AMLO mantiene una ventaja estable y muy amplia: 47% por 30 de Anaya

0

El candidato de Morena cierra este periodo con 47.3 por ciento en las preferencias electorales, de acuerdo con el consolidado que realiza Bloomberg. Ricardo Anaya tiene 29.8 por ciento, mientras que el oficialista José Antonio Meade cierra esta etapa de la campaña como un distante tercer lugar, con 17.2 por ciento.

Bloomberg reseña el enfrentamiento de López Obrador con un grupo de líderes empresariales y advierte: “Esta [la de 2018]es una confrontación más abierta, y tal vez visceral, que la que vimos en 2006, pero en cuanto su impacto en la intención de voto es difícil ver cómo puede cambiar las tendencias en la campaña actual”.

Reporte especial de SinEmbargo

Cuando faltan 50 días para el cierre de las campañas electorales y 55 días para la votación, el candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) mantiene una fuerte distancia de 17 puntos porcentuales sobre su más cercano contrincante, y 30 sobre el tercer lugar.

Andrés Manuel López Obrador tiene 47.3 puntos del voto efectivo, de acuerdo con el Barómetro Electoral de Bloomberg en su corte al 2 de mayo pasado, que ya refleja las encuestas de Reforma, Parametría y Consulta Mitofsky.

Ricardo Anaya Cortés, de los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y de Movimiento Ciudadano (MC) tiene 29.8 por ciento de las preferencias, mientras que el oficialista José Antonio Meade cierra esta etapa de la campaña como un distante tercer lugar, con 17.2 por ciento.

Margarita Zavala y Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” están apenas en un 3.1 y 2.3 por ciento de la intención de voto y con una tendencia que los aleja dramáticamente de la posibilidad de entrar a la competencia.

Desde el pasado 16 de abril, AMLO mantiene una posición cómoda y muy estable. Ese día, cuando Bloomberg hizo corte, tenía los 47.3 puntos porcentuales que tiene hoy, casi 20 días después. El pasado 30 de abril, el candidato de Morena alcanzó un 48 por ciento, que es su máximo histórico en esta elección. Y de esos rangos no se ha movido mucho.

Ricardo Anaya ha tenido sacudidas más pronunciadas. El 28 de abril tuvo su peor cifra del año, con 23.1 por ciento de las preferencias. Luego tuvo una fuerte recuperación el 5 de abril hasta 30.2 por ciento, que fue cuando el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Meade, empezó un declive que poco a poco lo aleja de la posibilidad de ser Presidente de México.

Desde el 18 de marzo, Meade Kuribreña va cayendo. En la medición de Bloomberg de ese día logró pasar a Anaya, pero casi de inmediato empezó a descender hasta los niveles que tiene hoy.

Margarita Zavala, esposa del ex Presidente Felipe Calderón, tuvo un pico el 28 de marzo hasta alcanzar los 11 puntos porcentuales. Pero no lo disfrutó mucho. Empezó a caer. Y Rodríguez Calderón, quien aparecerá el la boleta por decisión del Tribunal Electoral y a pesar de la cantidad de irregularidades que sumó durante la recolección de firmas, simplemente no ha pintado en toda la contienda.

Bloomberg reseña, en una nota al pie de su encuesta, el enfrentamiento de López Obrador con un grupo de líderes empresariales, muchos de los cuales se han opuesto a su proyecto desde 2006, como Claudio X González.

Pero advierte: “Esta [la de 2018]es una confrontación más abierta, y tal vez visceral, que la que vimos en 2006, pero en cuanto su impacto en la intención de voto es difícil ver cómo puede cambiar las tendencias en la campaña actual”.

AMLO NIEGA QUERER CALLAR A LOS DEL CCE

Los empresarios que viven a las costillas de los mexicanos, financian la guerra sucia y se hacen las víctimas son “cajamanes”, señaló el día de ayer Andrés Manuel López Obrador, de Morena.

“¿Cómo los voy a querer callar? Ni modo que sean menores de edad, niños inocentes, obedientes, sumisos. ¡No! Son camajanes [persona floja que se las ingenia para vivir a costa de los demás]. Ellos se van a estar tirando al suelo, ¿no? Que son muy humilditos y que los quiero callar ¡qué barbaridad, este Andrés Manuel tan regañón que los quiere callar!”, dijo López Obrador desde San Luis Potosí.

“Yo no voy a callar a nadie, yo voy a ser respetuoso del derecho a disentir, soy demócrata, y estoy a favor de las libertades; lo que yo quiero es que este asunto se debata, que no se mantenga en secreto. Y, si los empresarios se reunieron para oponerse al cambio, que salgan a dar la cara”, señaló.

El Consejo Mexicano de Negocios condenó el 3 de mayo los “ataques personales” y las “descalificaciones infundadas” del candidato puntero en las encuestas, quien acusó a varios empresarios de cabildear en favor del panista Ricardo Anaya Cortés.

El abanderado de los partidos Morena, PT y PES insistió en que ese grupo de empresarios le ha hecho mucho daño al país.

“Ellos son responsables de la tragedia nacional, en buena medida es el grupo que se opone a que haya un cambio en México porque les ha ido muy bien a ellos, por eso no quieren que haya un cambio. No quieren dejar de robar, no quieren perder el privilegio de mandar”, explicó a los representantes de los medios reunidos en la 59 Semana Nacional de la Radio y Televisión.

López Obrador reiteró que ese grupo de empresarios tiene confiscadas las instituciones y secuestrado al Gobierno.

“Soy respetuoso de las ideas pero estamos en un proceso electoral. Ellos están haciendo política; están con los candidatos”, refirió.

Fuente: SinEmbargo

Comentarios