De la cima de Silicon Valley, a juicio por fraude

0

La tecnología de Theranos prometía que, con sólo una gota de sangre, su prueba de Edison detectaba enfermedades como el cáncer y la diabetes rápidamente. Multimillonarios como Henry Kissinger, Rupert Murdoch y hasta el empresario mexicano Carlos Slim invirtieron en la firma para darse cuenta más tarde que la “ciencia de Holmes” era un completo fraude.

Reporte de SinEmbargo

En 2003, a sus 19 años de edad, Elizabeth Holmes impresionó a Silicon Valley al presentar su propia empresa biotecnológica. Incluso fue nombrada como “la próxima Steve Jobs”. Pero hoy el panorama es muy diferente para la estadounidense, pues podría pasar 20 años en prisión por un fraude gigante a inversionistas.

Holmes fundó su empresa biotecnología llamada Theranos, con la que impulsó una tecnología que –en teoría– ella misma había desarrollado y que prometía realizar cientos de análisis clínicos a partir de una sola gota de sangre.

Ahora, 18 años después, Holmes enfrenta un total de 12 cargos -dos cargos de conspiración para cometer fraude electrónico y 10 cargos de fraude electrónico- por presuntamente participar en un plan de fraude multimillonario junto con su exnovio y también exdirector de operaciones de su empresa, Ramesh “Sunny” Balwani.

A ambos exempresarios se les acusa de engañar a inversionistas, médicos y pacientes entre 2010 a 2016. Aunque sus juicios se están llevando por separado, Holmes y Balwani se han declarado inocentes.

El juicio federal contra la “exestrella de Silicon Valley” iniciaría en California en julio de 2020, pero fue aplazado debido a la pandemia y por el embarazo de Holmes, por ello, apenas el pasado 31 de agosto arrancó el proceso con la interrogación de 200 miembros del jurado. Se prevé que el juicio dure alrededor de tres a cuatro meses en total.

Si bien anteriormente la defensa de Holmes sugirió que argumentarían “enfermedad mental”, ahora parecen estar dispuestos a “señalar con el dedo a Balwani, a quien Holmes planea acusar de abuso psicológico, emocional y sexual, según un expediente judicial revelado el sábado cuyo contenido Balwani ya niega ‘rotundamente”.

Los fiscales que llevan el caso han presentado una lista de testigos propuesta de casi 280 personas, incluidos algunos de los asociados de Holmes y “personalidades de la orbita Theranos como el magnate de los medios Rupert Murdoch y el exsecretario de Estado Henry Kissinger, así como unos 11 pacientes que dicen que se vieron afectados por los resultados inexactos de las pruebas de la empresa”, según Forbes.

La entonces joven (hace 18 años) inició su empresa luego de abandonar la Universidad de Stanford. Después Theranos fue valuada en 9 mil millones de dólares ya que supuestamente “provocó una revolución en el diagnóstico de enfermedades”.

The Wall Street Journal publicó en 2016 un informe en el que se alegaba que la compañía era, en efecto, una farsa, pues su tecnología era defectuosa y que la mayoría de los análisis de sangre que hizo los administró utilizando equipos de la competencia.

El artículo del diario estadounidense cimbró a todo Silicon Valley, donde Holmes se había convertido en una figura casi universalmente elogiada. Entonces, la empresaria permaneció en gran parte escondida en una sala de conferencias, rodeada por su círculo íntimo. La demanda se presentó formalmente en 2018.

Fuente: SinEmbargo

Comments are closed.