Diputados aprueban el uso lúdico de la mariguana

0

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general, con 316 votos a favor, 129 en contra y 23 abstenciones, el paquete de reformas y la creación de una nueva ley federal que regulan el consumo de la marihuana en México, su uso con fines de investigación y el aprovechamiento industrial de sus g, y que dota a la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic) del control de este proceso con la emisión de las diferentes licencias.

El dictamen que crea la Ley Federal para la Regulación del Cannabis y modifica la Ley General de Salud y el Código Penal para legalizar el cultivo, la producción, el consumo, la distribución, la industrialización y la venta de la marihuana bajo control federal fue avalado en lo general por el grupo parlamentario de Morena, sus partido aliados y los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano. Una vez que sea aprobado en lo particular será devuelto al Senado debido a que se le realizaron varios cambios a la propuesta que envió esta Cámara en diciembre pasado.

Esta regularización en el consumo de la marihuana obedece a un mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que en 2018 declaró inconstitucionales cinco artículos de la Ley de Salud, por lo que ordenó al Congreso legislar en la materia y permitir el libre desarrollo de la personalidad y la autonomía personal de los usuarios de la cannabis. El Senado tiene hasta el 30 de abril para aceptar o rechazar los cambios hechos por la Cámara revisora.

LA DISCUSIÓN DE LA LEY

Durante la discusión en lo general, legisladores de oposición cuestionaron el contenido de la propuesta e indicaron que no atiende al requerimiento del máximo tribunal de justicia del país. Además cuestionaron que se dote de más funciones a la Conadic y que se contemple la expedición de licencias que beneficiarían a los grandes productores en prejuicio de los pequeños productores.

En los posicionamientos sobre el dictamen, los legisladores de los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y Encuentro SoCIAL (PES) criticaron la propuesta al señalar el supuesto riesgo que habría al legalizar el consumo de la cannabis tanto para los menores de edad —pese a que la legislación sólo permite que mayores de edad puedan consumir esta sustancia, sin afectar a niños— como para los consumidores. Incluso previo a los posicionamientos, el PRI presentó una moción suspensiva por considerar que la discusión del dictamen era una simulación. No obstante, el recurso fue desechado por la mayoría de votos.

En contra parte, integrantes de Morena y de los partidos del Trabajo (PT) del Verde Ecologista de México (PVEM) respaldaron el paquete de reformas. En cuanto al PRD y a Movimiento Ciudadano cuestionaron el que se otorguen más funciones a la Conadic, que se mantenga el enfoque prohibicionista y el que se contemplen licencias integrales que beneficiarían a los grandes productores, pese a ello respaldaron la propuesta.

Cynthia Iliana López Castro, Diputada del PRI, protesta en contra de la aprobación de la Ley Federal para la Regulación del Cannabis, mostrando dos bolsas de “porros” simulados. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro.

El principal componente de este paquete de reformas es la regulación del consumo y aprovechamiento de la marihuana. Para ello se prevé la creación de Ley Federal para la Regulación del Cannabis, la cual a su vez contiene un aparato normativo para almacenar, aprovechar, comercializar, consumir, cosechar, cultivar, distribuir, empaquetar, etiquetar, exportar, importar, investigar, patrocinar, plantar o portar, tener o poseer; preparar, producir, promover, publicitar, sembrar, transformar, transportar, suministrar, vender, y adquirir bajo cualquier título, cannabis.

Con estos cambios se permite, por ejemplo, que una persona mayor de 18 años porte hasta 28 gramos de marihuana, uno de los  puntos que fueron cuestionados por la oposición, que señaló que se mantendría el carácter punitivo en la ley.

En caso de que una persona sobrepase esta posesión, y siempre y cuando no se rebasen los 200 gramos de cannabis, será remitida a la autoridad administrativa competente, de conformidad con lo que establezca la Ley de Cultura Cívica en la Ciudad de México o su homóloga en las entidades federativas. En su caso, la sanción será una multa de entre 60 a 120 veces el valor diario de la UMA. No obstante, se prevén penas de prisión de hasta 15 años por portar más de 300 gramos.

Fuente: SinEmbargo

Comments are closed.