueva oportunidad a los niños y jóvenes.

Lamentó que el panista Juan Carlos Romero Hick no los acompañara con su firma, pero la reforma, dijo, lleva su huella, ya que gracias al coordinador del blanquiazul se regresó la autonomía a las universidades.

Al sustentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Educación, Adela Piña Bernal, aseguró que “se abroga la reforma constitucional de 2013 (de Enrique Peña Nieto), la Ley General del Servicio Profesional docente y la Ley del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE), “con todos sus efectos que tanto dañaron”.

Además, abundó,” pone al Estado como el ente responsable de garantizar los derechos de sus ciudadanos, y mantiene la rectoría sobre la educación, terminando con la injerencia de organismos ajenos a los intereses nacionales”.

Piña Bernal puso énfasis en que la reforma elimina las evaluaciones punitivas, y añadió: “Nunca más una evaluación ligada a la permanencia en el empleo. Ahora se proponen evaluaciones de carácter formativo, de un diagnóstico integral para el ingreso y promoción. Se ponderan los conocimientos y experiencia docente, y se eliminan los exámenes estandarizados”.

El INEE, insistió, “se elimina”, pues se convirtió en un organismo persecutor. Ahora, recalcó, será sustituido por el Sistema Nacional de Mejora Continua, que tendrá otro enfoque.

“Por vez primera el Estado reconoce que los planteles educativos son un espacio fundamental para la educación”, abundó, luego de lo cual elevó el tono de voz y lanzó: “De cara a la nación, de ciudadanos y maestros, podemos decir que la reforma del año 2013 ya cayó”.

Fuente: Apro/ La Jornada

Comments are closed.