Adiós Formato 21 y Radio Red; más despidos de periodistas

0

Por Gabriel Sosa Plata

Los cambios en la radio continúan. Ahora tocó el turno a Formato 21 y Radio Red AM y FM, emisoras de Grupo Radio Centro (GRC) en las que hubo una apuesta por las noticias y los programas de análisis, de orientación y de contenidos culturales, y que marcaron una época importante en la historia de la radio en la Ciudad de México.

Su salida del aire tomó por sorpresa a las audiencias, después de tantos años de sintonía. Los radioescuchas están muy molestos porque hubo poca o nula información sobre las razones que llevaron a la familia Aguirre a tomar una decisión así.

Con el “apagón” salen del aire contenidos sobre cultura, arte, ciencia, orientación y análisis, que no encontramos en la mayoría de las radiodifusoras comerciales capitalinas y que por lo mismo eran muy escuchados, sobre todo por adultos y adultos mayores.

En el caso de Radio Red FM, un total de 34 programas dejarán de transmitirse. Fuentes de la emisora informan que serán liquidadas alrededor de 100 personas, entre comentaristas y personal de producción. Los conductores también se van, pero sin liquidación, a pesar de dedicar al grupo más de 20 años de trabajo.

Este recorte se suma al de cientos de colegas que se han quedado sin trabajo en otros medios de comunicación y en las oficinas de comunicación social del Gobierno.

Hoy por la tarde, se distribuyó un video de una reunión entre trabajadores despedidos y directivos de GRC. En la grabación aparece la periodista Talina Fernández solicitando a sus compañeros acudir a los medios de comunicación para denunciar lo que sucede en GRC. Además de Talina, dejan sus espacios Giuseppe Amara, María Elena Micher, Ramón Pieza, Alberto Barranco, Luis Manuel Guerra, Román Ruíz, José María Álvarez, Sergio Berlioz, Verónica Medina, Mario Méndez, Paco Prieto, entre otros.

La nueva Radio Red FM transmite ahora música pop, reggaetón y de catálogo “dirigida a chavos de 14 a 35 años, 70% mujeres y 30% hombres”, según el portal de GRC.

El pasado viernes 18, el periodista Jesús Martín Mendoza, conductor del noticiario vespertino en Radio Red AM, informó que a partir de las nueve de la noche de ese día, la estación, que transmitía en la frecuencia 1110 KHz, en conjunto con noticiarios de Formato 21, saldría del aire. Y así ocurrió. Precisó que la interrupción de transmisiones será temporal, por un tiempo de tres a cuatro meses, y que esto se debe a un problema técnico. La estación, dijo, “necesita migrar la antena transmisora y el transmisor del 1110 de Amplitud Modulada”.

También informó que los programas y el noticiario que él conduce se transmitirían este lunes, vía streaming, en el sitio en internet de la estación y en la aplicación de Grupo Radio Centro, pero hasta ayer por la tarde eso no había ocurrido, lo que generó más reclamos de radioescuchas a través de Facebook. “Nos sentimos engañados”, fue uno de los mensajes posteados en la red social.

Estos movimientos de GRC y de otros grupos radiofónicos han generado interpretaciones diversas. Por una parte, se habla de que la empresa realiza una reestructura para disminuir los gastos y mantener, por lo menos, los ingresos del año anterior. La información bursátil más reciente de la compañía revela que efectivamente los números no son tan favorables como quisieran sus accionistas.

Durante el tercer trimestre de 2018, los ingresos fueron de 375.2 millones de pesos y en el mismo periodo del 2017 ascendieron a 434.2 millones de pesos, lo que trajo un decremento de 13.6 por ciento entre un año y el otro. La utilidad neta fue 20.3 millones de pesos en dicho periodo de 2018, pero en 2017 fue de 78.8 millones de pesos, lo que marca una diferencia muy importante. Los gastos para obtener la concesión del canal de televisión y su lanzamiento es otro factor que ha dañado la situación financiera del grupo.

La otra visión que se tiene es que estos cambios son producto de la censura o autocensura. Sobre el tema escribimos en Sin Embargo el pasado 11 de diciembre. En aquella colaboración, afirmé que el contexto político favorece la transformación de la radio, en la que se está en posibilidades de ejercer una mayor libertad de expresión, con periodistas cercanos o alejados y críticos de López Obrador o del presidencialismo. También he comentado que, hasta ahora, no hay una denuncia pública de algún periodista o empresario de los medios que haya sido presionado para despedir a periodistas incómodos o modificar su línea editorial.

En su intervención del pasado viernes, Jesús Martín Mendoza dijo que la salida del aire de Radio Red AM es una medida “que nada tiene que ver con la censura… con una petición de un tercero distinto a este servidor y a Grupo Radio Centro, en absoluto”. Agregó: “Con base en la charla que sostuve con la dirección general de esta empresa son decisiones propias, únicas, exclusivas de Grupo Radio Centro para ir mejorando los servicios para usted”.

Es importante recordar que el cierre de la frecuencia 1110 KHz se suma a la salida del aire, en mayo de 2017, de otras frecuencias de GRC: 790 KHz, 1030 KHz y 1150 KHz, que antes eran Formato 21, Radio Centro y El Fonógrafo, respectivamente. El problema técnico de estas emisoras, como se aprecia, no se resolvió en pocos meses, como se dijo en aquella ocasión.

LA ESTACIÓN DE NOTICIAS

Días antes, el 14 de enero, Formato 21 también salió del aire mientras se concretaban los movimientos que se hicieron en Radio Centro 97.7 y en Radio Red AM y FM, donde también tendrían cabida los noticiarios de Juan Francisco Castañeda y Jesús Martín Mendoza.

Así, de un plumazo, después de más de un cuarto de siglo, terminó la historia de una emisora emblemática, fundada en 1993 para transmitir noticias las 24 horas del día los siete días de la semana. Una radiodifusora útil, a la que se podía acudir en cualquier momento para informarse de los hechos más destacados en materia informativa.

La desaparición de Formato 21 deja un vacío en la radio capitalina. No hay una radiodifusora con un formato similar, de noticias breves y comentarios sin interrupción. Para una ciudad como la nuestra, es una pérdida importante, porque Internet y las redes sociales no sustituyen la relevancia de la radio como medio de información y orientación en situaciones de emergencia o desastres.

La emisora deja también un legado sonoro. Miles de horas de noticias en torno de los cambios políticos, sociales, económicos y culturales que ha vivido nuestro país. Esperemos que los directivos de GRC hayan preservado las voces de los protagonistas más importantes de la historia reciente y compartir sus archivos sonoros a la Fonoteca Nacional para ponerlos a disposición de la comunidad académica y del público en general.

Reporteros y personal de redacción trabajan ya para la nueva Radio Centro 97.7, pero el destino de conductores de Formato 21 también es incierto. Que uno de los grupos más influyentes de la radio mexicana viva esta dolorosa reestructuración no es poca cosa. La radio comercial no está en sus mejores días.

@telecomymedios

Fuente: SinEmbargo

Comentarios