Compran 3 buques de gas licuado para paliar apagones

0

El presidente Andrés Manuel López Obrador expuso hoy que, para resolver la emergencia en el sistema eléctrico nacional, aumentarán la producción de plantas de combustóleo y carbón, además de que ya se compraron tres barcos con gas natural para abastecer termoeléctricas y el primero de ellos ha llegado. Dijo que entre el jueves y el fin de semana se normalizará el abasto de energía por lo que en estos días se van a mantener los cortes en el suministro, de manera rotativa, en diferentes regiones del país. Y reiteró que el problema es por la emergencia en Texas por las heladas: “es grave la situación que tienen en Texas”

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha conseguido traer a México un buque cargado con Gas Natural licuado para que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) pueda generar energía eléctrica.

La noticia fue dada a conocer por la secretaria de Energía, Rocío Nahle, quien explicó que 450 millones de pies cúbicos de gas natural ya están inyectándose al Sistema de Transporte y Almacenamiento Nacional Integrado de Gas Natural (Sistrangas) para ser llevado a las plantas de la CFE.

“Ya se inyectó gas a través de Manzanillo, llegó un barco de gas natural licuado que se inyectó en el Sistema de Transporte y Almacenamiento Nacional Integrado de Gas Natural (Sistrangas), para llevarlo a unas plantas de las CFE”, señaló Nahle.

https://twitter.com/CFEmx/status/1362118671452176384

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó por la mañana de este miércoles que se compraron tres barcos de gas licuado y no descartó adquirir más para que puedan trabajar las plantas eléctricas afectadas por la falta de combustible, importado desde Estados Unidos, lo que tiene hasta el momento a 89 mil 183 usuarios sin luz en Chihuahua y Tamaulipas.

“Ya estamos comprando gas licuado. Se han comprado ya tres barcos de gas licuado. Se van a comprar posiblemente más. Se están echando a andar todas las plantas para ir resolviendo el problema”, aseguró en su conferencia de prensa matutina.

Desde Palacio Nacional, el mandatario mexicano insistió en que el problema de la escasez de gas “se debe fundamentalmente a las heladas, a la situación del mal tiempo en el norte, principalmente en Texas, donde se generó esta situación”.

“Hay una crisis por las tormentas de nieve en el norte. Entonces esto afectó la producción y la distribución del gas. Las plantas de generación de energía eléctrica operan con gas. Se suspendió el suministro de gas porque han declarado emergencia en Texas. O sea, está grave la situación en Texas”, afirmó.

López Obrador explicó que para enfrentar el problema en el país se están echando a andar plantas que no requieren gas, es decir, con combustóleo y carbón. También destacó que “se está llevando a cabo toda una planeación para que la gente no se quede sin energía eléctrica de manera permanente, sino que se pueda organizar el que haya apagones periódicos, temporales, de 30 minutos”.

“Tenemos desde luego la mayor presión en el tiempo pico que es cuando más energía se consume, de 6 de la tarde a 10 de la noche. Ahí es donde tenemos que llevar a cabo una mejor planeación para que se organicen estos apagones periódicos. Todo esto se hace porque hay un sistema, el Cenace [Centro Nacional de Control de Energía], que está atendiendo esta situación”, detalló.

El Jefe del Ejecutivo federal subrayó que “no hay ninguna represalia de que no nos entregan gas porque no nos ven con buenos ojos. No. Es que es grave la situación que hay en Texas. No tienen gas y el gas que hay aumentó mucho de precio. Esperamos que lo más pronto posible se normalice la situación en México y se restablezca el servicio. Están trabajando en eso. Va depender del estado del tiempo, de que podamos echar a andar más plantas”.

El presidente también fue cuestionado sobre las condiciones del desabasto de gas, en el sentido de haberse suspendido el suministro o se canceló la compra por un incremento en el precio del gas:

“Es que se canceló el suministro. Es que no hay gas. No tienen gas en Texas. No solo aumentó el precio, sino escaseó el gas porque se afectaron los campos de producción y las instalaciones se congelaron. Tienen una crisis, declararon emergencia en Texas. Y tienen también apagones.

“Nosotros tenemos más posibilidad de salir adelante aun no teniendo ese suministro porque tenemos otras plantas que no requieren de gas”.

Combustóleo y carbón a falta de gas

López Obrador dijo que se activaron las plantas carboeléctricas en el norte de Coahuila, así como la central de Petacalco, generadora de electricidad a base de combustóleo y de carbón.

“Lo del combustóleo y el carbón nos ayuda. Ya están empezando a operar”.

En la exposición respecto a las condiciones, añadió:

“Ya se estaba previendo esta situación, por eso se decidió desde hace una semana entregar combustóleo de Pemex a la CFE y entregarlo a precio bajo. Y se planteó poner en operación todas las plantas de la carbonífera que estaban paradas, tuvimos el problema de que se congelaron y hubo que esperar, pero ya se está generando energía y esto va a ayudar a que no nos falte la energía eléctrica”.

La exposición respecto al sistema eléctrico fue larga en la conferencia de prensa matutina, principalmente por las referencias históricas, los señalamientos a los gobiernos “neoliberales”, acentuando la privatización de la CFE en servicios hasta en un 50% de sus operaciones.

Hizo también un repaso de las empresas, principalmente españolas, que obtuvieron contratos leoninos en los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, mencionó a Iberdrola, Repsol y OHL.

“Esto es… necesitamos ser autosifcientes. Y estar preparados para cualquier emergencia. Yo les hablaba ayer de que durante muchos años no se puso en práctica ningún plan para extraer gas, tenemos gas en el país, pero no les importó porque el negocio al que realmente se dedicaban era robar, el negocio era comprar el gas, porque en la compra del gas iba el moche”.

Entre sus diferentes alusiones, mencionó cómo es que el sexenio pasado se privilegió la importación de gas texano y luego añadió:

“Viene ahora esta crisis, aumenta el precio del gas, tenemos que tomar decisiones. Afortunadamente se había decidido no seguir cerrando plantas de la CFE porque el plan de estos tecnócratas era desaparecer plantas, que se convirtieran en chatarra, para que todo el mercado de la industria eléctrica le quedara a particulares, por eso esta crisis no nos agarra en estado de indefensión”.

Al respecto, añadió que las plantas de la CFE cuya producción había bajado fueron objeto de mantenimiento pues se destinó presupuesto para eso, finalizando el tema señalando corrupción de particulares que hoy están enojados con su gobierno y a quienes dijo, “ya no es como antes, ya no mandan ellos, ahora manda el pueblo”.

Fuente: SinEmbargo/ Apro

 

 

Comments are closed.