Departamento de Estado publica fotografía inédita de “El Chapito”

0

Joaquín Guzmán López, hijo de “El Chapo” Guzmán, supervisa 11 laboratorios de metanfetamina del Cártel de Sinaloa y, junto a su hermano Ovidio, la vende al por mayor a distribuidores de Estados Unidos y Canadá.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos difundió una nueva fotografía de Joaquín Guzmán López, mejor conocido como “El Chapito”, hijo del fundador del Cártel de Sinaloa (CDS), Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

Las autoridades estadounidenses también confirmaron la recompensa de cinco millones de dólares a quien proporcione información que contribuya a su captura.

De acuerdo con la ficha publicada, “El Chapito” también responde a los alias del “Güero”, “Moreno” o “Güero Moreno”; nació el 16 de julio de 1986 y se desconoce si tiene tatuajes, cicatrices o marcas.

LA IMPORTANCIA DE “LOS CHAPITOS” EN EL CÁRTEL DE SINALOA

Según los reportes del Departamento de Estado, Joaquín Guzmán López, de 35 años, y su hermano, Ovidio Guzmán López, de 38, a quienes apodan “Los Chapitos”, también formaron su propia organización criminal transnacional “Guzmán-López”, bajo la protección del Cártel de Sinaloa.

“Los Chapitos” heredaron las relaciones de su hermano fallecido Edgar Guzmán López y comenzaron a invertirgrandes cantidades de efectivo en la compra de mariguana en México, cocaína en Colombia y grandes cantidades de efedrina de Argentina, luego experimentaron con la producción de metanfetamina.

“Los Chapitos” supervisan aproximadamente once narcolaboratorios en el estado de Sinaloa, en la costa Pacífico de México. Ahí producen entre tres mil y cinco mil libras de metanfetamina por mes. La droga se vende al por mayor a otros miembros del Cártel de Sinaloa, así como a distribuidores de Estados Unidos y Canadá.

“El 2 de abril de 2018, ambos hermanos Guzmán López fueron acusados ​​formalmente por un Jurado Federal en el Distrito de Columbia y acusados ​​de un cargo de 21 USC, Secciones 959(a), 960 y 963 (conspiración para distribuir mariguana)”.

“Si tiene información y se encuentra fuera de los Estados Unidos, comuníquese con la Embajada o el Consulado de los Estados Unidos más cercano o CONTACTE a Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) AL +1-520-335-7315 o por correo electrónico a GUZMANsons-Tips@ice. dhs.gov”, se lee en el comunicado oficial.

Mientras que si se encuentra en los Estados Unidos, recomendó ponerse en contacto con la oficina local de HSI más cercana a su ciudad.

“TODAS LAS IDENTIDADES SE MANTIENEN ESTRICTAMENTE CONFIDENCIALES”, subrayó el Departamento de Estado

Por último, recordó que los funcionarios y empleados del Gobierno no son elegibles para las recompensas.

LAS RECOMPENSAS POR LOS HIJOS DE “EL CHAPO”

Apenas el 15 de diciembre pasado, el Gobierno de Estados Unidos, encabezado por Joe Biden, ofreció una recompensa de cinco millones de dólares por información que conduzca al arresto y condena de Ovidio Guzmán López, Iván Archivaldo Guzmán Salazar, Jesús Alfredo Guzmán Salazar y Joaquín Guzmán López.

El Departamento de Estado del país vecino informó que los cuatro son miembros de alto rango del Cártel de Sinaloa y que cada uno está sujeto a una acusación federal por su participación en el tráfico ilícito de drogas. En total, las autoridades estadounidenses dan 20 millones de dólares por los descendientes de Guzmán Loera: cinco millones por cada uno.

Al otro día, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, abordó el tema en su conferencia de prensa matutina. En ese espacio, habló sobre el motivo de las recompensas: “Hay una preocupación del Gobierno de Estados Unidos porque han perdido la vida muchos estadounidenses, más de 100 mil, por el consumo de estas drogas que son muy peligrosas. Y por eso tomaron esta decisión. No ha habido más que eso”.

Por otra parte, sostuvo que Joe Biden no ha hablado con él del tema y señaló que en su Gobierno ya “no se permite” que agentes extranjeros “intervengan” en operativos. Aun así, reconoció que Estados Unidos “tiene su derecho de actuar”.

Y así lo ha hecho. Claro ejemplo de ello es el caso de “El Chapo”, quien considerado el rey de las drogas por Estados Unidos, fue declarado culpable de narcotráfico el 12 de febrero de 2019, esto luego de dirigir al poderoso Cártel de Sinaloa durante 25 años.

En tres meses, con al menos 40 sesiones judiciales, más de una docena de sus antiguos socios, empleados y colaboradores delataron su extensa red de operaciones, su carácter despiadado y cómo diversas autoridades fueron pieza clave y jugaron un papel relevante en su carrera, ascenso y expansión del Cártel de Sinaloa.

Fuente: LaOpinión/EFE/SinEmbargo

Comments are closed.