Designan a Felipe Fuentes como presidente interino del TEPJF

0

Los magistrados de la Sala Superior extendieron este interinato hasta el 1 de septiembre, como recomendó el ministro presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar, para darle una “salida institucional” a la crisis al interior del Tribunal Electoral.

Ciudad de México, 10 de agosto (SinEmbargo).– Los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) eligieron la madrugada de este martes al Magistrado Felipe Alfredo Fuentes Barrera como presidente interino, luego de las renuncias de José Luis Vargas Valdez y Reyes Rodríguez Mondragón.

En sesión privada, las magistradas y los magistrados que integran el Pleno de la Sala Superior aprobaron los siguientes puntos:

1. Tener por presentadas las renuncias de ambos magistrados.

2. Nombrar al magistrado Felipe Alfredo Fuentes Barrera como presidente, por ministerio de ley, de la Sala Superior del TEPJF hasta el 1 de septiembre, con el fin de privilegiar la continuidad a los trabajos jurisdiccionales relacionados con las impugnaciones derivadas del proceso electoral 2020-2021.

Además, los magistrados del Tribunal Electoral detallaron que el 1 de septiembre emitirán la convocatoria para designar una nueva titularidad en la Presidencia de la Sala Superior del TEPJF.

“Con estas decisiones, las magistradas y los magistrados electorales refrendan su compromiso institucional ante los mexicanos para fortalecer su sistema democrático”, señalaron en un comunicado.

Y es que el martes, en cuestión de horas, los magistrados José Luis Vargas Valdez y Reyes Rodríguez Mondragón presentaron su renuncia a la presidencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, la cual disputaban y que generó una crisis la semana pasada al interior del órgano.

“Asumí esta posición en un momento inédito para la historia de México y de todo el mundo: la contingencia sanitaria ocasionada por la COVID-19, que impidió que la Presidencia desempeñara sus tareas en el entorno de normalidad que era familiar para todos nosotros, incluyendo la lamentable pérdida de algunos compañeros. La atención a esta coyuntura tan particular demandó medidas extraordinarias para seguir impartiendo justicia de forma ininterrumpida y a distancia, sin poner en riesgo la salud de ciudadanos y servidores públicos”, dijo en un comunicado Vargas Valdez.

“Reconozco que la decisión de designarme como Presidente de este Tribunal -si bien, mayoritaria- fue tomada en ausencia de dos magistraturas que integran el pleno de este tribunal –el Magistrado Vargas y la magistrada Soto-”, explicó Rodríguez Mondragón por su parte en su renuncia.

“Un órgano jurisdiccional colegiado debe cuidar siempre que en sus decisión participen todos sus integrantes. Pero, además, es una regla clave en democracia que los procesos legitiman el resultado. Y eso se requiere en la elección de un nuevo presidente o presidenta del Tribunal Electoral”, añadió Rodríguez Mondragón.

La semana pasada, cinco de los siete magistrados exigió revisar durante una sesión pública de la Sala Superior la actuación de su entonces presidente, Vargas Valdez, quien se encuentra bajo investigación por supuesto enriquecimiento ilícito por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda.

Vargas Valdez calificó la situación como un “golpe de estado” y suspendió la sesión. Los cinco magistrados “rebeldes” la reanudaron sin la presencia de su presidente ni de la Magistrada Mónica Soto. Ahí, asumió la Magistrada Janine Otálora como interina, pero en la reunión votaron como nuevo presidente a Reyes Rodríguez Mondragón.

El caso escaló hasta la Suprema Corte, ante quien Vargas Valdez interpuso una impugnación. Sin embargo, Arturo Zaldívar, presidente del máximo Tribunal del país, rechazó que tuviera facultades para intervenir en el Tribunal Electoral, pero aceptó ser interlocutor para resolver la crisis.

Luego de reunirse con el grupo de magistrados “rebeldes” y de hacer lo propio con Vargas Valdez y Mónica Soto, Zaldívar aseguró que la presidencia del segundo no podía continuar, al haber un rechazo claro de una gran parte de la Sala Superior, y sugirió una presidencia interina mientras se desahogaba por canales institucionales la sucesión en el Tribunal Electoral.

Al parecer, los magistrados, tanto “rebeldes” como Vargas Valdez, han aceptado la recomendación. Tendrán poco más de tres semanas para construir los acuerdos necesarios al interior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y así elegir a un nuevo presidente.

Fuente: SinEmbargo

Comments are closed.