Detienen a Cárdenas Palomino, brazo derecho de García Luna

0

Luis Cárdenas Palomino, extitular de la División de Seguridad Regional de la Policía Federal y extitular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), está acusado de tortura. En el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa se le consideraba, como al mismo García Luna, un “súper policía”. Se le imputa el delito de tortura en contra de Mario Vallarta Cisneros, hermano de Israel Vallarta, así como de Sergio Cortés Vallarta y Eduardo Estrada Granados, todos detenidos durante el montaje difundido en el noticiero de Carlos Loret de Mola, en contra de presuntos integrantes de una banda de secuestradores, entre ellos Florence Cassez.

El ex director de Seguridad Federal de la Policía Federal, Luis Cárdenas Palomino, fue detenido este lunes en Naucalpan, Estado de México, según confirmó la Fiscalía General de la República (FGR).

En su cuenta de Twitter, la dependencia publicó un mensaje donde señala que “este día se cumplimentó orden de aprehensión por el delito de tortura en contra de Luis ‘C’, en el Estado de México”.

Se trata de uno de los principales colaboradores del ex titular del ex secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, hoy preso en los Estados Unidos, acusado de tener vínculos con organizaciones del crimen organizado.

Cárdenas Palomino, así como Ramón Pequeño García, otro ex mando de la Policía Federal, son también coacusados de García Luna en el mismo proceso, en una corte federal de Nueva York.

La aprehensión fue ejecutada con el apoyo de elementos de la Secretaría de Marina, la Comisión Nacional Antisecuestros y el Centro Nacional de Inteligencia, en acatamiento de una orden librada desde el 24 de septiembre del año pasado por el juzgado decimosegundo de distrito de procesos penales federales, encabezado por Guillermo Francisco Urbina Tanús.

El operativo de captura se realizó en el domicilio del ex servidor público, sin necesidad de que las fuerzas del orden efectuaran ningún disparo.

Al ex mando policiaco se le imputa el delito de tortura en contra de Mario Vallarta Cisneros, hermano de Israel Vallarta, así como de Sergio Cortés Vallarta y Eduardo Estrada Granados, todos detenidos durante el montaje difundido en el noticiero de Carlos Loret de Mola, en contra de presuntos integrantes de una banda de secuestradores, entre ellos Florence Cassez.

El juez Urbina Tanús autorizó la aprehensión de Cárdenas Palomino por considerar que hay suficientes elementos para sostener que como mando superior autorizó que a los detenidos se les aplicaran toques eléctricos y se les asfixiara con bolsas de plástico con el fin de que se declararan culpables.

La orden de aprehensión también incluye a una docena de ex agentes entre ellos Maricela García Toledo, María Soledad Bonilla Tlaseca, Rafael Mayorga Amador y Ricardo Cuatzo Lozano.

Cárdenas Palomino también es mencionado en el caso de compras fraudulentas en la Policía Federal. Junto con la orden de aprehensión librada en su contra el año pasado, también se autorizó la medida de congelar sus cuentas en los bancos Banamex, Santander y Banco Azteca.

En 2019 Luis Cárdenas Palomino apareció en el directorio de Adamantium Private Security Services, una filial de Grupo Salinas, empresa dedicada a la seguridad privada.

Un oficial condecorado

En marzo de 2001 fue reconocido por el Buró Federal de Investigación (FBI) de Estados Unidos; ganó el Premio Innova 2005 por la implementación de Tecnología de Punta para la identificación y desarticulación de bandas delictivas; fue condecorado con el Orden del Mérito Policial del Gobierno Español y la Medalla al Valor, otorgada por primera vez por el Presidente Felipe Calderón en agosto del 2009. En noviembre del 2010, la Comunidad de Policías de América lo consideró el Mejor Policía de México.

Pero, de acuerdo con distintos testimonios, era un torturador. El mismo García Luna, su superior con Felipe Calderón, está vinculado con el Cártel de Sinaloa y con el tráfico de drogas, de acuerdo con las autoridades de Estados Unidos. Se encuentra detenido en Nueva York y se encuentra bajo proceso judicial.

El 30 de julio de 2020, autoridades federales de Estados Unidos que llevan la causa contra el exsecretario García Luna acusaron formalmente de narcotraficantes a dos exfuncionarios mexicanos: Cárdenas Palomino y Ramón Eduardo Pequeño García, exjefe de la División de Inteligencia de la Policía Federal.

Los fiscales que llevan el caso de García Luna dicen que ambos individuos brindaron protección al Cártel de Sinaloa, que comandaron Ismael “El Mayo” Zambada y Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera. El Departamento de Justicia dice que tanto Pequeño García como Cárdenas Palomino “aceptaron millones en sobornos para proteger al Cártel de Sinaloa”.

“Ambos hombres eran socios cercanos de García Luna y pasaron gran parte de sus carreras en los servicios federales de seguridad persiguiendo ostensiblemente a los mismos traficantes a los que se les acusa de ayudar”, citó entonces Alan Feuer, quien cubre juzgados para The New York Times.

Los tres hombres estuvieron implicados en el asesinato de un informante colombiano de la DEA hace más de una década, de acuerdo con el testimonio de un ‘renegado’ del cártel, de acuerdo con las autoridades de Estados Unidos. El informante estaba dando datos a las autoridades de allá sobre los envíos de cocaína controlados por Arturo Beltrán Leyva, el antiguo socio de Guzmán en Sinaloa.

El testigo sería Sergio Villarreal Barragán, quien dice que García Luna recibió el nombre del informante de un oficial corrupto de la policía de Bogotá. “Pequeño y Palomino ayudaron a darle el nombre a Beltrán Leyva. El informante fue secuestrado y torturado y después de confesar que trabajaba para la DEA, fue asesinado”, citó entonces el periodista desde Brooklyn.

Cárdenas Palomino es identificado como como uno de los responsables de armar el montaje en el caso Florence Cassez e Israel Vallarta. Cárdenas fue de los señalados en la declaración de “La Barbie” junto con García Luna, pero no había sido procesado. De acuerdo con información en su perfil de LinkedIn, desde el 2013 dirige una empresa de seguridad privada y guardias. En diciembre de 2019 la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ordenó congelar sus cuentas.

Pequeño García, el otro personaje señalado por autoridades federales de Estados Unidos, fue el titular de la División Antidrogas en el periodo de García Luna. En ese cargo estaba al mando del monitoreo de las cámaras de seguridad de los Centros Penitenciarios de Máxima Seguridad a Plataforma México, cuando Joaquín “El Chapo” Guzmán se fugó del penal del Altiplano I, ubicado en Almoloya de Juárez, Estado de México.

En julio de 2015, Ramón Pequeño fue destituido de su cargo tras la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán. En julio de 2015, Pequeño García fue cesado de su cargo por instrucción del entonces Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Fuente: La Jornada/ SinEmbargo

Comments are closed.