Declaran área natural protegida al Lago de Texcoco

0

El gobierno federal declaró hoy área natural protegida al Lago de Texcoco, con una superficie total de 14 mil hectáreas, donde el sexenio pasado se pretendía construir un aeropuerto. Con esa declaratoria el país suma 184 áreas de ese tipo, informó la secretaría de Medio Ambiente, María Luisa Albores.

El lago artificial Nabor Carrillo fue parte del proyecto original del Plan Lago de Texcoco y tenía como finalidad la recuperación ambiental de la zona, sin embargo, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México aseguró que no podía permitirse ningún cuerpo de agua permanente en los alrededores de lo que sería el nuevo aeropuerto, por lo que el Nabor Carrillo se convertiría en una laguna reguladora, es decir, estaría completamente seco por temporadas y sólo se inundaría en época de lluvias.

Vista del Lago Nabor Carrillo y sus alrededores, el cual comenzó a ser secado como parte de la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México. Foto: Isaac Esquivel, Cuartoscuro

Durante la conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, señaló que se trata del vaso regulador de agua más grande del Valle de México y, en su favor, “no estuvieron los seudoambientalistas” sino el Frente en Defensa de los Pueblos de la Tierra.

Frente al presidente Andrés Manuel López Obrador, la funcionaria recordó que la primera consulta popular al respecto fue en octubre de 2018 donde ganó la opción #Yo prefiero El Lago.

Esta “Área de Protección de Recursos Naturales”, ubicada en el Estado de México, abarca los municipios Atenco, Texcoco, Nezahualcóyotl, Chimalhuacán y Ecatepec, así como once núcleos agrarios.

El decreto fue publicado hoy 22 de marzo en el Diario Oficial de la Federación, justo en el Día Mundial del Agua, por su importancia hídrica para la Zona Metropolitana del Valle de México.

El terreno y el proyecto

De las 14 mil hectáreas, casi once mil son zona federal, dos mil 971 de núcleos agrarios (tenencia y ejidal) y el resto de otros tipos como propiedad privada.

La importancia ambiental de la zona es su capacidad reguladora hídrica (evita inundaciones) para el Valle de México, en donde viven más de 15 millones de habitantes; sus suelos son únicos por la salinidad y alcalinidad extrema que le confieren características particulares en el mundo.

“El desarrollo de infraestructura en este sitio es imposible o con altos costos de mantenimiento por ser muy corrosivo”, señaló Albores.

El Lago de Texcoco es además regulador climático. “Combatirá y reducirá las partículas contaminantes y regula temperatura”.

En cuanto a diversidad, el objetivo es cuidar más de 678 especies de flora y fauna e inducirla como refugio para las aves acuáticas migratorias y de identidad biocultural por el manejo y uso de alga espirulina, ahuautle, tequesquite y protección del ajolote, entre otros.

En el ámbito histórico cultural, la secretaria mencionó que el Lago de Texcoco está presente en nuestro escudo nacional donde reposa el águila en el nopal.

El Teocalli de la Guerra Sagrada es una escultura realizada en basalto durante el gobierno de Moctezuma (1507 d. C.) y representa la fundación de México-Tenochtitlan.

Luego expuso las actividades que estarán permitidas y aquellas prohibidas.

“Quisieron secar nuestro símbolo nacional, pero los inundó la esperanza. Tenemos otra vez el Lago”, señaló Albores.

Enseguida Iñaki Echeverría, responsable del proyecto Parque Ecológico Lago de Texcoco, reportó los avances de este plan.

La inversión programada es de cuatro mil 566 millones de pesos y se prevé concluir las obras hacia finales de 2023; al momento el avance es de 25 por ciento de los objetivos entre los que se encuentra un deportivo, centro de visitantes, vivero, accesos y vialidades, lago Nabor Carrillo, Ciénega de San Juan, acciones en la Cuenca Superior y en las Lagunas Xalapango y Texcoco Norte.

Fuente: La Jornada

Comments are closed.