ASF detecta “desfalco” por 3 mil 213 millones en el NAIM en 2017

0

De las tres entregas de la Cuenta Pública de 2017, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) figura encargada de la construcción de la obra, se concluyó que la deuda contratada para su edificación ascendió a 6 mil millones de dólares y en las cuatro auditorías de obra se determinaron deficiencias tanto en la planeación y elaboración de proyectos ejecutivos, como en la ejecución y supervisión de obras y servicios, por un total observado de 3 mil 212.9 millones de pesos. Sólo han sido recuperados 26.4 millones de pesos.

Sólo de esta última entrega, la revisión con más irregularidades fue la de la construcción de la Barda Perimetral que se hizo bajo un convenio de colaboración entre el GACM y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Por Daniela Barragán/ SinEmbargo

La tercera y última entrega de la Cuenta Pública de 2017, elaborada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), arrojó más irregularidades en la construcción del hoy extinto Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

De acuerdo con las cinco auditorías hechas a diversas obras referentes a la Fase 1, se encontró un posible desfalco al erario por 328 millones 125 mil 425 pesos.

A manera de resumen, el nuevo titular de la ASF, David Colmenares Páramo dijo en la Cámara de Diputados que la valoración realizada por la Auditoría mostró que “no existió una visión integral del proyecto, lo que incidió en deficiencias y limitaciones para la coordinación entre dependencias y entidades, y entre los tres órdenes de gobierno involucrados. Tal carencia provocó incumplimientos y riesgos en el desarrollo regional, social, económico y ambiental”.

De las tres entregas de la Cuenta Pública de 2017, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) figura encargada de la construcción de la obra, se concluyó que la deuda contratada para su construcción ascendió a 6 mil millones de dólares y en las cuatro auditorías de obra se determinaron deficiencias tanto en la planeación y elaboración de proyectos ejecutivos, como en la ejecución y supervisión de obras y servicios, por un total observado de 3 mil 212.9 millones de pesos. Sólo han sido recuperados 26.4 millones de pesos.

Sólo de esta última entrega, la revisión con más irregularidades fue la de la construcción de la Barda Perimetral que se hizo bajo un convenio de colaboración entre el GACM y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Federico Patiño Márquez, director general del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de Mexico, ofreció conferencia de prensa para ofrecer su postura sobre la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco. Foto: Isaac Esquivel, Cuartoscuro

Se encontró que la Sedena se ahorró en la obra de la barda, pero cobró al GACM lo pactado; el GACM no verificó las ofertas de otros proveedores que pudieron ser más baratas y optó por pagar el precio de la Sedena que le ofreció precios superiores a los del mercado; el GACM le pagó dos finiquitos por obra que aún no terminaba y la Sedena cobró finiquitos que no hizo.

En total de las observaciones se provocó un posible daño al erario federal por 135 millones 678 mil 427 pesos, de los que sólo se recuperaron tras la revisión 17 millones 771 mil 730 pesos.

Le siguió el posible desfalco por 86 millones 957 mil 298 pesos de la “Limpieza, Nivelación e Instrumentación Geotécnica de la Pista 6 y Pavimentos para la Conservación de Caminos Provisionales Primarios y Secundarios Existentes y Bordos de Canales, Drenes y de Lagunas de Regulación”.

Sólo de esta última entrega, la revisión con más irregularidades fue la de la construcción de la Barda Perimetral que se hizo bajo un convenio de colaboración entre el GACM y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro

¿EN QUÉ GASTÓ MAL EL GACM?

Como parte de la Fase 1, se llevaron a cabo los trabajos de construcción del proyecto integral de la barda y camino perimetral, alumbrado, servicios inducidos y casetas de acceso para el Nuevo Aeropuerto. Ese proyecto estuvo en manos de la Sedena mediante un convenio de colaboración con el GACM.

En la Auditoría sobre la Construcción de la Barda se detectó un daño al erario por 38 millones 098 mil 914 pesos por pagos realizados sin que el GACM se cerciorara de que las cotizaciones presentadas acreditaran que el costo propuesto por la Sedena estuviera dentro de los valores de mercado, ya que en obras similares en donde se ejecutaron conceptos iguales se encuentran costos de hasta 200.97 pesos por metro cuadrado inferior al ofertado. Es decir, sobrecosto de parte de Sedena y aceptación de parte del ACM.

En total de las observaciones se provocó un posible daño al erario federal por 135 millones 678 mil 427 pesos, de los que sólo se recuperaron tras la revisión 17 millones 771 mil 730 pesos. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro

Además no se recibió respuesta de la Gerencia de Análisis de Costos del GACM, ya que fue una de las áreas responsables en la revisión de los precios no considerados en el catálogo original de acuerdo con las funciones establecidas en el Manual de Organización vigente a esa fecha.

Otro desfalco, por la misma razón, fue por 21 millones 999 mil 251 pesos por concepto de los pagos realizados en el trazo y nivelación, terraplén con tezontle y sub-base 60 centímetros. El GACM no verificó los precios del mercado con los ofrecidos por la Sedena.

De acuerdo con la ASF, no se proporcionó información y documentación que acredite que el costo propuesto por la Sedena estuviera dentro de los valores de mercado.

También se detectó un daño al erario por 3 millones 733 mil 996 pesos por pagos realizados en la “elaboración y colocación de base nanosílica con base hidráulica recuperada, incluye todo lo necesario para su completa ejecución”, sin considerar que existieron diferencias de volúmenes entre lo comprobado y lo cuantificado por la ASF, o sea, que se compró más y se construyó menos.

Esa cantidad se compuso por 1 millón 189 mil 497 pesos por diferencias entre los volúmenes pagados y los ejecutados en los conceptos relativos al suministro y colocación de tezontle y la conformación de terrazas y 6 millones 413 mil 189 pesos por diferencias entre los volúmenes pagados y los ejecutados en el concepto de construcción de caminos provisionales con tezontle. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro

La causa en la que se amparó el GACM fue por cambios al proyecto original “ocasionadas por problemas sociales con el municipio de San Mateo Atenco”. Ante eso el GACM ordenó a la Sedena no continuar con el trazo original del proyecto y recorrer hacia el interior del polígono las pavimentaciones

Otro caso idéntico ocasionó la posible pérdida de 1 millón 242 mil 383 pesos.

El Diputado Jorge Gaviño y recién comisionado especial para el Desarrollo Aeroportuario Integral, en compañía de Raúl González Apaolaza, directivo corporativo de infraestructura del NAIM, realizó una visita a las instalaciones de la construcción del Nuevo Aeropuerto. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro

El GACM no pudo verificar que el cambio en el procedimiento de fabricación y colocación de un elemento “prefabricado”, que era una pieza para la barda, no significaba un incremento en el costo respecto a los precios unitarios originales, porque dicho cambio le representó a la Sedena ahorros en tiempo, personal en obra y cimbra común y no se modificaron las especificaciones ni las cantidades de concreto, acero y cimbra y lo único que cambió fue su modulación, porque ni las condiciones por metro lineal variaron.

Ahí el daño al erario fue de 40 millones 701 mil 315 pesos sólo por no verificar.

Se le suma uno más por 1 millón 804 mil 526 pesos por la misma razón pero un cambio en el procedimiento constructivo de colado en sitio al de colocación de un elemento prefabricado. Ahí también la Sedena se ahorró.

Los dos últimos fueron por 9 millones 610 mil pesos por pagos realizados en finiquito y complemento de finiquito sin que se efectuara la recepción parcial de los trabajos. Es decir, Sedena seguía siendo responsable de los trabajadores y por 666 mil 528 pesos de montos que debieron cancelarse (finiquitos, por actividades que no se realizaron).

También se auditó la “Instalación y Medición de la Instrumentación Geotécnica en la Precarga de las Pistas 2 y 3; Exploración Geotécnica, Muestreo y Sistemas de Medición en las Aeropistas, Calles de Rodaje, Caminos Internos, Pista 6 y Edificación y Estudios y Proyecto del Sistema de Drenaje Pluvial”.

El grupo acudió para informarse sobre los avances de la obra. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro

La primera observación fue por 2 millones 905 mil 398 pesos porque la Comisión Federal de Electricidad no incluyó mediciones efectuadas de junio a septiembre de 2016, aún cuando el contrato se formalizó el 15 de octubre de 2016; otro por 352 mil 319 pesos por pagos a un trabajo que no correspondió con lo que se había pedido y 16 millones 049 mil 294 pesos por pagos previos, porque en la integración del precio se consideraron cantidades, insumos y rendimientos que no corresponden con el trabajo realizado.

En la revisión de “Limpieza, Nivelación e Instrumentación Geotécnica de la Pista 6 y Pavimentos para la Conservación de Caminos Provisionales Primarios y Secundarios Existentes y Bordos de Canales, Drenes y de Lagunas de Regulación”, la ASF hizo sólo una observación.

Vista aérea de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México. Foto: Isaac Esquivel, Cuartoscuro

Esto fue por sobrecostos en limpieza y deshierbe del terreno, extracción, carga y acarreo fuera del polígono y tezontle para primera capa, debido a que la entidad fiscalizada no se cercioró de que los costos propuestos por la Sedena, de nueva cuenta, estuvieran dentro de los valores de mercado.

El daño al erario fue por 86 millones 828 mil 024 pesos. En cuanto a los “Trabajos Preliminares Consistentes en: Carga, Acarreo y Descarga Fuera del Polígono de Material Existente Producto del Depósito de Demoliciones, Desperdicios y Desazolve; y Drenaje Pluvial Temporal” el daño total al erario fue por 7 millones 602 mil 686 mil pesos.

Esa cantidad se compuso por 1 millón 189 mil 497 pesos por diferencias entre los volúmenes pagados y los ejecutados en los conceptos relativos al suministro y colocación de tezontle y la conformación de terrazas y 6 millones 413 mil 189 pesos por diferencias entre los volúmenes pagados y los ejecutados en el concepto de construcción de caminos provisionales con tezontle.

Finalmente, en la revisión de “Trabajos Relativos a los Pilotes para la Torre de Control, Edificio Terminal y el Centro de Transporte Terrestre Intermodal del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México”, resultó un desfalco por 78 millones 580 mil 002 pesos.

74 millones 496 mil fueron por el incremento en la producción de pilotes, porque dichos insumos ya se habían solicitado desde las bases y porque otros se duplicaron con los incluidos en los precios de concurso y luego 4 millones 083 mil pesos por la integración de seis precios unitarios no considerados en el catálogo original que provocaron que se fijaran incorrectamente las cantidades de perforación y de zuncho.

Fuente: SinEmbargo

Comentarios