Australia da la bienvenida al Año Nuevo

0

Sidney exhibió espectaculares fuegos artificiales sobre la Ópera y el Puente Harbour.

El Año Nuevo comienza a asomar en el mundo. A pesar de los casos de coronavirus en aumento, algunos lugares siguen avanzando con sus planes de eventos, incluida Sídney, la primera ciudad importante en marcar el comienzo del Año Nuevo, que exhibió espectaculares fuegos artificiales sobre la Ópera y el Puente Harbour.

También Nueva Zelanda ya lo recibió. Aunque, debido a la pandemia, la celebración se dio en medio de limitaciones y los espectaculares fuegos artificiales característicos del festejo no fueron protagonistas en esta ocasión.

 

El avance de Ómicron es crudo y que los fuegos artificiales se limitaran no es una novedad: como sucedió allí, este tipo de festejos más moderados se replicará en países como Australia, Portugal y hasta en Brasil, donde en las playas de Reveillón es una tradición ver el show de luces en el mar y esta vez no será posible.

Por ejemplo, si bien Nueva York sí hará el espectacular recibimiento de año en el Times Square, la cantidad de personas estará restringida a 15mil personas, un cuarto del total. Muchos de los eventos masivos para recibir el año nuevo fueron cancelados o con entradas limitadas únicamente a quienes estuvieran vacunados y con barbijo obligatorio.

Los ciudadanos de la nación insular de Kiribati, en el Pacífico Sur, fueron los primeros en recibir el 2022, seguidos de los habitantes de Tokelau, perteneciente a Nueva Zelanda, y Samoa.

Los más de 110 mil habitantes de Kiribati entraron en el 1 de enero a las 10.00 GMT del 31 de diciembre y las doce campanadas del Nuevo Año prosiguen en Tokelao, Samoa y otras naciones del Pacifico.

Estas naciones insulares llegan al 2022 menos afectadas por la pandemia de la COVID-19 que otros países gracias a su situación geográfica, aunque la crisis climática y al subida del nivel del mar son peligros que amenazan su supervivencia.

Auckland es la primera gran ciudad del mundo en recibir el Año Nuevo, a las 11.00 GMT del 31 de diciembre, aunque este año se han cancelado las celebraciones masivas y los fuegos artificiales debido a la pandemia.

En muchos lugares los planes para celebrar la Nochevieja se vieron silenciados o cancelados por segundo año consecutivo debido al repunte de los casos de coronavirus, esta vez impulsado por la variante ómicron, más contagiosa.

Fuente: C5N.com/ SinEmbargo

Comments are closed.