Dictaminan fallas técnicas y negligencia en helicopterazo de los Moreno Valle

0

La caída del helicóptero en el que fallecieron la gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso,  su esposo, el senador Rafael Moreno Valle, y tres persona más el 24 de diciembre de 2018 se debió a una falla técnica producto del mantenimiento inadecuado de la aeronave, confirmó el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú.

En la conferencia de prensa presidencia en Palacio nacional, el funcionario explicó

“¿Cuál es la causa probable del accidente? Es la pérdida de control del helicóptero debido a un alabeo repentino hacia la izquierda, que no fue recuperado por el piloto al mando provocando que el helicóptero se invirtiera en vuelo e impactara con esa configuración contra el terreno”.

Refirió que, según la investigación, los actuadores lineales de alabeo del sistema de estabilidad número dos ya había sido reparado y se tenía conocimiento previo que presentaba fallas. Y añadió que no hay evidencia de mal funcionamiento de los componentes esenciales del helicóptero, y tampoco hay evidencias de un posible sabotaje.

Jiménez Espriú dio a conocer el informe final de las causas del accidente, en el que participaron expertos extranjeros y empresas involucradas en la manufactura de la aeronave.

El funcionario añadió que también se detectó falta de supervisión de la Dirección General de Aeronáutica Civil.

El pasado 52 de octubre, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó que la causa del accidente en el que perecieron la Gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, y el Senador Rafael Moreno Valle se sabría en 60 días.

La determinación se tomó ante la falta de los estudios realizados a los actuadores lineas electromecánicos del Sistema de Aumento de Estabilidad 1 y 2; así como la elaboración del informe preliminar y su evaluación por parte de los organismos especializados en aviación.

Sin embargo, la SCT liberó un adelanto de la investigación en la que hace un recuento de los procesos de mantenimiento de la aeronave, la bitácora de vuelo, la preparación del piloto y copiloto; además de una reseña del accidente y del estado de las partes del helicóptero tras el impacto.

En lo respectivo al vuelo, el informe detalla que el helicóptero XA-BON partió del Aeropuerto de Puebla a las 13:34:12 horas del 24 de diciembre. Y que pese a anunciar un aterrizaje en un helipuerto, conocido como “Triángulo”, se estacionan en el patio de una casa.

El helicóptero despegó a las 14:34:17 horas. Al comunicarse con la torre de control, señaló que había salido “del Triángulo”; al piloto se le solicitó una corrección en el vuelo, a fin de ajustar las coordenadas; pero la aeronavane no respondió hasta las 14:35:16 horas.

El piloto solicitó la corrección altimétrica. A las 14:39:29, la torre de control volvió a abrir la comunicación, pero el helicóptero ya no respondió, a ninguno de los nuevos intentos posteriores.

 Tras ello, la torre de control informó de la posible caída de la aeronave, por lo que tres naves aéreas salieron en busca del helicóptero, mismo que fue ubicado en un campo ubicado en Santa María Coronando, Puebla.

Posteriormente, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) informó que no se había encontrado rastros de algún explosivo o sustancias ajenas al combustible, en los restos de la aeronave.

El informe detalló que el Manuel de la aeronave estipulaba la necesidad de dos pilotos para operar el helicóptero, hecho que fue desatendido por la tripulación.

A la par, testigos detallaron que la aeronave comenzó a “viborear”, por lo que gro sobre su eje longitudinal y se impactó de manera invertida, y de nariz, sobre el terreno.

Fuente: Proceso/ SinEmbargo

Comments are closed.